A 39 días de vencerse el plazo de la prórroga del contrato de aseo en Neiva, aún no se conocen los resultados del estudio técnico y económico que Empresas Públicas contrató por 396 millones de pesos, para definir el futuro de la prestación del servicio.

A 39 días de vencerse el plazo de la prórroga del contrato de aseo en Neiva, aún no se conocen los resultados del estudio técnico y económico que Empresas Públicas contrató por 396 millones de pesos, para definir el futuro de la prestación del servicio. Pese a las condiciones lesivas del contrato vigente, Este sería nuevamente prolongado por lo menos por otros tres meses, mientras se define el nuevo escenario. Valor del impuesto se incrementaría en el nuevo esquema.

MILTON JAVIER GUARNIZO LA NACIÓN, NEIVA Aumento en la frecuencia del barrido en las calles de la ciudad e inclusión de los recicladores organizados en el esquema de aseo, son parte de los cambios sustanciales que se vienen planteando a corto plazo en la prestación del servicio de recolección de basuras en Neiva. Sin embargo, a 39 días de que finalice la prórroga  del contrato con Ciudad Limpia, el panorama  aún no está definido. En el ambiente hay algo claro: dicho contrato, que va hasta el próximo 30 de mayo, sería prolongado por lo menos por otros tres meses mediante un otrosí, mientras se surte el proceso del nuevo esquema de la prestación del servicio, pese a la advertencia de los organismos de control frente a la desventaja que han representado las condiciones en que se suscribió el contrato  No.01 del 21 de agosto de 2007. En dicho contrato se fijó el actual esquema del 80 por ciento del dinero recaudado por concepto del pago del impuesto de aseo para el contratista, y el 20 por ciento de ese dinero para las Empresas Públicas de Neiva, entidad que además viene asumiendo la operación del relleno sanitario ‘Los Ángeles’, y que de acuerdo con la Contraloría Municipal, debía estar a cargo del contratista, es decir Ciudad Limpia. El pasado 28 de diciembre, las Empresas Públicas, EPN, suscribió un contrato con la firma Zoluciona Limitada, cuya representante legal es Luisa Fernanda Javela Firigua, por 396 millones de pesos para la elaboración de un estudio técnico para la selección e implementación de la mejor alternativa para la prestación del servicio de aseo en Neiva y los centros poblados de Fortalecillas y El Caguán, en los próximos 15 años. Sin respuestas concretas Son cuatro los escenarios que la Junta Directiva de EPN entraría a evaluar para definir el futuro de la prestación del servicio de aseo en Neiva: que la entidad asuma directamente la operación, que se preste el servicio mediante un contrato o concesión, o que se maneje el nuevo esquema a través de una empresa de economía mixta (EPN y un particular). Pese a que ya se avizoran cambios importantes en el nuevo esquema que se implemente para la prestación del servicio de aseo, como programas integrales de separación de residuos en la fuente, procesos de mayor intervención en materia de reciclaje a través de las asociaciones y cooperativas organizadas, aún no hay pistas claras sobre qué sucederá. “Decir por cuál escenario nos vamos a inclinar en estos momentos, es especulación. Se debe proyectar la prestación del servicio acorde con el crecimiento de la ciudad, aumentando las frecuencias del barrido y la misma recolección de las basuras. Nos han entregado el estudio económico, y estamos pendientes de las modulaciones para que nos digan cuál es la mejor opción”, explica Aurelio Navarro, gerente de EPN, quien señala además que a finales de abril se conocerían los resultados definitivos del estudio. Alba Segura de Castaño, Contralora Municipal, señala que pese a que la prórroga del contrato se firmó en octubre de 2012 por 7.680 millones de pesos, con el propósito de adelantar el estudio, el cual fue contratado en diciembre de 2012 y se empezó a ejecutar el pasado mes de enero por un período de tres meses, a la fecha no se conocen las conclusiones del mismo. “Nuestra preocupación es que no se va a alcanzar a hacer una licitación, o constituir una empresa de economía mixta, teniendo en cuenta que la prórroga se vence el 30 de mayo. En ese escenario, EPN se verá obligado a hacer una adición al contrato por un período prudente mientras se adelanta el nuevo proceso para la prestación del servicio”, puntualiza la funcionaria. Gorky Muñoz, presidente del Concejo de Neiva, explica que las cuatro posibilidades que se contemplan según el estudio económico socializado esta semana por los contratistas de la auditoría, deben someterse a consideración, de acuerdo con la situación que vive el municipio en materia de la prestación de este importante servicio público. “No podemos entrar a hacer algo en lo que no tenemos experiencia; en nuestras condiciones es un tanto complejo implementar mecanismos distintos al de la concesión. Considero que se debe implementar es lo que se sabe, pero eso las decisiones se van a tomar de acuerdo con  lo que arroje el estudio”, explica Muñoz. Cambios De acuerdo con el gerente de EPN, dentro de los cambios que se emplearían en el nuevo esquema está el aumento en la frecuencia del barrido, que actualmente se hace una vez a la semana, excepto en el micro centro de Neiva. De ser incluida la propuesta, se calcula que el impuesto de aseo tendría un incremento promedio de 1.000 pesos. “Lo que se plantea es aumentar la frecuencia del barrido a dos o tres veces por semana en todos los sectores, para tener una ciudad más limpia. Se presentaría un incremento en el costo de la tarifa de aseo, pero vamos a tener una ciudad con mejor calidad de vida. Eso cuesta, pero hasta el momento no es una decisión tomada porque dependemos de los resultados que arroje el estudio”, explica Navarro. El gerente de EPN dijo además que no se ha hecho un trabajo articulado con los recicladores organizados en el tema del manejo de las basuras, pues en las condiciones del contrato de aseo nunca fue contemplado. “La ley nos exige tener en cuenta a los recicladores organizados. Actualmente se maneja, pero no de la manera en que se debería hacer. ¿Qué buscamos? Poder adelantar planes piloto en la ciudad, buscando el reciclaje en la fuente. Iniciamos con un modelo en la Comuna Uno, caracterizando las basuras, separando lo orgánico de lo inorgánico, buscando el reciclaje, que es otra manera de generar ingresos a una familia”, puntualiza el funcionario. Gorky Muñoz, presidente del Concejo, asegura que una eventual aumento en la tarifa del impuesto de aseo no afectaría el bolsillo de los ciudadanos, pues el municipio cuenta con un excedente en recursos provenientes del pago del impuesto por parte de los estratos altos. “Hay una situación favorable y es que se cuenta con excedente, proveniente del aporte que están haciendo los estratos altos. Actualmente se subsidia a los estratos 0, 1 y 2 con ese recurso, pero se podría llegar a subsidiar hasta el 50 por ciento. Los estratos 0, 1 y 2 pagan 7.000 pesos, pero con el aumento en el monto de los susidios pasarían a pagar 6.000 pesos, en el entendido en que se aumenten las frecuencias de barrido en las calles de la ciudad”, señala el cabildante. ¿Borrón y cuenta nueva? Humberto Castro Mojica, veedor ciudadano, señala que independientemente del esquema que se implemente, la prestación del servicio de aseo no puede seguir adelantándose de la manera en que se viene haciendo desde el 2007. “Vale la pena decir que el pago que hace EPN a Ciudad Limpia se ha venido incrementando de manera inmisericorde. En octubre de 2008 se cancelaban 433 millones de pesos mes, en el mismo mes del 2010 784 millones de pesos, 828 millones de pesos en octubre de 2011, y 1.153 millones de pesos en el mismo mes de 2012, es decir que en los últimos cinco años se ha incrementado en casi 200 por ciento del costo inicial”, asegura el ciudadano. Castro Mojica afirma además que desde marzo de 2012 advirtieron a la administración municipal acerca de la necesidad de adelantar un nuevo proceso para la prestación del servicio de aseo. “Le plateamos que se realizaran con tiempo los estudios previos para el nuevo proceso de contratación, pero primó la improvisación; se prorrogó el contrato para realizar un estudio, pero quién conoce es estudio, con quién lo han socializado. ¿Se han hecho estos contratos de cara a la ciudad? Lo que la ciudad no puede seguir permitiendo es el negocio que tiene Ciudad Limpia”, dice. El gerente de EPN explica que en el proceso de liquidación del contrato con Ciudad Limpia, dicha empresa realizó reclamaciones por el orden de 21.000 millones de pesos, situación que frenó cualquier avance en el tema. “Cuando quisimos tomar la decisión de liquidarlo, aparecen las pretensiones económicas de Ciudad Limpia por más de 21.000 millones de pesos. Pusimos equipos de trabajo para conocer los soportes técnicos y económicos de las dos partes, hasta llegar a un acuerdo bilateral por 3.315 millones de pesos, cifra que ya se canceló en su totalidad”, asegura Aurelio Navarro. Navarro reconoce que las condiciones pactadas en el contrato vigente con Ciudad Limpia han representado durante más de cinco años un negocio ‘flaco’ para la entidad. Precisa que las expectativas están puestas en los resultados que arroje el estudio, a través de los cuales pretenden corregir errores como la responsabilidad en la operación del relleno sanitario. Lo que pretendemos con esta nueva contratación es corregir esos errores del pasado. Las condiciones hoy son las mismas, porque hemos prorrogado un contrato que venía de administraciones pasadas. Una vez termine la consultoría, se van a definir condiciones diferentes”, asegura el gerente de EPN. Por su parte, la Contralora Municipal manifiesta que más allá del esquema que se defina para el futuro de la prestación del servicio, lo que se debe buscar es un equilibrio económico sin que se afecte la calidad de la prestación del servicio. “Independientemente del esquema, la prestación del servicio se debe garantizar bajo un modelo que no sea lesivo para EPN. Si bien hemos reiterado que las condiciones del contrato actual son perjudiciales para los intereses públicos, el arreglo bilateral que se hizo permitió una reducción de 17.000 millones de pesos de las pretensiones iniciales de Ciudad Limpia; obviamente esa no es la solución de fondo. El nuevo esquema que se elija debe tener un equilibrio económico para todas las partes”, señala la funcionaria. Y mientras se mantiene la expectativa respecto al esquema que se implementará para la prestación del servicio de aseo, Ciudad Limpia seguirá al frente del negocio, pese a la advertencia de los organismos de control y a que EPN  viene reiterando la necesidad de definir un modelo que corrija los errores del pasado. Lo cierto es que el estudio, cuyos resultados son esperados la próxima semana, definirá el modelo que marcará el horizonte del servicio de aseo en Neiva durante los próximos 15 años. 15 años es el período por el cual se definirá la operación del nuevo sistema para la prestación del servicio de aseo en Neiva. EPN contrató un estudio técnico-económico por 396 millones de pesos para determinar cuál es el esquema más adecuado parta la ciudad. 3.315 millones de pesos pagó EPN a Ciudad Limpia, luego de que la empresa contratista hiciera una reclamación por 21.000 millones de pesos. Según el gerente de EPN, dicha deuda fue saldada en febrero pasado.

Comentarios