huilense

Lo que muchos hinchas pedían a gritos: la presencia de jugadores huilenses dentro del Atlético Huila, parece estar dando frutos. A pesar de que muchos siguen inconformes, sin lugar a dudas este es un gran paso. Lo que muchos hinchas pedían a gritos: la presencia de jugadores huilenses dentro del Atlético Huila, parece estar dando frutos. A pesar de que muchos siguen inconformes, sin lugar a dudas este es un gran paso. Este año la institución contará con la presencia de un joven oriundo de Gigante que sueña con hacer parte de la nómina titular dentro del cuadro opita. Vanessa Díaz Piedrahita LA NACIÓN NEIVA Hace 19 años, exactamente el 7 de septiembre de 1992, nació en Gigante (Huila) una de las nuevas promesas del fútbol huilense y esperanza de  los hinchas opitas para este 2012 en el inicio de la Liga y Copa Postobón.  La oportunidad de ver a uno de los talentos del departamento, algo que por mucho tiempo venía pidiendo la afición, parece cumplirse este semestre. Con la llegada de hombres de experiencia como el cartagenero Hugo Soto, el panameño Alejando ‘la bomba’ Vélez o Anthony Tapia a las toldas del elenco bambuquero, el nombre de José David Moya Rojas causa gran curiosidad, pues aparte de ser una joven promesa del balompié, es la única representación que tiene el departamento dentro del equipo de la tierra. huilenseEl hijo de Rodrigo Moya y Bertha Rojas  empezó a jugar fútbol desde los cinco años y como todos, empezó haciéndolo por diversión pero luego al ir creciendo se iba dando  cuenta que era  eso lo que quería y por lo que iba a luchar. El joven defensor central, y quien está adelantando sus estudios de Licenciatura en Educación Física y Recreación en la Universidad Surcolombiana, formará parte de la plantilla deportiva que afrontará el torneo apertura tal como lo ratificó el técnico vallecaucano Néstor Otero. Sus inicios El club ‘El Pibe’ de su municipio, Gigante, lo acogió desde pequeño donde con ansias de alcanzar su sueño de hacer parte del onceno opita empezó a usar sus primeros guayos,  luego de descubrir que el fútbol no era un simple deporte o un pasatiempo, empezó a formar  parte de equipos más organizados en donde participaba en torneos en pueblos cercanos  como Garzón. “Ya cuando va pasando el tiempo uno empieza a ver esto con más seriedad, es así como a los 16 años me doy cuenta que esta es una carrera profesional de la cual puedo vivir, y por eso empiezo a hacer mayores sacrificios”, cuenta. Se trasladó hasta Neiva con el fin de terminar sus estudios secundarios y de paso estar más cerca a la meta que se había trazado. Aún sin descuidar sus estudios, empieza todo un proceso con las inferiores del Club de la mano del técnico Víctor Segundo Quiñones donde jugó en las selecciones Sub 18, Sub 19 y Sub 20. “Del proceso de la Sub 20 se subieron cuatro jugadores de los 25 que estábamos y  esta semana en el arranque de la pretemporada hemos tenido la oportunidad de trabajar con el equipo profesional debido a la confianza que nos ha brindado el cuerpo técnico de cara a los torneos que se vienen”, resalta. Debido al excelente papel que desempeñó con la Sub 20, el presidente  del Atlético Huila, Felio García,  lo llamó con el fin de tener representación de la región dentro del equipo. Por eso, hoy con satisfacción puede ver reflejado todo el esfuerzo al cumplir la pretemporada con el equipo profesional. Pero nada de esto  sería posible si no contara con el apoyo de su familia, con su talento y sobre todo con la vehemencia con la que enfrenta su carrera, que empieza a tejer muy seguramente desde este año a nivel mucho mas exigente y en el equipo de sus amores. El desafío… Indiscutiblemente para el jugador es un gran desafío formar parte del equipo donde es el más joven, el de menos experiencia y el único huilense. Pese a ello,  tiene muy claro su horizonte y sabe que con esfuerzo y dedicación puede volver a poner a soñar a cientos de adolescentes que quizás no se atreven a mostrar su talento por temor o negativismo. Y muy seguramente demostrará que en el Huila hay talento, solo que no tiene la oportunidad de brillar por la indisciplina, la pereza o por falta de oportunidades. “Uno sabe que delante de uno hay jugadores con mucho recorrido, que vienen de equipos grandes, entonces la seriedad en el trabajo, la forma en que uno se cuide y siempre con los pies en la tierra, se le puede dar a uno la oportunidad que tanto busca, y es en ese momento es que uno tiene que hacer las cosas bien para que el profesor tenga confianza en uno”, asegura. El giganteño reconoce que a pesar de que es muy joven, está  viviendo una gran oportunidad que con esfuerzo y dedicación  lo hará merecedor de un puesto dentro de los elegidos por el técnico para jugar tanto la Liga como la Copa. “Se piensa en un futuro cercano hacer parte de la titular, y ese es el objetivo, consolidarse acá, hacer las cosas bien con la institución para poder pensar en pasar a otro club”, dice. Moya agrega que solo piensa en el día que tenga la oportunidad de vestir la camiseta para darlo todo por ella, pues se declara hincha del Atlético Huila a morir. “Soy de esta tierra y que mejor que hacer lo que más me gusta y en donde quiero”. Luz verde de Otero El estratega Néstor Otero  se muestra muy esperanzado con lo que puede llegar a brindarle Moya a la institución, pues fue precisamente él quien analizó a los 25 jugadores que hacían parte de esta categoría para poder contar con los más destacados dentro de la plantilla para este semestre. “Desde el semestre anterior que lo vimos trabajando en la sub 19 en el torneo nacional federativo, nos llamó la atención, así que hablamos con el Presidente para tener la oportunidad de verlo con el equipo profesional. Inclusive el año pasado se tuvo la necesidad de un central en un partido de la Copa Postobón y como el estaba inscrito lo pusimos a jugar y le fue muy bien. Esta vez empieza a jugar con nosotros, tenemos grandes expectativas porque  aparte es un jugador de la región, es un muchacho muy culto que está adelantando sus estudios universitarios así que se espero que su rendimiento sea acorde y que el tenga la posibilidad de jugar con el equipo profesional”, afirma Otero. Sólo falta esperar  que la participación de José David sea  importante dentro de la institución para que logre ganarse la titularidad. Sin embargo, como el mismo futbolista lo afirma, es un proceso que está dispuesto a vivir pues hay jugadores de mayor experiencia que vienen a brindar seguridad en esa zona que le causó muchos dolores de cabeza al equipo el semestre anterior.

Comentarios