El abogado huilense Jorge Fernando Perdomo, designado como Vicefiscal General de la Nación, estimó que la lucha antidroga en Colombia no ha fracasado. El abogado huilense Jorge Fernando Perdomo, designado como Vicefiscal General de la Nación, estimó que la lucha antidroga en Colombia no ha fracasado. Además, defendió los grandes proyectos que prepara el Ministerio de Justicia. El funcionario asumirá la próxima semana el nuevo cargo. Ricardo Areiza El abogado huilense Jorge Fernando Perdomo Torres, alcanzó en siete meses sus mejores logros. Con apenas 37 años de edad se convirtió en el primer Viceministro de Justicia y a partir de la próxima semana, se desempeñará como Vicefiscal General de la Nación, el segundo cargo más importante del ente acusador. En marzo pasado presidió la delegación colombianana en la sesión plenaria de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas en Viena, Austria, donde se examinó la situación global de lucha contra las drogas. Perdomo Torres, en diálogo exclusivo con LA NACIÓN, habló sobre los retos en ese cargo, sus logros en el Viceministerio y el estado de proyectos claves que estudiará el Congreso. -¿Cómo recibe el nombramiento de Vicefiscal? De verdad me siento muy complacido por la confianza que ha depositado en mi el Fiscal General de la Nación. Creo que es una tarea titánica la que nos espera y la que esperamos asumir con todo el esfuerzo, con toda la dedicación y por supuesto con todo el decoro como debe ejercerse la justicia. -¿Cómo se llegó a ese cargo? La verdad es que mi relación con el señor Fiscal es de casi veinte años. Cuando estudiaba en la Universidad Externado el doctor Eduardo Montealegre acaba de regresar de Alemania donde realizó varios estudios e investigaciones, y, llegaba innovando con varias teorías, nuevos desafíos para el derecho penal. Y eso me empezó a formar, a despertar un interés especial por el derecho penal moderno. -Y volvieron a encontrarse en Alemania Por supuesto porque pertenecemos  a una Escuela de Derecho Penal que en Alemania se llama La Escuela de Bonn orientada por el profesor Günther Jakobs quien tiene una visión moderna. -¿Y esa teoría, seguramente tendrá influencia en el derecho penal colombiano? El doctor Eduardo Montealegre, Fiscal General, ha sido la persona que en los últimos 20 años le ha aportado más a la modernización del Derecho Penal. Su sólida formación académica está consignado en sus escritos y traducido en sus sentencias. -¿En que queda el Viceministerio? El Ministro de Justicia ha venido trabajando mucho en la estructuración de una política criminal. Creemos que una verdadera política criminal debe ser protectora de los derechos fundamentales como la dignidad humana, la libertad y la igualdad. Esos son los tres pilares fundamentales sobre las cuales debe montarse una política criminal. También debe ser racional y razonable. No todo es derecho penal no todo es derecho penal ni se resuelve cuando ni que sólo hay justicia cuando hay derecho penal. Esa es l idea de justicia del pueblo colombiano. Pero ahí tenemos un gran problema porque no tenemos la infraestructura para pensar de esa manera. -¿De alguna manera esos principios se ven reflejados en la reforma a la justicia? En ese proyecto se reforman algunos aspectos que han venido haciendo crisis en la administración de justicia pero eso no quiere decir que la reforma a la justicia sea ese proyecto de acto legislativo. El señor Ministro ha venido impulsando muchas reformas. Tenemos un Código General del Proceso, el arancel judicial, una reforma al código carcelario y penitenciario, una reforma al estatuto de drogas, son muchos temas. Ese proyecto reforma aspectos cruciales. Lo que se quiere es combatir la congestión judicial, permitir que autoridades diferentes puedan ejercer funciones que tradicionalmente realizan los jueces, sin que eso implique privatización de la justicia. Son medidas que se debe tomar para enfrentar la congestión judicial, la impunidad y muchos otros problemas que tiene la administración judicial. -¿Qué pasará con el fuero militar? Esa es una discusión larga. Inicialmente se contemplaba una presunción en ese proyecto, pero hoy parece que se va a lograr un consenso para el retiro de ese ‘articulito’, de ese párrafo de la Constitución, porque si es muy importante es que la discusión del fuero militar debe ser una discusión integral. El fuero militar y la jurisdicción penal militar son constitucionales en Colombia. Por eso lo que hay que hacer  es como la desarrollamos en forma coherente, cómo hacemos para que ese desarrollo sea armónico con todos los elementos de la Constitución. Y creo que el proyecto que se ha presentado al Congreso, a parte de la reforma a la justicia, y que toca puntos sensibles en materia de jurisdicción penal militar, elaborado por una comisión de expertos, hay que considerar que cuando estamos en un conflicto armado como el que vivimos, tenemos que pensar que a los militares, a los policías, tenemos que darles seguridad jurídica. -¿Pero es un retroceso en materia de protección de derechos? No es un retroceso. Al contrario, en Colombia hay absoluta claridad sobre los alcances del fuero militar. Creo que hoy en día es una opinión generalizada que cuando hay un delito de lesa humanidad se rompe el nexo del acto con el servicio y por lo tanto ese acto siempre será competencia de la justicia ordinaria y no de la Justicia Penal Militar. Sobre eso hay seguridad. Me parece que la discusión sobre eso ha sido exagerada. -¿En que va la justicia restaurativa? En Colombia queremos judicializar todo. Los mecanismos de la justicia restaurativa deben permitir soluciones alternativas a los conflictos. Estamos interesados en empezar a profundizar la verdadera utilización de los mecanismos de justicia restaurativa como la mediación, la conciliación, entre otras. –        ¿Y la Justicia transicional? Ese es otro aspecto. En estos seis meses hemos impulsado varios temas. Primero, hemos contribuido en la reglamentación de la ley de víctimas, en eso se hizo un gran trabajo en materia de reparación, satisfacción y no las garantías de no repetición. Después hemos venido trabajando en la reforma de la Ley 975, la Ley de Justicia y Paz, que se convirtió en una herramienta importante para desarrollar procesos de desmovilización. Hoy en día, hemos advertido cuáles son los problemas que tiene la ley de justicia y paz y eso ha llevado a que estemos impulsando en el Congreso una reforma de esa ley. -¿Problemas como cuáles? Uno de los problemas es reducir los actos procesales que tiene esa ley, pero además para darle el cierre definitivo al tema de la justicia transicional. Es decir que la ley de justicia y paz tenga un cierre en algún momento y que podamos reorientar hacia el futuro a otros procesos de paz. -¿Se está creando ese marco jurídico para la paz? Si, este proyecto lo que busca es preparar la legislación colombiana a futuro para procesos de paz, ya aprendiendo todo lo que implicó la ley de justicia y paz. Queremos presentar a futuro un nuevo enfoque. El señor Fiscal General de la Nación y el señor Ministro de Justicia lo dijeron la semana pasada en el Congreso, Colombia tiene que definir entre los sistemas de justicia transicional que tiene, es una decisión que debe darse legislativamente para que a futuro no vayamos a caer en los inconvenientes que hemos tenido con la ley de justicia y paz. No es que haya fracasado la ley de justicia y paz pero si hemos advertido problemas que son propios de este proceso de aprendizaje. -¿Habrá un nuevo Código Penitenciario? Uno de los problemas que hemos advertido en el Ministerio de Justicia ha sido el penitenciario. Desafortunadamente en Colombia todos los gobiernos han abandonado la política penitenciaria, no ha habido una política penitenciaria. Por eso el interés del señor Ministro de Justicia para elaborar una política penitenciaria con unas características que le permitan resolver los problemas en este campo. Eso implica un nuevo proyecto de código penitenciario y carcelario. Permítame decirlo vamos a tener un código único en América Latina y único en el mundo. -¿Por qué será único en el mundo? Es un sistema que crea diversos modelos para cumplir la pena. Hoy en día cuando una persona comete un delito se va a la cárcel y empieza a gozar de beneficios al final. Hoy en día queremos decir no, hay casos en los cuales las personas no deben estar todo el tiempo en la cárcel, no debe estar desde el principio en la cárcel, no debe empezar en la cárcel. Eso es lo que nos imaginamos en un modelo abierto y eso es lo que el Ministerio va a presentar en las próximas semanas al Congreso. Lo otro que hay que abordar es la reforma al Inpec. Le vamos a quitar al Inpec la posibilidad de dirigir la infraestructura, el Inpec va a quedar sólo con la vigilancia y la custodia, con guardianes profesionales. -¿Qué quedó de la cumbre de Viena? La participación de Colombia en esta Comisión de Estupefacientes fue muy importante. Tuvimos la posibilidad de participar como país protagónico en todos los eventos. Se analizó la problemática de las drogas, la lucha contra la oferta y la demanda, los nuevos proyectos de desarrollo alternativo. Colombia ha sido protagónico en la lucha contra el narcotráfico porque los resultados han sido satisfactorios. -¿Según expertos la lucha antidrogas fracasó? No podemos decir que la lucha contra las drogas en nuestro país ha fracasado. Colombia tiene una policía organizada, un Ejército pionero en la lucha contra el narcotráfico, se ha bajado la producción, en Colombia no se cultiva amapola, los opiáceos ya no son un problema como otro país, y por lo tanto no tenemos problemas de heroína. Ahora lo que tenemos que reorientar es la lucha contra el consumo porque, desafortunadamente Colombia, está pasando de un país productor a un país consumidor y eso es un problema muy grave sobre el cual debemos trabajar. -¿En qué aspectos? Estamos discutiendo un nuevo estatuto de Estupefacientes. La Ley 30 de 1986 permitió la lucha exitosa contra el narcotráfico, sin embargo quedó desactualizada. Hay que abordar las drogas sintéticas, los nuevos fenómenos criminales y por supuesto, crear políticas preventivas frente al consumo y en eso estamos trabajando en un proyecto que vamos a presentar próximamente al Congreso. -¿Hay que legalizar la droga? Colombia no está proponiendo la legalización de la droga, eso es muy importante aclararlo. Lo que el señor Presidente de la República ha dicho es tenemos que abrir el debate sobre el tema. Como el fenómeno criminal avanza, también tenemos que tener claridad sobre las nuevas estrategias. Despenalizar la producción de la droga es algo que Colombia no puede hacer sola, es una decisión con la comunidad internacional. Cuando el Presidente ha dicho que hay que hay que abrir el debate,  no es que quiera la legalización, porque Colombia con mucha autoridad ha dicho que abramos el debate, que pensemos en otras formas, nuevas estrategias, pero no ha dicho que Colombia va a legalizar la droga porque este tema es impensable. -¿El tema se incluirá en la agenda de la Cumbre de las Américas? No tengo información al respecto. Solo lo conozco por versiones de prensa, pero desconozco si este tema estará en la agenda de la Cumbre que comienza esta semana. -¿Cuándo asume el cargo el Fiscalía? El trabajo que ha realizado el Ministerio de Justicia en estos seis meses ha sido muy importante porque permitió estructurar y crear una dinámica. Mi labor ha sido dejar un Viceministerio funcionando, con unos objetivos claros, unos proyectos definidos, orientar la política de drogas y repensar la política criminal del país. Ahora, esto no cambia en nada mi trabajo en la Fiscalía porque ahora voy a trabajar por la justicia pero no creando políticas, sino ejecutando las políticas. -¿Los principales retos? El señor Fiscal ha sido claro en lo que pretende ser el papel de la Fiscalía en los próximos meses. Pienso que enfocarse en garantizar el acceso a la justicia, en el respeto a los derechos humanos en incorporar los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario, el compromiso de sacar adelante el proceso de justicia transicional, los proyectos de justicia y paz. Creo que los retos son muy grandes. Pero no quiero hablar sobre estos porque aun no estoy en la Fiscalía, aun está la señora Vicefiscal. Una vez me posesione podré hablar en propiedad. -¿Hay que ajuste el Sistema Penal Acusatorio? Creo que si, ha comenzado con algunas demoras, pienso que es propio de un sistema nuevo, hay que revisarlo, hay que fortalecer los sistemas alternativos en el derecho penal, las conciliaciones, la aplicación del principio de oportunidad,   son principios que deben desarrollarse para que sean efectivos y permitan una mayor agilización de los procesos y luchar contra la impunidad. -¿Cuándo se posesionará? Bueno, no será esta semana, como se había pensado inicialmente porque los procesos en el Ministerio de Justicia tienen que tener un debido empalme, de manera que la posesión será la semana entrante o de pronto a principios de la otra semana. -¿Cómo llegó al Ministerio de Justicia? Fui llamado por el señor Ministro de Justicia, poco después de haberse posesionado, charlamos un rato, me dijo que estaba buscando un Viceministro y que tenía muy buenas referencias mías. Y después de un mes me volvió a llamar para decirme que quería que fuera su Viceministro, sin yo conocerlo anteriormente. Seguramente tenía buenas referencias por eso me invitó un día hace seis meses. Y ha sido un grato honor haber trabajo con él, por sus grandes capacidades jurídicas y académicas y su calidad humana. -Usted ha logrado escalar por sus méritos- ¿Cómo se define? Muy difícil hablar de uno mismo, pero a mí me define mi trabajo, mi formación académica que ha sido mi norte. -¿Esa ha sido una herencia del colegio Salesiano? Por supuesto. Esta es la historia de una formación primero en la Escuela Anexa a la Normal en Gigante, luego en el Colegio Nacional Ismael Perdomo y luego en el Colegio Salesiano de Neiva, donde terminé mi bachillerato. También de la Universidad Externado y por supuesto de una formación familiar que me marcó desde el principio. RECUADRO Un académico talentoso El joven abogado Jorge Fernando Perdomo Torres, nacido en Gigante, Huila, asumió  por sus méritos académicos el Viceministerio de Justicia. Sólo bastó una entrevista con el ministro Juan Carlos Esguerra para que lo escogiera en ese cargo para que orientara la formulación de la política pública criminal y de asuntos penales, penitenciarios, la lucha contra las drogas, y la implementación de los instrumentos de justicia transicional. Pero además,  Perdomo Torres presidió la delegación colombiana que participó a mediados de marzo pasado en las sesiones de la Comisión de Estupefacientes de Naciones Unidas en Viena (Austria) donde se examinó integralmente el fenómeno del narcotráfico. El jurista, nació en un modesto hogar conformado por Jorge Perdomo e Isabel Torres de Perdomo. Sus primeros años los cursó en la Escuela Anexa a la Normal de Gigante, luego ingresó al Colegio Nacional Ismael Perdomo y terminó su bachillerato en el Colegio Salesiano de Neiva. Luego estudió en la Universidad Externado de Colombia, cursó una maestría en Derecho Comparado, en la Universidad Rheinische Friedrich-Wilhelms, en Bonn (Alemania). Además, obtuvo un doctorado en Derecho de esta misma universidad. El profesional opita, quien habla inglés y alemán, realizó  estudios en Crimonología Aplicada (medicina legal y estadística criminal) y Filosofía del Derecho. Asimismo estudios de investigación posdoctoral en la Universidad de Frankfurt (Alemania) donde compartió cátedra con el actual Fiscal General y en la Universidad de Cambridge (Inglaterra). Actualmente es profesor de Derecho penal, procesal penal y filosofía del derecho, en la Universidad Externado de Colombia; y profesor de posgrados y de doctorado en Derecho de esta universidad y de otras universidades en el exterior. El funcionario ha sido conferencista invitado en México, Perú, Venezuela, España, Ecuador, Alemania, y Colombia. También ha sido igualmente consultor en el sector público y privado. A partir de la próxima semana ocupará la Vicefiscalía General de la Nación. PIE Jorge Fernando Perdomo Torres, nuevo Vicefiscal General de la Nación. “Colombia no ha fracaso en la lucha contra el narcotráfico” Perdomo Torres dejará la próxima semana el Viceministerio de Justicia, cargo que ocupa desde septiembre pasado. FOTO Óscar Roldán

Comentarios