En medio de un imprevisto despliegue periodístico, el reportero francés Romeo Langlois recobró ayer la libertad. Farc insistieron en una salida política al conflicto armado. En medio de un imprevisto despliegue periodístico, el reportero francés Romeo Langlois recobró ayer la libertad. Farc insistieron en una salida política al conflicto armado. LA NACIÓN, Unión Peneya Después de 32 días de permanecer en poder de las Farc, el periodista francés Romeo Langlois recobró ayer la libertad en medio de un inesperado despliegue informativo, liderado por la cadena de televisión venezolana Telesur y numerosos corresponsales nacionales y extranjeros. El imprevisto cubrimiento generó polémica en algunos sectores. La misión humanitaria, rodeada de plenas garantías por parte del Gobierno Nacional, se realizó como lo habíamos anticipado en la vereda San Isidro, en jurisdicción de La Unión Peneya, jurisdicción del municipio de La Montañita, Caquetá. El corresponsal, quien lleva 20 años cubriendo el conflicto en Colombia, apareció vestido con una camisa gris y un pantalón negro, hacia la 1:30 p.m. en un automóvil, habló a la prensa rodeado de guerrilleros, y se dirigió a la escuela del caserío de San Isidro, donde se desarrolló un acto organizado por la guerrilla, previo a su liberación. Escoltado al menos por seis guerrilleros el comunicador fue recibido por la comunidad concentrada en la plaza principal frente a la única escuela del lugar. El reportero, de 35 años aseguró que durante su cautiverio nunca estuvo atado y que «siempre me han tratado como un invitado (…) siempre han sido muy respetuosos». «Yo no necesitaba esta experiencia para conocer el conflicto colombiano ni la guerrilla. Tengo la convicción de que hay que seguir cubriendo este conflicto. Conmigo se ha hecho mucha política de muchos lados. Me parece triste que haya que retener gente para que la gente venga a esta zona», añadió el corresponsal extranjero. Al negar comentarios sobre un supuesto «síndrome de Estocolmo» luego de su retención, Langlois aseguró que sigue pensando igual sobre el conflicto colombiano que antes de su retención. “He hablado y condenado lo que las Farc me han hecho sufrir. He dicho frente a los guerrilleros y a los medios que ellos primero me quisieron entregar, se politizó la cosa y entonces para hacer un show decidieron quedarse conmigo 33 días. Yo les reproché que antes de consideraciones humanitarias, pusieron primero una jugada política y eso es algo que les reprocho», señaló al arribar al caso urbano de La Montañita, rumbo a la capital caqueteña. Hoy amaneció en Bogotá. Acto político Desde la madrugada, numerosos guerrilleros, entre ellos varias mujeres, con uniformes verde oliva, botas de caucho y fusiles recorrían las calles. En las zonas cercanas realizaron retenes y requisas. Luego en la plaza central realizaron un acto político al que asistieron numerosos pobladores, portando pancartas. Entre ellos estaba Pedro Nel Daza Narváez, de 60 años, conocido como ‘Comandante Jairo Martínez’, nacido en Pitalito (Huila) y cuarto hombre en la estructura del Bloque Sur. También estuvo  ‘Colacho Mendoza’, el segundo jefe del frente 15 de las Farc. Este último leyó un comunicado firmado por la cúpula de la organización sediciosa donde insisten en una salida política al conflicto armado. “Los últimos acontecimientos- dijo- nos demuestran que hay un fervor masivo por las necesidades de alcanzar la paz con dignidad y con justicia social”.  En el mismo acto dirigentes campesinos de la región reclamaron una mayor inversión social. La ex congresista Piedad Córdoba, se sumó a las reclamaciones y ratificó que no desistirá en seguir luchando por encontrar la paz. Luego almorzaron con carne a la llanera mientras se preparaban para continuar con la misión que terminó ayer en medio de una polémica. ‘Una brisa de esperanza’ La ex senadora Piedad Córdoba, quien encabezó la misión humanitaria,  reiteró su compromiso de seguir  trabajando por el fin definitivo de la guerra y por mejorar la calidad de vida de quienes han sido víctimas del conflicto armado. Durante el acto  de recibimiento insistió en  «atacar las causas estructurales de la guerra que vive Colombia como lo son la miseria, la pobreza, y las tantísimas dificultades. Aunque en Caquetá las dificultades son muchos mayores, se puede percibir una brisa de esperanza”. “Juramos- dijo- que no descansaremos hasta que no se acabe la guerra en Colombia, hasta que no se acabe el conflicto”, afirmó la activista humanitaria. Los grandes olvidados El presidente de la junta comunal reclamó a las autoridades mayores programas de inversión social, “para lograr la paz que tanto buscamos los colombianos y el mundo entero”. Además, denunció graves problemas y necesidades que afrontan en esa aislada zona “los vecinos olvidados por el Gobierno”. “Sólo contamos con una sola carretera en pésimas condiciones. Todas las vías alternas carecen de puentes, drenajes y alcantarillados”, por lo que “se están convirtiendo en caminos de herradura”. Igualmente solicitaron acciones para construcción y dotación de centros de salud, escuelas y servicios públicos. Reacciones Felicidad «Es un momento de gran alegría y me uno plenamente a la felicidad y el alivio de su familia, de sus allegados y de la redacción de France 24», dijo Hollande citado en un comunicado, el presidente francés François Hollande. ¡Que cumplan! «Espero que este acontecimiento marque el fin definitivo de la práctica del secuestro anunciado por las Farc», expresó la  alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton. Sano y salvo «Nos alegra que Romeo Langlois esté libre, sano y salvo. Insistimos en que llegar a la paz es una necesidad y una obligación. El conflicto armado provoca muchas violaciones», dijo Todd Howland, representante de la ONU en Colombia exigiendo la liberación de todos los secuestrados. Alivio “Para todos nosotros, principalmente para su familia, sus amigos y colegas de France 24 que se movilizaron sin descanso, significa una gran felicidad y un profundo alivio. Francia sigue movilizándose para lograr la liberación de los franceses que actualmente se encuentran retenidos en contra de su voluntad en todo el mundo”, dijo Laurent Fabius ministro de Asuntos Exteriores de Francia. Con enviado del gobierno francés Jean-Baptiste Chauvin. Retenes previos a la entrega. Vecinos de San Isidro en plaza central. Romeo Langlois minutos después de recobrar la libertad. Romeo Langlois minutos después de recobrar la libertad. Recibimiento de la comisión humanitaria, presidida por Piedad Córdoba. Fotos AFP

Comentarios

comentarios