En reciente visita al departamento, el director nacional de Invías, Carlos Rosado, hizo el anuncio que el Gobierno Nacional  está  analizando la posibilidad de entregar a los municipios la red terciaria. De inmediato salieron voces que rechazan sin analizar la medida. Hoy la responsabilidad es de la Nación y esporádicamente asigna partidas mínimas para su mantenimiento, siendo las comunidades y los municipios los que con esfuerzos sobre humanos realizan actividades e inversiones que buscan mantener habilitadas y en servicio las vías municipales. Si por el contrario a los municipios se le asignaran los recursos suficientes, acompañado de un conocimiento directo de la situación y las decisiones administrativas justas y eficientes, el mantenimiento de las vías se haría de una manera  más rápida, oportuna y efectiva. ¡Que las entreguen!, pero con recursos y partidas cuyo monto se determine según el kilometraje en cada municipio y se asignen en el presupuesto nacional para cada vigencia.  Que sea ley de la República, ahí tienen la palabra los honorables congresistas, no rechacen la medida, al contrario, reglaméntenla  entendiendo que las vías son  la vida del campo, es  lo que más necesitan nuestros campesinos, son el medio de entrada de los insumos y la salida de lo producido. Es bien difícil lograr desarrollo en el campo sin vías en buenas condiciones. Dotar a los municipios de maquinaria, como mínimo una motoniveladora,  maquina  esencial para la conservación de las vías, y dando  acompañamiento para tecnificar las fincas, lograremos mayor producción y a menor costo, lo que nos haría competitivos ante la entrada en vigencia de los tratados comerciales que ya firmó el Gobierno Nacional. A estas situaciones no hay que temerle, tenemos que  prepararnos para enfrentarlo, este es un  buen reto para las  administraciones actuales, que tienen en la nueva ley de regalías el mejor mecanismo para presentar proyectos ambiciosos y de gran impacto de desarrollo regional. A propósito,   la concesión Neiva-Espinal, mantiene en buen estado   la vía  con dos peajes en lo que al Huila se refiere, parte de los dineros recaudados se reinvierten en su mantenimiento. Caso contrario, e irónicamente podemos decir que nuestra vía Neiva-Florencia, esta concesionada con el Estado, también con dos peajes, la gran diferencia es que los dineros recaudados se van para otras regiones, hay que pensar en esta figura y así tal vez algún día tendremos doble calzada Neiva- Pitalito.

Comentarios