Guerrilleros de las Farc hostigaron con ráfagas de fusil desde un cerro, bases móviles de la Policía y el Ejército en el corregimiento de Vegalarga, en el oriente de Neiva. LA NACIÓN, NEIVA Guerrilleros de las Farc hostigaron con ráfagas de fusil desde un cerro, bases móviles de la Policía y el Ejército en el corregimiento de Vegalarga, en el oriente de Neiva. El ataque perpetrado por subversivos del frente 17 ‘Angelino Godoy’, ocurrió hacia las 5:00 p.m. de ayer contra uniformados de la Fuerza Pública ubicados en el centro poblado de Piedra Pintada, distante a 10 minutos del corregimiento. “Se presentaron unos disparos desde la montaña”, dijo el comandante de la Región 2 de la Policía, general José Vicente Segura Alfonso, al manifestar que no hubo personas heridas. Sostuvo que el hostigamiento duró tres minutos. “Los guerrilleros disparan las ráfagas de fusil y se pierden…”. Agregó que los disparos fueron a las bases de la Policía y el Ejército que se encuentran en las afueras del corregimiento. “Como (los guerrilleros) no pueden ingresar al pueblo, disparan desde una loma a las bases para distraer a los uniformados”, señaló el oficial. Los pocos minutos de disparos alertó a los habitantes del centro poblado, que el año pasado fue objeto de carrosbomba.

Comentarios