Guillermo Delgado Quintero fue hallado sin vida por una de las empleadas del motel. En la habitación fue hallado un frasco de un poderoso veneno.
Un hombre que ingresó sólo a un motel, en el centro de la capital huilense, fue descubierto sin vida por una de las empleadas del establecimiento. Al parecer había intentado quitarse la vida en ocasiones anteriores.

El hecho de haber ingresado sólo a una de las habitaciones de un motel ubicado en el centro de Neiva, y la preocupación del personal que laboraba, ante la inexplicable demora del hombre, levantó sospechas en uno de los empleados, que decidió ingresar a la habitación y se encontró con el cuerpo sin vida del cliente.

Guillermo Delgado Quintero de 58 años de edad, identidad del occiso, fue hallado sin signos vitales dentro del establecimiento, ubicado en la Calle Novena con Carrera Séptima. De acuerdo con testigos de los hechos, el hombre natural del municipio de Baraya, ingresó a las 11:00 a.m. al motel, requiriendo el servicio de una habitación.

“Una de las empleadas, al observar la puerta entre abierta y tras percatarse de que el señor llevaba más de dos horas sin salir y había ingresado sólo, decidió empujar la puerta, encontrándose con el cuerpo sin vida”, indicó una fuente judicial.

Las autoridades señalaron que de acuerdo con las investigaciones preliminares, al parecer Guillermo Delgado había intentado quitarse la vida en cuatro ocasiones. “En la habitación se encontró un frasco de Furadán”, puntualizó una fuente oficial.

La Sijín de la Policía arribó hasta el sitio de los hechos, para adelantar la inspección judicial y el levantamiento del cadáver, que será entregado hoy a sus familiares.

Comentarios

comentarios