El fin de semana pasado, los medios de comunicación de buena parte del mundo, dieron a conocer la renuncia del ministro británico de Energía, Chris Huhne; quien se ha visto envuelto en un escándalo por intentar ocultar una infracción de tránsito del año 2003.  Las autoridades británicas, han dado a conocer que el señor Huhne,  supuestamente pidió a su ex mujer, que aceptase por él, la pérdida de puntos en la licencia de conducir a fin de evitar que el suyo fuera retirado. Es importante mencionar que en esta parte del mundo, la licencia de conducción puede ser suspendida temporal o definitivamente, de acuerdo al número de faltas y la gravedad de ellas; por ejemplo pasarse un semáforo en rojo es considerado un intento de homicidio.  Por sentido común, esta infracción debe ser considerada de igual manera en cualquier parte del mundo, incluso supongo que aquí en Colombia también, la diferencia está en que otras sociedades se hacen cumplir las normas. El detalle que llevó a la renuncia del Ministro no fue la infracción en sí, sino la intención de desviar la investigación para no verse afectado con la suspensión de su licencia. La presión de los medios de comunicación y sobre todo de la opinión pública, lo llevó a tomar la acertada decisión de renunciar a su destacado cargo en el Gobierno y quizás a posponer o archivar aspiraciones superiores.  Como quien dice, allá no esperaron el desarrollo de un proceso jurídico, sino que la presión de la comunidad dio hasta para promover la renuncia de tan importante protagonista.  Caso contrario en nuestra región, donde aquellos que delinquen podrán cometer las mismas faltas, pero allí, como dicen los muchachos ahora: y hasta más, con la diferencia que aquí nadie se cae, por más que se demuestre su vinculo con grupos al margen de la ley,  participación en negocios ilícitos o hasta la repartición de beneficios como el agro ingreso. Por supuesto no podemos comportarnos como los habitantes de otros países, pero al menos si debemos reclamar los mínimos niveles de responsabilidad con la sociedad y los principios éticos. PD: La alcaldía de Neiva, debería considerar nombrar al negrito tapa huecos, que recorre y soluciona los problemas de las vías en la ciudad; por supuesto a punta de reciclaje y el aporte voluntario de quienes apreciamos su efectivo trabajo. PD: ¿Quién podrá defendernos de tanto carrotanque que circula en la carretera al sur, a velocidades solo alcanzadas por Montoya? No tengo memoria de haber visto, alguno de estos experimentados pilotos, haciendo fila para comparendo en las cámaras de velocidad? ¿Usted si?

Comentarios