foto 13

Directivas de la Institución Educativa Departamental Tierra de Promisión, manifiestan algunas falencias que presenta el colegio. Directivas de la Institución Educativa Departamental Tierra de Promisión, manifiestan algunas falencias que presenta el colegio. LA NACIÓN, NEIVA En la sede central del plantel educativo, que completa 50 años de funcionamiento, se presentan dificultades en infraestructura, materiales didácticos, muebles y equipos.  Administraciones anteriores no han fijado la atención en esta institución, que maneja tres sedes más, aparte de la sede central. foto 13En esta sede se reciben 1.200 estudiantes, de los cerca de 2.200 que maneja la institución en general. Los alumnos que allí convergen cursan la Media Básica y el nivel superior de educación, distinto a las sedes El lago y Efraín Rojas Trujillo, que se ocupan de la Básica Primaria, y que ya han sido abordadas por LA NACIÓN en informes periodísticos, debido al regular estado en que deben estudiar los menores. Pero esta en sede central, también asoman necesidades que pasan los estudiantes que allí acuden, “en esta sede central tenemos muchas necesidades, entre estas, la cubierta de esta planta física, es una construcción que tiene 50 años y es apenas lógico el estado de sus tejas. Todo lo que conforma esta cubierta está deteriorado. Algunos salones tienen goteras. Desafortunadamente, cuando se suben a taparlas, se abren más, porque al pisar, las tejas se quiebran”, indicó Gilma Olaya, rectora del colegio. En cuestión de materiales educativos y didácticos, también se presentan dificultades, pues en el caso de la sede central, se cuenta con algunos de los 24 estudiantes con limitación visual, que actualmente acuden a clases a la institución, “Esta institución incluye estudiantes con limitación visual total y parcial, entonces con más razón estos niños merecen una mejor atención y educación, y tampoco hemos visto atención para tener ese material especial que se necesita para atenderlos” señaló la rectora. El material para los estudiantes con limitación visual consta de  computadores, lupas, material interactivo, todo con el respectivo lenguaje braille. Sin tener muchas de esas ayudas, la institución ya completa 10 años manejando jóvenes con esta condición visual. Infraestructura Otra de las necesidades que presenta la institución, tiene que ver con la planta física, y más puntualmente, con el estado en el que se encuentran las dos canchas que hacen parte del polideportivo del colegio. Son espacios con pisos de concreto trajinados y que presentan grietas en algunos pasajes, aún así esta institución ha obtenido logros deportivos a nivel nacional. “Otra necesidad bien sentida en esta sede es la construcción del polideportivo, pues este colegio es fuerte en deporte, sobre todo en Voleibol. Hemos participado siempre en los juegos intercolegiados, y en el año 2011 los estudiantes se trajeron el segundo puesto de los Intercolegiados Nacionales, sin embargo, les toca entrenar al rayo del sol y en el piso de la cancha que está muy deteriorado”, enfatizó Olaya. Por otro lado, en el techo de algunos salones y del aula múltiple de la institución, se observan rotos en el machimbre, “todo lo que conforma esta cubierta está destruido, es un techo que fácilmente puede alcanzar casi los mismos años que tiene el colegio”, señaló la rectora. Petición La rectora de la Institución Educativa Departamental Tierra de Promisión, emitió un mensaje a la actual administración de la ciudad, “sabemos que el alcalde tiene buenas intenciones con la educación, queremos que él dé una mirada a instituciones como la Institución Educativa Departamental Tierra de Promisión, que le ha dado muchas glorias a nuestra ciudad y al departamento, en esta administración esperamos ser escuchados”. “Lo de las otras dos sedes va igual, porque eso no se hace de la noche a la mañana, eso es una situación que se viene presentando hace años, queremos que en la sede El Lago y Efraín Rojas Trujillo, nos den soluciones, porque allí están los estudiantes más pequeños y ellos merecen educación de calidad”, finalizó Gilma Olaya, rectora del colegio.

Comentarios