En memoria

Como muchas otras cosas de nuestro arte, pasó de nuevo olvidado para muchos un nuevo aniversario del nacimiento de Ángel Sierra Basto. En realidad, este era el seudónimo de Víctor Manuel Cortés Vargas, poeta nacido en Pitalito el 16 de abril de 1923, y fallecido en su residencia en Neiva el 21 de octubre de 1992.

En memoria

En

Como muchas otras cosas de nuestro arte, pasó de nuevo olvidado para muchos un nuevo aniversario del nacimiento de Ángel Sierra Basto. En realidad, este era el seudónimo de Víctor Manuel Cortés Vargas, poeta nacido en Pitalito el 16 de abril de 1923, y fallecido en su residencia en Neiva el 21 de octubre de 1992. Ese olvido no es excusa para decir que, además de poeta, Ángel Sierra Basto fue político, periodista, hombre de leyes y motor de la educación. Pero, ante todo, se le conoce como cofundador de “Los Papelípolas”, el más importante grupo, y para muchos, el único movimiento literario del Huila, surgido en 1957, casi a la par del Nadaísmo en Antioquia. Algunos consideran a Ángel Sierra Basto -después de José Eustasio Rivera- como el poeta más importante del Huila. Sierra Basto habría cumplido el pasado martes 90 años. El académico Jorge Guebely nos recuerda que “gracias a una broma, fungió como concejal de Neiva en nombre de la Anapo y, por una broma, formó un escándalo a través de una invitación furtiva a Tirofijo para oírlo en sesión populista del Concejo. El conocimiento académico le pareció más serio. Asesorando al Dr. Plazas Alcid, contribuyó con la fundación de colegios nocturnos, antesala de nuestra educación pública universitaria.” En su memoria, esta brevísima nota para no dejar en el olvido a una de las figuras más importantes de nuestra historia reciente.

Comentarios