Para el fútbol colombiano el 2012 fue un año esperanzador. Los buenos resultados de la Selección LA NACIÓN, NEIVA Para el fútbol colombiano el 2012 fue un año esperanzador. Los buenos resultados de la Selección Colombia, el fútbol femenino, la resurrección de los equipos bogotanos, Santa Fe y Millonarios, y la consolidación de nuestros mejores jugadores a nivel internacional, dejan un balance ampliamente satisfactorio. Lo primero fue la resurrección de la Selección Colombia que tras sus últimas victorias de la mano del argentino José Pekerman, le devolvió la ilusión al pueblo colombiano para regresar al Campeonato Mundial de la máxima categoría, en este caso Brasil 2014. El equipo nacional sumó tres triunfos consecutivos en las eliminatorias mundialistas, que lo ubicaron en el Top Five del mundo, de acuerdo a la clasificación de la Fifa, colocando al combinado colombiano como uno de los firmes aspirantes para clasificar al mundial. Falcao García, todo un goleador La constancia goleadora de Radamel Falcao García es otro de los grandes acontecimientos futbolísticos, que coloca a nuestro país en la cúspide, consolidando además a Falcao como el número uno de los delanteros en el mundo. En 2012 fue incluido, por segunda vez consecutiva, entre los mejores 10 jugadores de la temporada en Europa. En esta ocasión fue valorado como el octavo mejor jugador en territorio europeo, empatado en puntos con el portero checo Petr ?ech. En el mismo año fue considerado el tercer mejor jugador del mundo de la temporada 2011-12, según la revista francesa Onze Mondial, mediante el premio ‘Onze d’Bronze’. Las brillantes actuaciones de los colombianos en el exterior, Jackson Martínez y James Rodríguez en el Porto, Cristian Zapata y Mario Yepes en el Milán Italiano, para citar los más sobresalientes en Europa, se suman al balance ampliamente satisfactorio de nuestro fútbol. El regreso al título de los equipos bogotanos, primero Santafé de la mano de Wilson Gutiérrez y ahora Millonarios con Hernán Torres, termina la sequía de éxitos de dos de los equipos más importantes del fútbol colombiano, 35 y 24 años después respectivamente. El fracaso del América en su intención de regresar a la primera categoría del fútbol colombiano, el descenso del Cartagena y el fracaso de Pereira y Bucaramanga en el torneo de la B, no es menos pobre y se suman a los fracasos de este año. La muerte de Miguel Calero enlutó al futbol internacional y hoy continúa siendo el hecho más triste de un año, que dejó numerosas satisfacciones y que genera una expectativa de éxito para el cercano futuro del fútbol colombiano y sus jugadores. Falcao García representó la máxima alegría para el fútbol colombiano. La muerte de Miguel Calero impresionó al deporte nacional. La Selección Colombia revivió la esperanza mundialista.

Comentarios