FOTO REUNIÓN

Una delegación de la Superintendencia de Servicios Públicos visitará a Empresas Públicas de Neiva para inspeccionar la situación financiera de la entidad y el alza en los costos del servicio que empezará a regir desde marzo próximo. Una delegación de la Superintendencia de Servicios Públicos  visitará a Empresas Públicas de Neiva para inspeccionar la situación financiera de la entidad y el alza en los costos del servicio que empezará a regir desde marzo próximo. ALEJANDRA MONTOYA FALLA LA NACIÓN, NEIVA La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios tiene sus ojos puestos en Empresas Públicas de Neiva (EPN). Aurelio Navarro Cuéllar, gerente de EPN confirmó que hoy una delegación de la Superservicios llegará a Neiva con el propósito de realizar una visita de inspección para verificar el elevado incremento que tendrá el costo final del servicio del agua en la capital del Huila, debido a la disminución del monto de los subsidios a los suscriptores. El oficio en el que se notifica la visita ya fue recibido por Navarro Cuéllar, carta en la que se le solicita al gerente de EPN una serie de información sobre la estructura tarifaria de la empresa, al igual que algunos aspectos sobre el funcionamiento de la misma. “Recibí un oficio en el que se me informa que la Superintendencia de Servicios Públicos programó una visita para conocer realmente el ajuste que tendrá los subsidios de los usuarios de Empresas Públicas de Neiva. Ellos nos piden que les resolvamos algunas inquietudes acerca de los costos del servicio de agua, además de algunos puntos sobre el funcionamiento de la empresa. Nosotros tenemos tranquilidad y vamos a resolver las preguntas que nos está haciendo la superintendencia”, confirmó el gerente de EPN. Según Navarro Cuéllar, la idea es brindar toda la información que requiera la Superservicios para que la aplicación de la nueva estructura de subsidios quede clara y se aplique conforme a lo que establece la ley. Medida transitoria Sobre la posibilidad de la rebaja en el monto de los subsidios a los suscriptores, decisión que incrementará el costo final del servicio de acueducto y alcantarillado en Neiva, el gerente de EPN indicó que esperan que dicha decisión sea transitoria, mientras la administración municipal logra liberar 3.000 millones del Plan Departamental de Aguas (PDA) para financiar los subsidios a los usuarios de estratos bajos. “Estamos esperando a que se liberen unos recursos del Plan Departamental de Aguas, sobre todo del Sistema General de Participaciones. Para ello, ya se le envió la solicitud formal a la fiducia que tiene bajo su manejo los dineros del PDA, para poder financiar los subsidios. Como no se ha reunido el comité directivo, donde están ministros de Medio Ambiente, Planeación Nacional, la Gobernadora, la CAM y varios alcaldes, no se puede tomar ninguna decisión pero esperamos que esa determinación se de lo más pronto posible”, comentó Aurelio Navarro. Situación de EPN con gremios De otra parte ayer, los representantes de gremios sostuvieron una reunión con el gerente de EPN, con el fin de buscar salidas concertadas a la crisis que vive la empresa. Sobre el tema Luis Fernando Rojas Gómez, director ejecutivo de Fenalco seccional Huila, indicó que es necesario plantear una reestructuración de fondo a Empresas Públicas de Neiva, de tal manera que sea una empresa eficiente y financieramente rentable. “Es urgente que se estructure un plan de choque para disminuir sustancialmente el índice de agua no contabilizada que está en el 51 por ciento, cifra que es escandalosa, es decir, estamos hablando de que EPN produce 2.800 millones de metros cúbicos de agua y de esos tan sólo se facturan el 49 por ciento. Es urgente que se reemplace los micromedidores viejos para empezar a facturar esta plata”, indicó. De igual forma, el representante de los comerciantes en Neiva indicó que es necesario contratar con la Universidad Nacional un estudio para determinar la viabilidad de continuar con la construcción del reservorio. “Sobre el reservorio se han invertido como 40.000 millones de pesos, pero aún faltan otros 30.000 millones de pesos y lo que nos preocupa es que esa inversión total que llega como a 70.000 millones nos va a servir solo para tener reserva de agua por tres días, entonces hay que determinar si se justifica seguir con esa obra o tenemos otras posibilidades”, destacó Rojas Gómez. Sobre los subsidios, consideró que el considerable incremento que tendrán las contribuciones de los suscriptores del sector industrial y comercial, podría afectar el clima empresarial para el establecimiento de nuevas unidades productivas, pues sería más costoso el servicio del agua. “No podemos traducirle al usuario las ineficiencias de las empresas y ya le advertimos a EPN de que no vemos viable que se aumenten las contribuciones para subsidiar a los estratos bajos, pues el más perjudicado sería el sector productivo”, comentó. Mayor eficiencia Por su parte, Julio Alberto Gómez Martínez, gerente de la Electrificadora del Huila, destacó el interés de las directivas de EPN de buscar alternativas para solucionar la delicada situación financiera en la que se encuentra la entidad. “Hay un buen punto de partida al poner en blanco y negro la situación de Empresas Públicas. Sin embargo, yo que conozco la situación de las empresas de servicios públicos soy muy optimista, pues el negocio es rentable, simplemente hay que arreglar la casa, tomar las decisiones administrativas que sean necesarias y organizar el hogar, pues en un negocio de estos, es claro que se dan ganancias”, indicó Gómez Martínez. Para el gerente de Electrohuila, lo prioritario es plantear una reestructuración administrativa, de tal manera que se fortalezca el área operativa de la empresa y se revise la planta de personal que actualmente tiene. “Nosotros estamos dispuestos a hacer el acompañamiento que sea necesario y como prácticamente tenemos los mismo usuarios, podríamos entrar a transferir las acciones que hacemos para mejorar. Yo creo que podríamos arrancar haciendo un cuadro comparativo sobre aspectos como pérdidas, facturación y estamos en disposición de poner lo que esté en nuestro alcance para sacar de la crisis a EPN”, precisó. Alza en el costo del servicio Sobre el incremento que tendrá el costo final del servicio por el desmonte de los subsidios, Julio Alberto Gómez consideró que “una opción para que el consumidor final no se resienta y afecte finalmente los recaudos, es hacer una transición lenta, del tal manera que los presupuestos individuales de las personas no se afecten y finalmente la gente pueda seguir pagando la factura”, concluyó. Viabilidad de EPN Jairo Trujillo Delgado, miembro de la Comisión Regional de Competitividad, señaló que si bien hay buena voluntad por mejorar la difícil situación que atraviesa EPN, se declaró preocupado por el actual estado en que se encuentra la empresa, pues la gran carga administrativa al igual que la millonaria deuda que tiene la empresa es insostenible, lo cual hace inviable a Empresas Públicas. “En este momento EPN es inviable, pues no tiene el dinero suficiente para poder costear sus gastos administrativos y su deuda. Yo pienso que se han tomado decisiones equivocadas y de espalda a la sociedad civil y el sector productivo que indudablemente tienen que ser investigadas y evaluadas por parte de las autoridades de control del caso.”, comentó. El empresario huilense indicó que es necesario implementar un plan de choque urgente, iniciando por recortar la estructura administrativa y la planta de personal de la empresa para fortalecer el área operativa de EPN. FOTO REUNIÓN Ayer el gerente de EPN  socializó con los gremios del Huila la situación financiera de la empresa.

Comentarios