garzon

Con la llegada del nuevo año empieza la época de balances personales y espirituales; Con la llegada del nuevo año empieza la época de balances personales y espirituales; por eso el llamado desde la Diócesis de Garzón, en cabeza de su obispo, Monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo, es para que los cristianos aumenten la fe y mantengan la unidad familiar como motor de la moral y la sociedad. HUMBERTO SOSA SIMBAQUEVA LA NACION, GARZÓN Tres meses después de estar al frente de la comunidad católica con mayor impacto en el departamento del Huila, Monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo, obispo de la Diócesis de Garzón, resaltó un buen crecimiento en lo que respecta a la evangelización y los nuevos rumbos que deberán tomar los católicos en el 2013, tiempo para evaluar lo que hicieron y dejaron de hacer. A pesar de su corto tiempo en el cargo, Monseñor afirmó que llegó a la mayoría de los municipios, disfrutó de la navidad con la comunidad del occidente del Huila y el último domingo del 2012, presidió la eucaristía donde aclaró el verdadero significado de la tradición navideña. Monseñor, ¿Cuál es el verdadero significado de la Navidad? Pues la Navidad tiene un gran significado porque se recuerda la llegada del redentor, del creador del mundo. Por supuesto, no debemos quedarnos solo en la belleza que nos da la parte comercial, que es embellecer con luces, con adornos y disfrutar de grandes comidas y viandas, cuando en nuestro interior ni siquiera nos alistamos para recibir la fecha y toda esta época que congrega ocho días de celebraciones que culminan el primero de enero. ¿Se mantiene la fe en los pueblos y en especial en el cristianismo? Pues en medio de todo lo que vivimos los cristianos, hablo por los católicos, se mantiene una buena tendencia, pero es necesario incrementar la fe, con el llamado del Papa Benedicto XVI para que este año que comenzamos en octubre salvaguarde la esperanzas, la fe, la armonía y el amor para reconciliarnos con nosotros mismos y con Dios, y así tengamos la paz y la tranquilidad en el interior y en todos. ¿Cuál es el mensaje para la llegada del nuevo año? Pues la partida del año y la llegada del nuevo no es nada del otro mundo. Lo primero es no nos hagamos ilusiones, el cambio de año no cambia nada de nuestra vida, ni hace los problemas más fáciles o más difíciles. Cambiamos de año y lo único es que nosotros tengamos una mirada nueva frente a lo que estamos viviendo y lo mejor que no vivamos de las ilusiones que dejamos de hacer o lo hubiéramos hecho mejor, es inútil vivir de ese tipo de ilusiones, lo mejor es siempre ir adelante, de la mano de Dios y pensando en el futuro. En la eucaristía dominical fue claro frente al sostenimiento familiar y el respeto por las parejas, ¿En un buen mensaje de integración? Es que desde el Estado y los gobernantes quieren imponernos otras doctrinas (hablo de los católicos), otras costumbres que van en detrimento de la unidad de la familia, del matrimonio entre hombres y mujeres; y ello no conduce a nada bueno para lo que nos dejó Dios. Por eso el llamado es a que cada día seamos más responsables del amor a la familia, a la procreación y que no desviemos la atención de lo que realmente es ser un buen cristiano. Fotos Humberto Sosa S. Pie de fotos: garzon El Obispo de la Diócesis de Garzón hizo un llamado a sus fieles, para que fortalezcan la unidad familiar. garzon Monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo, celebró la eucaristía del último domingo del año en Garzón.

Comentarios

comentarios