Edwin Fernando Irua murió instantáneamente al ser envestido por un tractocamión. El golpe en su cabeza le produjo trauma craneoencefálico severo LA NACIÓN, PITALITO Edwin Fernando Irua murió instantáneamente al ser envestido por un tractocamión. El  golpe en su cabeza le produjo trauma craneoencefálico severo, falleciendo en el kilómetro 17 de la vía que conduce de Pitalito a San Agustín. El joven de 29 años de edad era natural del municipio de Isnos, sitio a donde se desplazaba al parecer después de estar departiendo unas cervezas con algunos amigos. Irua se movilizaba en una motocicleta y de acuerdo con información entregada por fuentes oficiales, el accidente se registró supuestamente cuando el fallecido superó otro vehículo e invadió el carril contrario. “Se estrelló de frente contra el camión, se golpeó la cabeza con el bumper del automotor”, señaló la fuente. El fuerte golpe en su cabeza le produjo el deceso fulminante. Hasta el sitio del percance vial estuvo presente el laboratorio de criminalista de la Policía de Carreteras, quienes fueron los encargados de realizar la inspección y el levantamiento del cuerpo. “Estoy seguro que si Edwin hubiera llevado el casco puesto se habría salvado, estamos realizando el llamado a conductores para que porten los elementos de seguridad y así evitemos nuevos accidentes, que como en este caso deja una nueva víctima”, dijo el sargento Freddy Valenzuela, comandante de la Policía de Carreteras en la zona sur del Huila. Los despojos mortales del joven fueron trasladados hasta el anfiteatro del municipio de Isnos, a esperas de ser entregados a sus familiares para que le realicen la correspondiente velación y así su cristiana sepultura en la parroquia central y el campo santo local.

Comentarios