En una publicación de la prestigiosa revista Semana del 26 de abril de 2010, se hizo mención al concepto de “huella hídrica” En una  publicación de la prestigiosa revista Semana del 26 de abril de 2010, se hizo mención al concepto de “huella hídrica” creado por el catedrático holandés Arjen Y. Hoekstra, tras considerar que los problemas hídricos están íntimamente relacionados con la economía mundial. Se trata de seguirle la pista al agua a fin de determinar  cómo y en qué cantidad se usa, tomando como base actividades como la industria, la agricultura, la ganadería o los servicios, por ejemplo. En Colombia la huella hídrica aún parece invisible, aunque a ciencia cierta se sabe que es la agricultura el sector que más consume agua, con un 61%, seguido del doméstico con un 26%, el industrial con un 9% y los sectores pecuarios  y de servicios con un 3% y 1%, respectivamente. Muchos países han venido externalizando su huella hídrica mediante la importación de bienes que generan presión sobre el recurso agua  de las regiones exportadoras, así acontece con el Japón que, de acuerdo con la Red de Huella Hídrica Mundial, consume 1150 metros cúbicos de agua por año per cápita, y cerca del 65% de esa huella proviene del exterior del país. Según Carlos Herrera, Gerente de Asuntos Ambientales de la ANDI, Colombia tiene agua de sobra pero con problemas de distribución, calidad y administración del recurso. Por  otra parte, pese a que la oferta de agua superficial del país es casi 100 veces mayor que la demanda, dicha oferta se encuentra en regiones de baja densidad poblacional como el Chocó, la Orinoquía y la Amazonía. La zona Andina, densamente poblada, cuenta con apenas el 15% de la oferta total. Para Juan Carlos Espinosa, oficial de política de WWF (Water World Foundation), no parece lejana una eventual escasez de agua en Colombia en términos de producción; debido a malas prácticas y a la deforestación la oferta hídrica de la Sierra Nevada de Santa Marta ha disminuido drásticamente, lo mismo parece acontecer en regiones como el Huila o el Tolima. La Contraloría Delegada para el medio Ambiente, estima que para el año 2015 el 66% de los colombianos pudiera estar en riesgo de desabastecimiento de agua en tiempos secos. Urge el emprendimiento social y empresarial como estrategia para enfrentar la amenaza de escasez de agua en el futuro, se ha de tomar conciencia sobre la urgente necesidad de adoptar y aplicar el modelo de  huella hídrica, así como de organizar las CAR por cuencas hidrográficas respondiendo a la territorialización del recurso hídrico y fortalecer mecanismos de identificación, planeación, construcción y manejo de grandes, medianos y pequeños reservorios regionales para atender la demanda de agua en períodos de escasez.

Comentarios