Nuestra amiga LA NACIÓN

Continuando con el compromiso social de LA NACIÓN, en esta ocasión el Proyecto Prensa Escuela visitó el colegio Santa Teresa de Neiva Proyecto Prensa Escuela

Continuando con el compromiso social de LA NACIÓN, en esta ocasión el Proyecto Prensa Escuela  visitó el colegio Santa Teresa de Neiva, donde fue recibido por un grupo de estudiantes de los grados 4to y 5to quienes a través del buen uso de la Nuestra amiga LA NACIÓNprensa, fortalecieron sus habilidades de lectoescritura y sus capacidades para la creación y expresión oral. Ellos, dispuestos a aprender y divertirse, pusieron entonces a disposición de Prensa Escuela su atención, sus preguntas y sus ideas, logrando que a pesar de su edad, identificaran algunos aspectos fundamentales que la prensa les brinda para su proceso de aprendizaje. Una nueva amiga La NACIÓN no era totalmente una desconocido para los niños y niñas, todos la habían visto en casa en alguna oportunidad, en las manos de papá, mamá o hermanos, sobre la mesa, en alguna silla y hasta en el comedor, era como esa huesped que siempre encontraba las puertas abiertas y daba gusto recibir en el hogar.  Sin embargo, muy pocas veces ellos se habían tomando el tiempo de ‘dialogar’ con ella, de mirarla detenidamente, de preguntarle algo, de conocer sus historias. Fue entonces el momento para que el Proyecto Prensa Escuela les hiciera una presentación oficial de LA NACIÓN y con ayuda de algunas preguntas que promovieron la participación de cada uno de los niños y niñas se fue respondiendo en voz de todos, las dudas del qué, el para qué y el cómo referido al periódico y sus etapas de elaboración. De esta manera salieron de sus bocas una serie de palabras que tenían relación con el tema en discusión: noticias, papel, comunicación, periodistas, información, fotos, realidad, conocimiento, entre otras. Nuestra amiga LA NACIÓNDe esta manera se fueron acercando con una nueva mirada al Diario  LA NACIÓN, que antes sólo era un “montón de papel” que contenía pocas páginas a color y muchas grises, pareciéndose más a una “prisión de palabras” donde se escondían historias y personajes, con muchas fotos de cosas buenas y de cosas malas, que les parecía poco llamativo y en palabras sinceras “aburrido”. Pero con su nueva perspectiva y con el acompañamiento de Prensa Escuela, los niños y niñas se  dedicaron entonces a identificar títulos, interpretar imágenes, hablar de temas actuales que conocían o desconocían, expresar sus acuerdos y desacuerdos frente a noticias de la ciudad, en fin, tuvieron la posibilidad de dialogar de muchas maneras con esa nueva amiga llamada LA NACIÓN. LA NACIÓN y su propuesta infantil Como actividad final del taller, el Proyecto Prensa Escuela les hizo entrega de Guipas, la revista que cada domingo LA NACIÓN publica especialmente para los niños y niñas. Guipas, con sus colores, caricaturas, adivinanzas, recetas y fotografías, permitió que este grupo de creativos estudiantes le dieran vida con sus voces a todos los contenidos de la revista, que para esa ocasión estaba centrada en el tema del amor y la amistad. Incluso, aquellos personajes de las historietas tomaron cuerpo y alma gracias a las interpretaciones hechas por una pareja de pequeños, quienes con revista en mano, como un guión, hicieron una actuación que recibió la admiración de sus compañeros. Para cerrar y en un rápido ejercicio de creación colectiva, los niños y niñas crearon una historia a partir la imagen que se encontraba en la portada de la revista. Voz a voz se fueron sumando con una parte y este fue el resultado: GUIPAS Y PATRICIA En el día de amor y amistad, Guipas decidió regalarle algo especial a su amiga Patricia, la niña de la que estaba enamorado. Nuestra amiga LA NACIÓNSalió de su casa y fue a una tienda a comprar una hermosa  tarjeta. Cuando llegó vio una tarjeta muy bonita, pero cuando fue a pagar Guipas se dio cuenta que había olvidado llevar el dinero, por eso no tuvo más remedio que devolverse a casa a buscar sus ahorros, que estaban escondidos en el cajón de la ropa. Sacó lo suficiente y regresó a la tienda, allí un señor ya entrado en años le hizo entrega de la tarjeta y le ayudó a escribir el mensaje: “Hola, solo quería decirte que te quiero”. De ahí salió para la casa de Patricia, pero en el camino se encontró con su amigo Darwin jugando en un parque. Darwin lo invitó a jugar y a Guipas no le pareció una mala idea, por un momento, dejó la tarjeta a un lado pero una fuerte brisa se la llevó y la dejó en la copa de un árbol. Guipas tuvo entonces que pedirle la ayuda a Darwin para subirse al árbol y rescatar su regalo, cuando lo tuvo en las manos, decidió no perder más tiempo y seguir su camino. Guipas llegó a casa de Patricia, se peinó, acomodó su gorra y su ropa y golpeó la puerta: “Toc toc toc”. La puerta se abrió y ahí apareció Patricia, la niña que tanto le gustaba. Tomó fuerza y le entregó la tarjeta que le había comprado,  “Feliz día del amor y la amistad” le dijo. Patricia le se sonrojó pero le agradeció con un beso en la mejilla y le dijo “espérame un momento”. En ese momento  sucedió algo que no se esperaba Guipas…. Patricia salió de casa con un pequeño regalo que ella le había comprado, una deliciosa caja de chocolates en la que decía “Te quiero”.

Comentarios