Aspiramos que los altos funcionarios del Gobierno Nacional vengan al Huila en cumplimiento de sus políticas de buen gobierno y no solo por la tragedia vivida como laboratorio y centro de operaciones de orden público. Es inconcebible que medio Huila con repercusiones al occidente del país este incomunicado por  más de cinco meses, por la negligencia en la reparación del puente del Colegio sobre el río Magdalena. En la China en la provincia de Hunan  en 15 días construyeron un hotel de 30 pisos; en  Japón  pasados cinco días de la destrucción total de 150 metros de una vía por el tsunami la reconstruyeron en seis días; en Corea renuncia un ministro de obras públicas porque no tomó las medidas preventivas  para evitar la caída de un puente y en Portugal le fue aceptada la renuncia al ministro de Obras  por la caída de un bus  en un puente deteriorado en el río Douro causando la muerte a 70 personas , puente cuya construcción se había autorizado en el año anterior . En el Huila se cerró el puente el Colegio en los primeros días de agosto de 2011, le asignaron  tres mil millones de pesos para repararlo comprometiéndose a dar vía  en 60 días y hasta la fecha la reparación continua inconclusa y el occidente incomunicado. Prometieron $10.000 millones para construir un puente nuevo y  los trabajos no han comenzado. Asoquimbo  solicitó ante la Contraloría General  de la República pronunciarse  sobre la denuncia que el colapso del puente del colegio se debe a la extracción con retroexcavadoras en forma ilegal de materiales del Río para las obras de El Quimbo que  socavaron la  base del estribo produciendo su inclinación y fractura, denuncias que confirmadas conllevarían a Emgesa a responder por la construcción del puente y los daños  a la comunidad. Hasta ahora las promesas del director de Invías se han incumplido y la comunidad indignada  a iniciado una movilización que debe ser apoyada por todos los huilenses hasta que se resuelva en forma definitiva la incomunicación , para lo cual la nueva gobernadora se ha comprometido a liderar el proceso, porque si bien es cierto que la responsabilidad  técnica y presupuestal  es del Gobierno Nacional, la política es también de los gobiernos departamental y municipales  y de la representación parlamentaria que  tiene que hacerse sentir ante el alto gobierno. Como en una aventura, reventamos, estamos que reventamos pero esta vez, mas promesas incumplidas, no nos aguantamos. julioenriqueortiz@yahoo.com

Comentarios