Este año la Superintendencia de Industria y Comercio le otorgaría al Huila la denominación de origen al café producido en el departamento. Este año la Superintendencia de Industria y Comercio le otorgaría al Huila la denominación de origen al café producido en el departamento. ALEJANDRA MONTOYA FALLA LA NACIÓN, NEIVA El café del Huila se encuentra a un paso de posicionarse aún más en el mercado mundial. Héctor Falla Puentes, director ejecutivo del Comité de Cafeteros, confirmó que en las próximas semanas la Federación Nacional de Cafeteros presentará oficialmente el pliego de solicitud a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) para que le sea reconocida la denominación de origen al café cultivado en el Huila, trabajo que se viene adelantando desde hace varios años. Según el ejecutivo, los soportes técnicos y científicos que avalan la Denominación de Origen Regional Café del Huila fueron elaborados por técnicos de Cenicafé, tras una serie de pruebas realizadas en varias zonas cafeteras del Huila, proceso que de culminarse satisfactoriamente le daría un valor agregado al grano cultivado en tierras huilenses. “El tema de Denominación de Origen del Café del Huila va muy bien, la Federación Nacional de Cafeteros ya tiene listo el contenido, está haciendo las gestiones pertinentes para  hacer el registro en la Superintendencia de Industria y Comercio y según la información que tenemos, aspiramos a que este año dicha gestión sea una realidad y podamos empezar a exportar nuestro café con una denominación de origen especial”, indicó Falla Puentes. Qué es la denominación de origen La solicitud de la denominación de origen es un sofisticado instrumento de defensa y posicionamiento del café colombiano y de las regiones productoras del grano, que viene desarrollando con éxito desde hace varios años la Federación de Cafeteros. Las denominaciones de origen son un privilegio del que gozan aquellos productos, por lo general agrícolas, cuyas cualidades y reputación están asociadas a su lugar de procedencia. Los procesos permiten garantizar a los consumidores que compran un producto de alta calidad y por ende, los productores podrían recibir un sobreprecio por comercializar café de excelente calidad. Además de las características únicas derivadas de factores naturales como el clima y los suelos, con la denominación de origen se vinculan íntimamente factores humanos, culturales y de tradición, que como en el caso del Café del Huila, se reflejan en las prácticas de cuido del cultivo, recolección y beneficio. Ventajas El director ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros indicó que con la denominación de origen el café del departamento, podría comercializarse de una mejor forma en el mercado internacional, e incluso permitiría que los compradores mundiales diferencien el café del Huila para fidelizar las ventas. “Indudablemente cuando podemos diferenciar la calidad del producto le genera un valor agregado, pues la no identificación efectiva de nuestro origen hace que muchos comercialicen café como si fueran huilenses, cuando ha sido cultivado en otras regiones del país. Si logramos esto, la gran ventaja es que podemos identificar el ADN de nuestro café y decir éste es efectivamente del Huila”, comentó Héctor Falla. Incluso el ejecutivo destacó que con la denominación de origen  se evitará que comercializadores vendan café de otras zonas del país como si fuera del Huila, casos que incluso ya se han identificado en varias oportunidades. “Sabemos que diferentes actores del mercado venden café como si fuera del Huila cuando no lo es, e incluso mezclan el grano huilense con el de otros orígenes para comercializarlo a un mayor valor y eso es lo que evitaremos una vez la Superintendencia nos de la denominación de origen”, concluyó El proceso Como parte de la iniciativa, a través de la cual se espera darle un valor agregado al café del Huila, se ha adelantado todo un proceso que incluye la toma de muestras de cosechas cafeteras en cada una de las zonas cafeteras del departamento y su posterior identificación, para determinar así lo que podría considerarse el ADN de cada uno de los cafés huilenses. De esta forma, se espera lograr darle mayor reconociendo a los factores naturales y humanos que inciden esencialmente en la calidad del producto cultivado en el Huila. Producción local Al cierre del 2011, el departamento produjo un millón 400.000 sacos de café y actualmente aporta el 16 por ciento de la producción nacional.

Comentarios