Los productores le pidieron al consejo gremial del Huila que intercedan ante el Gobierno Nacional para ayudar a superar la dura crisis económica que afronta el sector tabacalero y cacaotero del departamento. Los productores le pidieron al consejo gremial del Huila que intercedan ante el Gobierno Nacional para ayudar a superar la dura crisis económica que afronta el sector tabacalero y cacaotero del departamento. ALEJANDRA MONTOYA FALLA LA NACIÓN, NEIVA En alerta se declararon ayer los productores de cacao y tabaco en el Huila ante la dura crisis económica que afrontan, situación que tiene al borde de la quiebra a más de 4.000 familias que dependen de esta actividad. La advertencia fue enviada ayer durante una reunión del consejo gremial del Huila, en la que se analizó la actual situación que viven los cacaocultores y tabacaleros de la región, actividades que están incluidas en la Agenda Interna de Competitividad y Productividad del Departamento. Miguel Sanmiguel, presidente del Comité Departamental de Cacaoteros, indicó que la situación que viven los productores de cacao en la región es preocupante, al punto que ya ni las grandes casas comerciales le están comprando la producción. “La situación es grave porque nosotros venimos de crisis en crisis. En el 2009 perdimos el 60 por ciento de la producción por la monilia, enfermedad fitosanitaria que se desarrolla en el cultivo del cacao; en el 2010 los problemas fueron por la ola invernal y ahora en el 2012, la problemática la vivimos por el tema de precios, situación que nos obliga a decirle al Gobierno que nos ayude, porque hasta el momento no lo han hecho”, indicó Sanmiguel. Contrabando de cacao Igualmente, el presidente del comité departamental de Cacaoteros le pidió al gobierno departamental y al consejo gremial que intercedan con la Dian, de tal manera que se determine si las grandes casas comerciales que funcionan en el país están comprando cacao de contrabando procedente de Perú y Ecuador, a un precio mucho más económico, producto que está desplazando a la producción local. “Nunca se había presentado una circunstancia tan preocupante, que a los cacaocultores no nos compran la producción. Antes iban hasta la finca a llevarse el cacao, pero ahora uno llega con el bulto de cacao hasta las casas comerciales y no lo compran. Ellos dicen que tienen las bodegas llenas y nosotros conocemos que están comprando cacao contrabandeado que viene de Ecuador y Perú, pues el precio es más económico”, denunció. Baja de precios Por su parte Ángel Cachaya Lara, presidente de la Asociación de Productores de Cacao del Municipio de Rivera (Asoprocar), alertó que desde el año pasado los precios del producto han caído más de un 40 por ciento, reduciendo al máximo las ganancias de la actividad. “Cuando por fin en el segundo semestre del año pasado cosechamos algo, nos encontramos que los precios se fueron a pique y el kilo de cacao seco después de pagarlo a 5.400 pesos, las casas comerciales ahora lo compran en 3.200 pesos, precio que no nos está dejando nada de ganancia”, explicó Cachaya Lara. Soluciones Hernando Méndez Valenzuela, representante del Huila en la Junta Nacional de Cacaoteros, indicó que le pedirán al Gobierno Nacional que intervenga de forma inmediata en los precios que actualmente están cancelando a los productores la industria nacional, pues la situación de los cultivadores es dramática. “Es claro que los precios han afectado enormemente a los productores, e incluso muchos de ellos se han quedado con el cacao en sus fincas, pues las casas comerciales no han comprado la producción”, sostuvo Méndez Valenzuela. Tabacaleros pidieron apoyo En cuanto a la crisis que afronta el sector tabacalero del departamento, Rubén Darío García Muñoz, ex secretario técnico de la Cadena Tabacalera del Huila y miembro del Comité Nacional de Fedetabaco, denunció que los productores de tabaco en el Huila le adeudan a la Dian más de 2.000 millones de pesos por el no pago del 16 por ciento del IVA, situación que fue advertida por LA NACIÓN. Vale la pena destacar que el Huila, después de Santander, es el segundo departamento con mayor producción de tabaco en el país. Incluso se conoció que la Dian ya inició el proceso de judicialización contra 170 productores huilenses, que desde hace varios años no le reportan dicho tributo a la Dirección de Impuesto, mientras que otro grupo afronta procesos de embargo. “El problema con la Dian se generó hace cinco años, porque nosotros en la parte tributaria fuimos calificados como régimen común, es decir, que tenemos unos topes de venta que debemos declarar ante la entidad tributaria de manera bimensual, cosa que los agricultores no hicieron, pues este cambio no se socializó con los cultivadores en su momento”, indicó García Muñoz. Intervención Frente a la problemática, García Muñoz le pidió al gobierno departamental que intervenga en la problemática, pues el tabaco hace parte de una de las apuestas productivas del Huila. Igualmente, sostuvo que hasta el momento se han realizado varios acercamientos con la Dian, con el fin de buscar una salida concertada a la crisis, pero en últimas la única solución es pagar. Se analizará problemática Armando Saavedra, director de Planeación Departamental, indicó que se analizará la difícil problemática que viven los productores de cacao y tabaco en el Huila, con el propósito de brindarle el apoyo necesario, máxime cuando estas dos actividades están incluidas dentro de la Agenda Interna de Competitividad. De igual forma, destacó que con el apoyo del consejo gremial y el Consejo Departamental de Planeación, se convocará la realización de mesas de trabajo para analizar a fondo la crisis de estos dos sectores productivos, de tal manera que se planteen soluciones inmediatas. El cacao en el Huila En el Huila hay establecidas alrededor de 10.000 hectáreas de cacao, cultivo del que dependen un promedio de 3.000 familias. Actualmente, en los cultivos nuevos y tecnificados la producción por hectárea alcanza los 1.200 kilos, mientras que en las plantaciones más antiguas, el rendimiento es entre 486 y 700 kilos por hectárea. Producción tabacalera Al cierre del 2011, el Huila totalizó 1.700 hectáreas cultivadas con tabaco, cifra que registra una considerable disminución, teniendo en cuenta que hace cinco años en el departamento habían 3.300 hectáreas cultivadas con dicho producto.

Comentarios

comentarios