FOTO 1 NOTA 1

Los efectos del cambio climático se empezaron a sentir en varias poblaciones del sur del Huila, tras un mes de altas temperaturas y total ausencia de lluvias. Algunos acueductos empiezan a mostrar desabastecimiento de agua. Los efectos del cambio climático se empezaron a sentir en varias poblaciones del sur del Huila, tras un mes de altas temperaturas y total ausencia de lluvias. Algunos acueductos empiezan a mostrar desabastecimiento de agua. GERARDO VALENCIA GUTIÉRREZ LA NACIÓN, SALADOBLANCO La larga temporada de verano que se registra desde finales del año anterior en el sur del departamento del Huila empieza arrojar sus primeras consecuencias en las poblaciones de esta región, donde ya se registra desabastecimiento de agua  y  pérdida de cultivos. Una de las poblaciones donde con mayor rigor se siente el fenómeno es el municipio de Elías, que desde los primeros días del año las autoridades locales debieron iniciar un drástico racionamiento de agua porque la fuente que surte el acueducto municipal ha disminuido su caudal debido al intenso verano y al proceso paulatino de deforestación de su cuenca en los últimos años. También se siente la severidad del verano en Saladoblanco, municipio en el cual al menos cinco veredas sufren de falta de agua para el consumo humano, debido a que las microcuencas que alimentan los sistemas de acueducto se secaron completamente. Nacederos secos Según el reporte las veredas afectadas son: El Neme, La Pirulinda, La Primavera, Vista Hermosa y Las Moras, donde el largo verano secó por completo los nacimientos de agua que abastecen los acueductos. Las comunidades han  solicitado autorización para extender mangueras hacia otras fuentes con el ánimo de surtir a los hogares del vital líquido, o que les lleven agua en carrotanques mientras se busca una mejor solución a la grave problemática. “Hemos solicitado el apoyo de la Corporación Autónoma  Regional del Alto Magdalena (CAM) para que nos haga un estudio de la situación y nos indique qué procedimientos debemos aplicar para solucionar el problema de las familias que están prácticamente sin agua desde hace una semana”, dijo el alcalde de Saladoblanco Ricardo Villareal. Según se conoció, en el curso de los próximos días, técnicos de la CAM visitarán la zona para evaluar la situación y hacer las recomendaciones pertinentes. La preocupación del Alcalde y demás autoridades de ese municipio va mucho más allá de la solución temporal del problema que viven hoy, pues saben que muy difícilmente se podrán recuperar las fuentes abastecedoras de agua por el alto grado de intervención de sus cuencas con fines agrícolas y pecuarios. Racionamiento En el municipio de Elías sus autoridades debieron recurrir a un severo racionamiento de agua para los habitantes del sector urbano, debido a que la quebrada El Olicual, de cuyo caudal se nutre el acueducto local, disminuyó su caudal en un 60 por ciento en menos dos semanas. Los encargados del acueducto debieron dividir en cinco sectores la población para poder suministrar agua a sus habitantes. “Dependiendo del caudal racionamos por un día o por 12 horas cada sector” dijo un funcionario de la Alcaldía de Elías. El largo verano secó la fuente abastecedora a tal punto que de los ocho litros por segundo que normalmente se enviaban desde la planta de tratamiento, ahora solamente salen cuatro o menos. FOTO 1 NOTA 1 Las quebradas que surten los acueductos de varias veredas han reducido su caudal en más del 60 por ciento.

Comentarios