Colombia se proclama un estado social de derecho en el propósito de lograr el bienestar del hombre y la sociedad Colombia se proclama un estado social de derecho en el propósito de lograr el bienestar del hombre y la sociedad, garantizando la protección de los derechos económicos, sociales, políticos y culturales. En desarrollo de esos principios constitucionales, se han expedido una serie de normas, dentro de las cuales tiene especial relevancia el modelo de seguridad social basado en la inclusión, donde las cajas de compensación familiar, vienen cumpliendo un liderazgo transcendental en la lucha contra la pobreza. Estas organizaciones con una reputación corporativa reconocida, se han convertido en las aliadas estratégicas del Estado como ejecutoras de las políticas sociales, llegando con servicios inclusive a la población vulnerable. Las cajas de compensación vienen trabajando en programas sociales a favor de las familias de menores ingresos, con la experiencia acumulada, conocimiento, poder creativo de su talento humano, infraestructura física, parques recreacionales y recursos tecnológicos, podrán conformar una gran red de servicios sociales, con la convicción de participar en el periodo post conflicto en el proceso de  consolidar la paz, ese anhelado sueño de paz de los colombianos, liderado por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Trabajar en la reconstrucción del tejido social, va más allá de los recursos financieros, se requiere  crear espacios de convivencia entre los colombianos,  para la sanación y el perdón de un conflicto que dejará profundas huellas de resentimientos. Las cajas de compensación pueden convertirse en esa gran red creando escenarios propicios al ejercicio de la tolerancia, el dialogo, y el respeto por la diversidad en defensa de todos los colombianos.  Reafirmar la misión social de estas corporaciones en las políticas de intervención social, es apostarle a la creación de capital social en la era post conflicto como factor de desarrollo humano, es ocuparse de una sociedad más incluyente y trabajar por una democracia más participativa. Es indiscutible, si Colombia es eficaz en la política de equidad e inclusión social en defensa de la familia como núcleo básico de la sociedad, alcanzará mejores condiciones de vida y en consecuencia mayor prosperidad  económica. El centro del desarrollo económico de una nación es el ser humano, si bien es cierto, los recursos naturales son importantes, de nada sirve un producto interno bruto creciendo a ritmos agigantados, cuantiosos activos financieros, mega obras de infraestructura, grandes reservas de petróleo, trillones de reservas en el exterior, si  no se logra la transformación del individuo y la sociedad a través de la educación, ciencia, tecnología e innovación. La manera más efectiva de combatir la pobreza es educando a la gente.

Comentarios