Los maestros del Huila se unieron al paro nacional y exigieron mayor inversión para la educación pública.

A la movilización convocada por la Federación Nacional de Educadores (Fecode), se unieron más de 2.000 maestros del departamento, estudiantes, sindicalistas y padres de familia, que exigieron mayor inversión en educación y garantías para los docentes, entre otros. A la movilización convocada por la Federación Nacional de Educadores (Fecode), se unieron más de 2.000 maestros del departamento, estudiantes, sindicalistas y padres de familia, que exigieron mayor inversión en educación y garantías para los docentes, entre otros. LA NACIÓN, NEIVA En medio de arengas y pancartas, los maestros del Huila se unieron al paro nacional convocado por Fecode. En la movilización que se registró en el centro de Neiva, los educadores reclamaron mayores recursos para la educación pública del departamento. En otros municipios también se registró la jornada de protesta. La manifestación inició en la Concha Acústica, tomó la Carrera 7, la Calle 10, la Carrera 4, la Calle 7 y terminó de nuevo en la Concha Acústica. En medio del trayecto, los marchantes realizaron un plantón frente a la Alcaldía de Neiva y otro en la Gobernación del Huila. “Este paro tiene como objetivo central exigirle al Gobierno Nacional mayores recursos para la educación pública. Estamos denunciando el hacinamiento en las instituciones educativas, las políticas de fusión que han acabado con la parte administrativa de las instituciones y la falta de garantías que estamos viviendo los educadores”, señaló José Orminso Riaño, presidente de la Adih. De la misma forma, los maestros se expresaron frente a la situación de la educación en el Huila. “Estamos preocupados porque en las instituciones educativas del Departamento se vive una situación caótica, faltan los restaurantes y el transporte escolar, se han suprimido cargos de personal administrativo, servicio de aseo y vigilancia, que hoy obliga a los padres y estudiantes a velar por temas netamente administrativos. Es palpable la carencia de material pedagógico y didáctico y las pésimas condiciones de las distintas plantas físicas. Todo lo anterior entorpece el cumplimiento de una educación de calidad”, comentó Hower Orjuela, secretario general de la Adih. Recorte En la marcha, los manifestantes expresaron su inconformidad frente a algunas iniciativas del Gobierno Nacional. “Con las políticas de fusión y las últimas dos reformas, el Gobierno le ha quitado cerca de 35 billones de pesos a la educación pública en el país y ha proyectado un recorte presupuestal hasta el 2016. Fuera de eso, hoy el Gobierno atenta contra la planta docente a través de una Directiva Ministerial que es la 02 de 2012, que pretende desaparecer cerca de 19.000 plazas para educadores en el país y no estamos de acuerdo, porque todo lo anterior nos ataca directamente a los maestros, pero también a los alumnos y a los padres de familia”, expuso el Presidente de la Adih. Garantías En medio de las arengas, los marchantes indicaron que carecen de garantías entre otros, en el tema de la prestación de servicios de salud para ellos y sus familias. “El Gobierno tiene totalmente desfinanciado el régimen de salud nuestro, no está girando los recursos, es decir, lo que nos descuentan para este tema está siendo destinado para pagar unas deudas del fondo, al cual el Gobierno le debe más de 60 billones de pesos, que no ha querido pagar y ha generado un caos total en la prestación de servicios médicos asistenciales. Hoy no hay la suficiencia de recursos, ni se garantiza condiciones dignas para nuestros servicios, entonces a pesar de que se supone que los maestros tenemos un régimen especial, la realidad es bien distante, no como la ministra ha dicho que tenemos un régimen de maravilla, eso es mentira, no nos están garantizando las condiciones para el servicio de salud, ni el de nuestras familias”, sostuvo Hower Orjuela, secretario general de la Adih. Sindicatos La manifestación contó con la participación activa de representantes de Asonal Judicial, el Sindicato de Trabajadores del Icbf, Sindicato de Empresas Públicas, Sindesena, estudiantes de la Mesa Nacional Estudiantil, y la Central Unitaria de Trabajadores seccional Huila, quienes apoyaron a los maestros y protestaron frente a distintas políticas emanadas desde el Gobierno. “Estamos apoyando a los compañeros del Magisterio Nacional, pero también estamos sentando nuestra voz de protesta porque nos oponemos radicalmente a la Reforma Pensional, la Reforma Tributaria y la serie de impuestos que son promovidos por el Gobierno Nacional. Asimismo, marchamos contra todas las políticas y proyectos de ley que cursan en el Congreso de la República, y que van en detrimento de las condiciones salariales y prestacionales de los trabajadores colombianos”, refirió Germán Campo Gaona, secretario de la Central Unitaria de Trabajadores seccional Huila. Fotos Sergio Reyes y suministradas Los maestros del Huila se unieron al paro nacional y exigieron mayor inversión para la educación pública. Los maestros del Huila se unieron al paro nacional y exigieron mayor inversión para la educación pública. Con arengas y pancartas, los educadores reclamaron garantías en salud. Representantes de organizaciones sindicales y centrales obreras, acompañaron la manifestación. En municipios como Garzón y Gigante también se llevó a cabo la movilización. LA NACIÓN oye a la gente Jhon Jairo Ospina, maestro de Teruel: “Estamos marchando en contra de la Directiva Ministerial 02 de 2012,  y en contra de los recortes de docentes y la falta de garantías que afrontamos los educadores. El Gobierno pide cobertura pero no se da cuenta de las condiciones en que se está impartiendo la educación en Colombia”. Elizabeth Osorio, educadora de Neiva: “El Gobierno se ha ensañado con el Magisterio de Colombia, y para nosotros sólo tiene recortes y embestidas. Por eso nos movilizamos, uniendo nuestra voz contra el Estado y los atropellos de los que somos víctimas”. Juan Alberto Zuluaga, estudiante: “Apoyamos a los educadores en la reivindicación de sus derechos, asimismo exigimos la derogatoria de la directiva ministerial que plantea ampliar la jornada laboral de los maestros y esto quiere decir que van a requerir menos profesores y va a haber un recorte en la planta de personal y eso nos afecta a los estudiantes”.

Comentarios

comentarios