El presidente Santos, acaba de sancionar un decreto que elimina, reforma o racionaliza algunos trámites que deben hacerse en el país, como parte de una estrategia para hacer más amigable la realización de vueltas que nos ponen a dar a los colombianos a diario. Sin duda, este decreto tiene la mejor intención, pero creo que tendrá poco impacto en su aplicabilidad, por que me imagino cada empresa exigiendo sus normas para “garantizar” la legalidad del trámite solicitado. Y solo por traer un ejemplo a colación, me pregunto porque los bancos y muchas otras entidades solicitan la fotocopia de la cedula ampliada mínimo al 150%?, muy a pesar que nuestro documento de identidad tiene un tamaño normal y su impresión es totalmente nítida, que incluso en fotocopia normal se ve perfecta; por supuesto uno no puede negarse a esta solicitud, so pena de no poder hacer la diligencia requerida. Hoy en día, por cualquier retiro que se realice en los bancos, los cajeros exigen poner la huella en el comprobante de retiro, con lo cual queda claro que seguramente las entidades del Estado podrían cambiar sus exigencias, pero nos quedan esas costumbres en un alto porcentaje de las empresas del sector privado. Definitivamente, nuestra vida diaria esta llena de formularios, firmas, huellas y sobre todo fotocopias, muchos de ellos con la misma información que hemos aportado muchas veces y no hemos cambiado, para notificar la modificación. Todo esto esta, como el requerimiento del personal de seguridad de los bancos y cooperativas, de no usar el celular mientras uno esta en el interior de esas entidades y para sorpresa de todos, los ladrones saben quien saca plata, cuando lo hace y para donde va, así, que de que sirve esa restrictiva norma, con el agravante de las largas filas que hay que soportar en los bancos amigos. Bueno, solo queda esperar que quienes diseñan procedimientos al interior de las entidades públicas y privadas, ayuden en la disminución o simplificación de trámites que a diario debemos hacer en desarrollo de nuestra vida diaria, ya que cada diligencia que hacen personas de la tercera edad, pensionados o desplazados parece una escena de sábados felices. También, deben sacar un decreto para limitar la solicitud de útiles inútiles, ahora que inicia la temporada escolar. PD: Pronta respuesta de las empresas publicas. Ya instalaron la tapa de la avenida 8 con carrera 23A. PD: ¿Por qué será que cuando uno llama a la línea 1, 2,3 tiene un alto porcentaje que no le respondan?

Comentarios