La Nación
10.000 camellos serán sacrificados en Australia 1 26 septiembre, 2022
ACTUALIDAD

10.000 camellos serán sacrificados en Australia

Por primera vez en la historia de Australia se realizará una eliminación masiva de camellos, debido a la crisis que atraviesa el país por la sequía, los Líderes aborígenes dieron luz verde a esta iniciativa que comenzó este miércoles y terminará en aproximadamente una semana.

La decisión se tomó debido a que los camellos además de que consumen grandes cantidades de agua, están provocando daños en la infraestructura de las comunidades a donde se dirigen los animales en busca de agua, incluso algunas familias han tenido que quedarse encerrados en sus viviendas para evitar poner en peligro su integridad al cruzarse con uno de estos ejemplares.

Adicionalmente, muchos camellos mueren en los ríos o fuentes de agua a causa de la sed, o, de los combates entre ellos y contaminan el líquido, poniendo en riesgo la salud de las comunidades. A esto se suma, el señalamiento de los ambientalistas que culpan a estos animales como los responsables de emitir al menos una tonelada de dióxido de carbono al año. “Un millón de camellos salvajes emitiendo el equivalente a una tonelada de CO2 al año son lo mismo que tener 400.000 coches adicionales en las carreteras”, comentó a The Australian el director general de los especialistas en agricultura del carbono RegenCo, Tim Moore.

Se estima que en Australia a la fecha existen aproximadamente 1.2 millones de camellos salvajes, los cuales ocupan una extensión territorial de 3,3 millones de kilómetros cuadrados y provocan unos daños económicos anuales de unos 6 millones de dólares.

La operación para exterminar a los 10.000 camellos salvajes consiste en utilizar francotiradores profesionales que dispararán desde helicópteros, aprovechando las aglomeraciones en las fuentes de agua para ejecutar más rápido esta medida. “Eso nos brinda una oportunidad para cazarlos cuando están todos juntos, porque normalmente se desplazan por el desierto en manadas más pequeñas. Así que el momento en el que están todos juntos es un bueno para sacrificarlos y extraer algunos de los animales que están destruyendo parte de nuestra vegetación nativa”, afirmó Richard King, gerente de Tierras de la reserva de Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY).