Lucio Rubio indicó que si bien existe un retraso en la ejecución de ciertas obras, el cronograma general del proyecto no será modificado. Lucio Rubio indicó que si bien existe un retraso en la ejecución de ciertas obras, el cronograma general del proyecto no será modificado. LA NACIÓN, NEIVA El cronograma de construcción de la hidroeléctrica El Quimbo no será modificado, a pesar de la resistencia que vienen liderando varios pobladores de la zona en donde se ejecuta el proyecto. Lucio Rubio Díaz, gerente general de Emgesa, indicó que el compromiso del proyecto es empezar a generar energía a partir del año 2014, razón por la cual la ejecución de las obras no podrá parar. “En estos momentos existen retrasos en determinadas actividades pero el proyecto se ha venido construyendo parcialmente. Hay actividades que se han desarrollado, otras no como consecuencia de este paro. Sin embargo, es claro que el cronograma general no será modificado y por el contrario el proyecto debe avanzar. El Quimbo entre el año 2014 y 2018 debe empezar a generar energía y de producirse modificaciones y cambios en los cronogramas, se pondría en peligro es el sistema eléctrico nacional”, indicó Rubio Díaz. Según el gerente general de Emgesa, hasta el momento las actividades de resistencia que viene liderando Asoquimbo han causado el retraso en la construcción del vertedero y el retiro de material para empezar la ejecución de la primera parte de la presa, obras que esperan ser reactivadas a partir de la próxima semana, una vez se cumpla el plazo de desalojo dado a los moradores de la zona que se encuentran asentados en el área de Domingo Arias, protestando en contra de la ejecución de El Quimbo. “Básicamente las actividades que no se han podido realizar tienen que ver con trabajos de conformación del vertedero, porque es necesario hacer voladuras y toda esta gente podría verse impactada por estas actividades, al igual que la retirada de materiales necesarios para conformar la primera parte de la presa. En este momento se les ha dado un plazo para que estas personas voluntariamente puedan desalojar. Ellos hoy están ocupando predios de forma ilegal y estas tierras son necesarias para la infraestructura del proyecto y las autoridades están procediendo como  marca la ley”, indicó. Denuncia formal Lucio Rubio precisó que para lograr que el cronograma avance conforme a lo establecido en la licencia ambiental, ya se instauraron las denuncias necesarias para que las personas que lideran la protesta en la zona de Domingo Arias sean desalojadas, de tal manera que los trabajos continúen. “Estas personas y Asoquimbo lo que están haciendo son vías de hecho impidiendo el libre desarrollo del cronograma en los tiempos previstos. La empresa lo que a realizado es poner en conocimiento de las autoridades estos hechos y a los organismos de control y de acuerdo a la legislación vigente, se están haciendo las notificaciones oportunas. La empresa ha insistido en que no puede haber compensaciones a las personas que no estén censadas, o si no, este proceso sería infinito”, comentó Rubio Díaz. Compensación a comunidades De otra parte, ayer Emgesa realizó la firma de acuerdo de compensación con las primeras 200 personas no residentes en el área del proyecto, pero que están incluidas dentro del censo realizado por la empresa. “Desde el año pasado hemos venido trabajando en este manual de compensación que estamos haciendo público en un evento con 200 personas, en el que Emgesa ratifica el compromiso con la región, la actividad productiva y el empleo. Hay un grupo poblacional de 1.500 personas conformado por paleros, jornaleros, mineros y de ese grupo hoy 200 personas se van a beneficiar inicialmente de este programa que consiste en entregar un módulo de formación durante seis meses y durante este tiempo estos individuos van a tener un ingreso garantizado de un salario mínimo. Va a ser una capacitación en términos humanísticos, en actividades relacionadas con la actividad productiva y talleres orientados por el Sena, y más adelante serán otros pobladores los beneficiados”, explicó el gerente de Emgesa. RECUADRO Proyectos productivos Según Rubio Díaz, la medida de compensación concertada consiste en la entrega de capital semilla y un programa de acompañamiento con un componente de formación, para que los grupos poblacionales emprendan proyectos productivos sostenibles, que les permitan alcanzar los ingresos reportados en los censos socioeconómicos realizados entre  agosto de 2009 y enero de 2010. “Cuando las personas acrediten el cumplimiento de un 85 por ciento de asistencia a este programa, se entregarán capitales semilla entre 25 y 45 millones de pesos para que las personas continúen con su actividad productiva”, puntualizó.

Comentarios

comentarios