1

El Esmad de la Policía desalojó un grupo de aproximadamente 30 campesinos que persistían en permanecer a orillas del río Magdalena, en la zona donde se adelantan las obras del proyecto El Quimbo. Los hechos ocurrieron hacia el medio día de ayer. El Esmad de la Policía desalojó un grupo de aproximadamente 30 campesinos que persistían en permanecer a orillas del río Magdalena, en la zona donde se adelantan las obras del proyecto El Quimbo. Los hechos ocurrieron hacia el medio día de ayer. FERNANDO POLO CASTILLO LA NACIÓN, NEIVA Un grupo de campesinos y pescadores que persistían en permanecer frente al túnel en la zona donde se construye el proyecto hidroeléctrico El Quimbo, fueron desalojados ayer hacia el medio día por la Policía; aunque oficialmente no reportaron heridos, hubo zozobra por parte de los labriegos al no encontrar rápidamente a una joven que en el momento de la revuelta se perdió por un largo rato. Finalmente, la mujer apareció devolviéndoles la calma a sus compañeros que la buscaban incesantemente. 1En el hecho fue requerido el ciudadano italiano Bruno Federico, quien se encontraba en la zona grabando imágenes de video, “me detuvieron y fui conducido por las autoridades de Policía a El Hobo y luego a Neiva, donde después de revisarme los documentos y constatar que estaban bien me dejaron en libertad, dijo el extranjero. Los hechos Las personas que se encontraban en el lugar son habitantes de La Honda en el municipio de Gigante, en su mayoría pescadores. Luis Calderón Díaz, arrendatario del sector de La Honda en diálogo con LA NACIÓN dijo que: “En la zona de El Quimbo por la margen derecha del río en predios de Gigante, se encontraban unos pescadores y personas propios de la  zona. Como al medio día llegó el Esmad y sin dialogar ni nada, de una fue disparando una granada de aturdimiento; por consiguiente, una joven que estaba en el sitio se perdió por un rato y pensamos que se había ahogado, pero luego apareció toda aturdida en la orilla del río”. “Después nos dirigimos a la Alcaldía de Gigante para ver si el Alcalde había ordenado algún desalojo, pero él nos dijo que no sabía nada del asunto. Nosotros les pedimos a las autoridades del municipio de Gigante que nos colaboren, que no dejen que nos atropellen”. Extraoficialmente se dijo que en los hechos habían resultado tres personas con heridas. El alcalde de Gigante Iván Luna aseguró no tener conocimiento de la existencia de ninguna orden de desalojo por parte de su despacho. “Oficialmente no tengo conocimiento de lo sucedido, extraoficialmente el comandante de la Estación de Policía me dice que hubo una especie de control sobre la margen del río, pero que no sucedió nada grave. La administración municipal no ha expedido ningún acto administrativo que tenga que ver con estos procedimientos, mañana me reúno (hoy) con el comandante de Policía para conocer oficialmente lo sucedido”, expresó el mandatario.

Comentarios

comentarios