La Nación
ECONOMÍA

1.036 productores del Huila vinculados al plan ‘Coseche y venda a la fija’

1.036 productores del Huila vinculados al plan 'Coseche y venda a la fija' 1 11 agosto, 2020

El Ministro de Agricultura y Desarrollo, Andrés Valencia  lanzó hace un año la estrategia ‘Coseche y venda a la fija’ con el objetivo de crear acuerdos comerciales entre compradores formales (como agroindustrias, almacenes de cadena o restaurantes) y los productores agropecuarios, definiendo términos específicos para la producción y el abastecimiento de los productos del agro, previendo el suministro a futuro, con características de venta y compra determinadas antes de iniciar el cultivo o producción pecuaria. Es decir, que el campesino antes de cultivar ya tiene vendida su cosecha.

“‘Coseche y venda a la fija’ es la estrategia encaminada a mejorar los ingresos y la calidad de vida de los agricultores colombianos. Con ella avanzamos en la construcción de un campo con mayor equidad”, resaltó el ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón.

Hoy los resultados demuestran el gran avance y los beneficios que ha tenido la estrategia que se ha expandido en 31 departamentos de Colombia y que ya cuenta con 30.000 los productores vinculados y 350 las empresas registradas como compradores.

Aunque los departamentos con mayor número de productores son Tolima, Cauca, Antioquia, Boyacá y Bolívar con 2.059, 1.980, 1959, 1.805 y 1.713 respectivamente; el Huila cuenta también con un amplio número teniendo dentro de la estrategia a 1.036.

Los productos de mayor demanda son la acuicultura y pesca beneficiando a 4.732 productores, mientras que la leche y sus derivados beneficia a 4.446, el café a 3.121, el cacao a 1.933, el caucho a 1.623, el plátano a 1.696, la carne de res en canal a 1.571, el ñame a 1.010, el algodón a 931 y la yuca a 887.

Con la presentación de estos resultados en el municipio de Baranoa, Atlántico, el jefe de la cartera agropecuaria, Valencia Pinzón, aseguró que la proyección será seguir vinculando a muchos más productores y empresas compradoras.

“En 2020 queremos sumar 100.000 y en 2022 llegar a nuestra meta del cuatrienio, que son 300.000 productores, a los que les vamos a garantizar que vendan sus productos con calidad y a buen precio”.

Caso de éxito

Yanubis Gazabón es una maestra con más de 25 años en el ejercicio de la docencia. Desde 2010 se ha dedicado a la agricultura a pequeña escala, inicialmente con hortalizas, luego plátano, posteriormente con cultivos como maíz, arroz, yuca dulce, etc. Desde 2017 comenzó a incursionar con el cultivo de yuca industrial con un área de 2 hectáreas. A la fecha cuenta con 20 hectáreas establecidas en el municipio de La Unión, Sucre. Actualmente, recibe asesoría permanente de su hijo, quién es ingeniero agrónomo con más de 10 años de experiencia.

“Este programa nos beneficia a los productores, primero que todo, por los bajos intereses que pagamos, la tranquilidad de que los productos están 100% vendidos a un proveedor quien es el que realmente está encargado de cancelar el crédito y en el contrato acordamos contó le vamos a vender y a cuánto nos lo van a cancelar por eso se llaman “coseche y venda a la fija”. Lo mejor es que es sin ningún intermediario sino directamente con la empresa compradora”, resaltó la productora Yanubis Gabazón.

Cosecha de oro

Los mejores aliados comerciales, los productores ejemplares, los aliados institucionales, el gremio con más apoyo y el aliado financiero fueron premiados por tener mayor confianza en la estrategia de Coseche y Venda a la Fija.

Carlos Andrés Manrique, productor de café convencional y especial, lleva siete meses inscrito en la estrategia y fue uno de los ganadores. Aseguró que esta estrategia ha sido de gran beneficio porque “es tener la garantía de venta que tiene nuestro producto porque ya se hace la firma de un contrato; es decir que ya voy a la fija sin temer que nadie compre mi producto y eso hace todos los productores nos sintamos tranquilos. De igual manera, hemos logrado tener mejores precios y un mercado asegurado por un amplio lapso de tiempo, es decir ya no pensamos en dos meses sino en un año o incluso más”.

 

Diseño de la estrategia

Para lograr los objetivos de la estrategia se diseñan y ejecutan incentivos financieros y técnicos, enfocados a superar las barreras del mercado que enfrentan los productores y los compradores para realizar transacciones comerciales en forma directa.

Incentivos financieros

Incentivos a los cuales se accede a través de los intermediarios financieros que colocan créditos agropecuarios con las líneas de redescuento de FINAGRO.

Línea Especial de Crédito Agricultura por Contrato

Línea de crédito con la tasa de interés más baja del mercado, subsidiada con recursos del presupuesto del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y con un plazo máximo para el pago del crédito de un (1) año.

Incentivo a la adquisición de seguro agropecuario (ISA)

Subsidio al valor de la póliza del seguro agropecuario. Para el pequeño productor el subsidio inicia en el 70% y alcanza el 90% del valor de la póliza anual, previo cumplimiento de las condiciones específicas definidas por la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario.

Garantías para el acceso a la Línea Especial de Crédito (LEC)

Para el respaldo de los créditos agropecuarios solicitados con la LEC Agricultura por Contrato, los productores pueden presentar a los Intermediarios financieros (bancos y cooperativas) garantías reales, si cuentan con ellas, o hacer uso del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG), el cual cubrirá hasta un 50% del monto del crédito solicitado.

Incentivos técnicos

Generación de espacios de encuentro empresariales – Jornadas de negocios

El Ministerio de Agricultura desarrolla “Jornadas de Negocios de Coseche y Venda a la Fija”, periódicamente en cada departamento, con el apoyo de sus entidades sectoriales, y en coordinación con las Secretarias de Agricultura departamentales. A la fecha se han realizado 39.

 Fomento a la Certificación de Buenas Prácticas Agrícolas (BPA)

La realización de las “Jornadas de Negocios de Coseche y Venda a la Fija” permitió identificar como una de las principales brechas para lograr acuerdos comerciales, entre pequeños productores de fruta y compradores formales, la carencia de predios certificados en BPA.