FOTO 1

Un proyecto de ley que cursa en el Congreso, establece los parámetros que necesitaría una ciudad como Neiva para adoptar una medida como el ‘pico y placa’ Un  proyecto de ley que cursa en el Congreso,  establece  los parámetros que necesitaría una ciudad como Neiva para adoptar una medida como el ‘pico y placa’ Nelson Rojas Osorio LA NACION, NEIVA. Cualquier ciudadano que conduzca en la capital del Huila en las horas pico, seguramente en algún momento habrá pensado en la necesidad de establecer el pico y placa como se hace en algunas grandes ciudades colombianas. La complicada movilidad en Neiva, provocada además por buses y colectivos tomándose las vías, conductores particulares indisciplinados y taxistas corriendo a toda hora irrespetando las señales de tránsito; sin contar las miles de motocicletas por todas las vías; hacen hoy de la capital huilense una ciudad ya muy pesada en relación al tránsito. Ni que hablar de semáforos innecesarios, vías cerradas y llenas de huecos. Como no es un problema solamente de Neiva si no de varias ciudades capitales e intermedias del país, actualmente el Congreso estudia un Proyecto de Ley “por medio del cual se establecen los requisitos previos para limitar el tránsito vehicular en los entes territoriales del país”. Aunque todo debe partir de la iniciativa de cada Alcalde o del mismo Concejo de cada ciudad, si llegase a aprobar dicha ley en el Congreso, la Federación Colombiana de Municipios dio a conocer los requisitos necesarios si alguna ciudad determina adoptar la famosa medida bogotana del ‘pico y placa’. Los requisitos serían los siguientes:

  1. Estudio previo sobre la situación de movilidad en la ciudad que determine indicadores de congestión, afectación al medio ambiente, ocupación del espacio público y accidentalidad.
  2. Estudio previo de impacto económico sobre la competitividad, productividad, informalidad y recaudo por sobretasa a la gasolina
  3. Haber agotado acciones previas y progresivas tendientes a mejorar los indicadores de movilidad, como medidas de control de tráfico y pico y placa zonales.
  4. Implementar una política que garantice la oferta de transporte público ampliada para atender el servicio que dejara de proveerse en virtud de la restricción.
  5. Haber ejecutado un plan de estacionamiento para conductores de otras ciudades, o que lleguen a las vías donde opera la restricción, ubicados a las entradas de la ciudad debidamente articulados con el transporte público urbano local.

Igualmente el proyecto pretende facultar al Ministerio de Transporte para reglamentar la unificación de la restricción de vehículos automotores en todo el territorio nacional y aquellas ciudades en donde estas medidas ya existen tendrán entre seis meses y un año para dar cumplimiento a los requisitos antes mencionados. Para el director Ejecutivo de la Federación Colombiana de Municipios, Gilberto Toro, es muy importante que los alcaldes interesados en dicha medidas aportes sus ideas a las federación y busquen apoyo en sus congresistas afines para que la medida pueda tener su viabilidad o no de acuerdo a la conveniencia de cada ciudad. FOTO 1 Neiva es una  ciudad en la que el tránsito cada día se pone mas pesado por  cuenta del creciente parque automotor y de motocicletas.

Comentarios

comentarios