Ante la reducción de trámites, entre los que se encuentran los notariales, según lo ordenó el Gobierno Nacional, se teme en las notarías de Neiva que se reduzcan los ingresos económicos porque varias de las diligencias no se harán, lo que conllevará a que no entren dineros por estos servicios. Ante la reducción de trámites, entre los que se encuentran los notariales, según lo ordenó el Gobierno Nacional, se teme en las notarías de Neiva que se reduzcan los ingresos económicos porque varias de las diligencias no se harán, lo que conllevará a que no entren dineros por estos servicios. Se espera que en el futuro no se despidan trabajadores. LA NACIÓN, NEIVA Los empleados de las cinco notarías de Neiva y los mismo notarios, comenzarán a sacar las cuentas sobre cuánto dinero dejarán de recibir, cuando se suspendan varios trámites que hasta hoy se realizaban en las dependencias. Desde que el Gobierno Nacional determinó que eliminará varios trámites con el fin de agilizar y hacer más funcional el Estado, y la relación de este con el ciudadano, en las notarías calculan los gastos porque son varios miles de pesos que dejarán de ingresar a las cajas, lo que conllevará, según algunos notarios opitas, a tomar decisiones en el futuro como bajar costos de funcionamiento y hasta el despido de trabajadores. Por eso, los notarios de la ciudad esperan la notificación de la Superintendencia de Notariado y Registro que estipule cuáles son los trámites exactos que van a desaparecer y los que quedan. “Lo cierto es que no todos los trámites notariales se van a suspender y los que se suspenden se prestarán si el cliente lo requiere. Nosotros no podemos negarnos a que una persona pida que le autentiquemos un documento así no haya necesidad de hacerlo, porque somos unas oficinas de servicio”, dijo Reinaldo Quintero, notario Segundo de Neiva. Agregó, que no se atrevería a decir que habrá crisis porque muchas autenticaciones no se van a suprimir, razón por la cual es atrevido afirmar que se despedirán personas, “esperamos qué decisión tomará el Gobierno Nacional sobre las diligencias que se retiran, antes no podemos decir nada”. Las cuentas Según los trabajadores de las notarías de la capital huilense, si se suprimen las autenticaciones, las notarías dejarían de percibir cerca de siete millones de pesos al mes. Hoy una autenticación con huella cuesta 3.016 pesos, en promedio al día en una notaría se tramitan 120, es decir, que entran por este concepto a la caja de la entidad diariamente 361.920 pesos, este valor multiplicado por 20 días que son los que trabajan los las dependencias al mes, en total serían 7.238.400 pesos que recibe al mes sólo por autenticaciones. “Si quitan las autenticaciones serán siete millones en promedio que ya no entrarían al presupuesto de las notarías, entonces entre los trabajadores nos entra temor que se tomen medidas, porque las notarías no reciben ayudas de ningún ente”, indicó una trabajadora que realiza las autenticaciones en una notaría de Neiva. Por su parte, Dorian Fernando Vega Ortiz, notario Quinto encargado de Neiva, reiteró que con la supresión de algunos trámites notariales, sí se perjudicará el presupuesto de las oficinas. Vega dijo que a la fecha no hay traumatismos, pero esperan que cada notaría tome medidas adicionales por si se presentan en el futuro falencias económicas en las dependencias. “Si llega una crisis habrá que despedir gente, pero esa sería una medida que esperamos no suceda, hay que esperar el desarrollo de los días, pero tampoco nos podemos quedar quietos ante una eventual situación negativa”, dijo Vega Ortiz. Actualmente, los trámites más solicitados en las cinco notarías son las escrituras públicas, luego las declaraciones extrajuicio, autenticaciones, registros civiles de nacimiento, matrimonios, conciliaciones, divorcios y sucesiones.

Comentarios