1

Por falta de transparencia el Juzgado Primero Penal del Circuito para Adolescentes, ordenó la nulidad del proceso para escoger al nuevo gerente del Hospital Universitario de Neiva. El proceso deberá repetirse a partir de la convocatoria. Por falta de transparencia el Juzgado Primero Penal del Circuito para Adolescentes, ordenó la nulidad del proceso para escoger al nuevo gerente del Hospital Universitario de Neiva. El proceso deberá repetirse a partir de la convocatoria. Ricardo Areiza LA NACIÓN, Neiva El cuestionado concurso para escoger al gerente del Hospital Universitario de Neiva quedó sin piso. El Juzgado Primero Penal del Circuito para Adolescentes ordenó a la junta directiva de la entidad que decrete la nulidad total del proceso, considerando que el procedimiento no se ajustó a las normas que lo reglamentan. Según la jueza Xenia Rocío Trujillo, el concurso congelado desde la semana pasada, deberá comenzar de nuevo, estimando que se vulneraron derechos fundamentales de los concursantes, como el debido proceso administrativo, falta de publicidad y transparencia, al no publicar el Acuerdo 02 de 2012 que fijó las reglas de juego. En su opinión, es trascendental para un concurso que se conozca de manera previa a la inscripción, la totalidad de las normas que regulan el trámite. “En desarrollo del principio de transparencia de la administración en general y del concurso en particular, todas estas situaciones deben ser verificables y verificadas. La decisión fue notificada ayer al resolver una acción de tutela instaurada por el médico Diego Alejandro Marín Jaramillo, quien argumentó violaciones al debido proceso, falta de transparencia y garantías del proceso adelantado por la Corporación Universitaria Iberoamericana.  Además, ordenó a la junta directiva que adopte medidas para esclarecer “graves irregularidades” denunciadas por varios participantes que declararon en el trámite del recurso de amparo. La decisión La funcionaria judicial ordenó a la junta directiva de la entidad para que  en un plazo de 48 horas, decrete la nulidad del concurso a partir de la publicación de la convocatoria. Además dispuso que repita la actuación publicando también el Acuerdo 02 que regula de forma detallada el trámite que se dará al concurso, debiendo eso sí, diseñar un nuevo cronograma que permita a los participantes ejercer los derechos en igualdad de condiciones. “La celeridad en la fijación de términos puede terminar vulnerando el derecho a aspirar de las personas que con méritos para acceder al cargo ofertado se encuentran en otras ciudades del país”. El nuevo cronograma- de acuerdo con la decisión- debe incluir desde el término de la inscripción. En este sentido precisó que la nulidad comprende la totalidad del concurso a partir de la fecha de publicación de la convocatoria, las inscripciones, las pruebas presentadas y las evaluaciones de hojas de vida. No obstante, aclaró que la nulidad no es óbice para que se determine una forma de ratificación de la inscripción de quienes ya hacen parte del concurso y no desean complementar su inscripción. En desventaja En el proceso también rindieron su versión varios concursantes, quienes reiteraron las irregularidades denunciadas por LA NACIÓN, según el concurso no fue transparente. Precisaron que no se dieron a conocer los criterios utilizados para la calificación de las hojas de vida en cuanto a estudios y experiencia que sobrepasen los requisitos del empleo. Estimaron que la entidad debió diseñar un instrumento que privilegiara la experiencia en el Sistema de Seguridad Social en Salud, como lo establecen las normas que regulan el concurso de méritos. Además denunciaron que hubo cambios abruptos en los horarios para entrevistas, así como repetición o coincidencias en las preguntas de los exámenes de Pitalito y Garzón con los del Hospital de Neiva. Igualmente que la corporación Iberoamericana tenía  convocatorias para cuatro concursos en la misma fecha o fechas cruzadas, donde se permitió participar a los concursos en más de un proceso, “creando opciones claras de ventaja a estos participantes”. Graves denuncias Adicionalmente la jueza puso en conocimiento  de la junta directiva “graves denuncias” formuladas por varios de los concursantes. Según la funcionaria judicial, la prueba de conocimientos fue la misma para varias ciudades pero no se aplicaron en forma simultánea, lo que permitió que muchas personas  que ya conocían la efectuada en otras ciudades, pudieran presentar las pruebas en Neiva “con clara vulneración al derecho y principio de igualdad”. Además  destacó las denuncias formuladas por algunos concursantes sobre la falta de verificación de las hojas de vida, así como la asignación de puntajes por encima de los límites permitidos. En este sentido instó a la junta directiva para que “analice las manifestaciones, las valores y de ser necesario, tome las determinaciones a que haya lugar para que el concurso de méritos sea la materialización real y concreta de los principios que rigen las actuaciones administrativas, tales como la transparencia, tan cuestionadas por los intervinientes”. Sin reversa El secretario privado de la Gobernación Luis Miguel Losada, quien asiste a la junta en representación de la mandataria seccional, indicó que el fallo debe ser acogido, aunque señaló que será impugnado. No obstante, aseguró que una vez sea notificado se ordenará la nulidad y se volverá a convocar al concurso en los términos definidos por el despacho judicial. Mientras tanto, reiteró que al cumplirse el periodo  de su titular Humberto Eduardo Gómez, a partir de mañana asumirá el secretario General Jorge Humberto González Bahamón, como lo había anticipado LA NACIÓN. Responden directivos El alcalde de Neiva, Pedro Hernán Suárez, en calidad de miembro de la junta directiva, adujo que en la invitación no se publicaron los parámetros de evaluación, por que no era obligatorio y se opuso a las pretensiones. Igual ocurrió con la gobernadora Cielo González Villa, presidenta de la junta directiva, quien consideró que la convocatoria se ciñó a la norma jurídica que regula el contenido mínimo, cumpliéndose el debido proceso administrativo. “Sería insólito que por un mecanismo de protección de derechos, se modificara el alcance de la norma, según la conveniencia de un participante”. Al considerar que no se vulneró el debido proceso solicitó que se levantara la medida cautelar de suspensión del proceso. Los demás miembros de la junta no atendieron los requerimientos del despacho judicial. 1 El concurso para la gerencia del Hospital Universitario deberá repetirse por orden judicial.

Comentarios