El señor alcalde, en el Plan de Desarrollo de Neiva año 2012 – 2015, invoca el Artículo 259 de la Constitución Política, para recordarnos que en su plataforma de gobierno, los ciudadanos imponen por mandato al elegido el programa presentado al inscribirse como candidato. Yesid Perdomo Guerrero El señor alcalde, en el Plan de Desarrollo de Neiva año 2012 – 2015, invoca el Artículo 259 de la Constitución Política, para recordarnos que en su plataforma de gobierno, los ciudadanos imponen por mandato al elegido el programa presentado al inscribirse como candidato. En su plan de gestión Pedro Hernán, se comprometió a luchar contra la pobreza; combatir el desempleo; impulsar la agenda de competitividad; desarrollar infraestructura; ejecutar estrategias con el objetivo posicionar a Neiva como centro de desarrollo regional, y convertirla en epicentro turístico del sur de Colombia; crear incentivos tributarios; emprender proyectos de red de servicios públicos; movilidad urbana; interconexión vial, y desarrollo de vivienda de interés social. La clave del éxito de todo mandatario es ejecutar de manera coherente el programa de gobierno; en ese sentido, es necesario tomar decisiones inteligentes en materia tributaria, particularmente existe inconformismo por el crecimiento desmesurado del impuesto predial. Con esta decisión es imposible convertir a Neiva en ciudad de oportunidades, donde los proyectos de construcción por el alto costo de los terrenos y otras opciones de inversión van disminuir de manera drástica; entonces, el sueño de combatir el desempleo y la pobreza no se va lograr. Imposible posicionar a Neiva en ciudad competitiva del Surcolombiano,  propicia  a nuevos negocios y atractiva a la inversión, con los precios exorbitantes de los predios urbanos, como resultado de los nuevos avalúos catastrales, producto del rezago de cinco años, al no aplicar anualmente la metodología el Igac; la situación resulta insólita, al pretender el gobierno municipal imponerlos en un solo año, cuando se puede hacer gradualmente, en consideración a que este mandato termina en el año 2015. El exagerado impuesto predial, está afectando la economía de todos los hogares, con incrementos de 120%, 200%, 500% y hasta 1.200%, se estaría frente a un impuesto predial confiscatorio, la cual atenta contra el sagrado derecho de la propiedad privada, según artículo 34 de la Constitución Nacional. Con semejantes avalúos catastrales, quien se atreve a invertir en Neiva, promover la agencia de inversiones en la perspectiva de internacionalizar el Huila, proyecto liderado por la Cámara  de Neiva, comienza con esta decisión a tener los primeros tropiezos. Del modelo tributario que adopte nuestra ciudad capital, depende el clima de los negocios y la visión estratégica de insertar a Neiva, con un mundo globalizado, donde educación, ciencia, tecnología y calidad de vida también estén presentes.

Comentarios

comentarios