‘Lo querían quemar vivo’

John Jairo Hernández Cárdenas fue secuestrado, sumergido en el agua con las manos y pies atados hacia atrás y amenazado con ser quemado vivo. Los presuntos responsables, dos hombres y una mujer, fueron acusados y llamados a juicio oral. John Jairo Hernández Cárdenas fue secuestrado, sumergido en el agua con las manos y pies atados hacia atrás y amenazado con ser quemado vivo. Los presuntos responsables, dos hombres y una mujer, fueron acusados y llamados a juicio oral. LA NACIÓN, NEIVA A juicio fueron llamadas tres personas que estarían comprometidas en el secuestro y tortura del campesino John Jairo Hernández Cárdenas, en zona rural del municipio de Rivera en enero de 2007. La decisión fue adoptada ayer por la Fiscal Novena Seccional de Neiva en la audiencia de acusación adelantada ante el Juez Cuarto Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento. La fiscal en la diligencia judicial señaló que Benito Sandoval Valderrama, José Fernando Valderrama y María Elcira Rojas Ramírez, serían coautores del delito de secuestro simple y someter a la víctima a tortura física o moral. “…Lo llevaron (John Jairo Hernández) a un lago donde lo metieron y sacaron varias veces… lo llevaron a una casa y amenazaron con quemarlo…”, relató la delegada del ente acusador. Las investigaciones establecieron que los hoy procesados se transportaban en un vehículo e interceptaron a Hernández Cárdenas, cuando se desplazaba en el sector de la vereda La Ulloa a las siete de la mañana del 8 de enero de 2008. “José Fernando se bajó del carro, sacó un revólver y obligó a la víctima a subir al vehículo…”, dijo la fiscal al señalar que en el camino los plagiarios le recriminaron al hombre por unas motobombas y un televisor que al parecer les había hurtado. Los dos hombres y la mujer llevaron a Hernández Cárdenas a una casa donde José Fernando lo golpea, “le propinó un cachazo en la cabeza, lo encuelló y le puso el revólver en la frente”, señaló la funcionaria judicial. Agregó que María Elcira amarró de pies y manos hacia atrás a la víctima. “Le quitaron todos los documentos, lo llevaron a un lago donde lo metieron y sacaron en varias oportunidades…”. La fiscal del caso narró además, que la víctima fue amenazada con ser quemada viva. “Lo llevaron hacia una casa abandonada, cerca al lago, lugar donde lo amenazaron con quemarlo con gasolina…”. Un descuido de los plagiarios permitió que Hernández Cárdenas lograra desatarse de manos y pies, y huir en busca de ayuda. “Llegó a su casa donde posteriormente llegó a buscarlo Fernando Valderrama”, indicó la fiscal. Foto: RRC ‘Lo querían quemar vivo’ Benito Sandoval Valderrama, María Elcira Rojas Ramírez y José Fernando Valderrama, deberán responder por el secuestro de John Jairo Hernández en La Ulloa (Rivera).

Comentarios

comentarios