En Mercaneiva los vendedores minoristas expresaron que aunque los precios de algunos productos han subido, todavía hay mercado en la central.
Comerciantes mayoristas y minoristas de verduras, frutas y cárnicos de Surabastos y Mercaneiva, así como los compradores, expresaron que a estas alturas del paro agrario, en Neiva ya empiezan a sentirse los coletazos de la protesta. Aunque aseguraron que no hay desabastecimiento, explicaron que ha bajado el flujo de llegada de alimentos, los precios han subido un poco y algunos productos escasean. 

En el caso de los comerciantes ubicados en Surabastos, los mismos expresaron que a la central mayorista no están llegando productos de distintas latitudes del Huila, sino todo desde Bogotá.

“Por la cuestión de los bloqueos, los productos que están llegando vienen solo de la ciudad de Bogotá, del sur no viene nada. Hay que decir que la situación ha estado algo tensa, es decir, aunque hay mercado, sí ha mermado el flujo de llegada de productos”.

“Los precios de los productos han subido un poco. Antes el bulto de papa común estaba a 35.000 pesos, hoy está a 50.000 y el de pastusa que estaba a 38.000 pesos, ahora está a 55.000 pesos”, explicó Javier Serrano, vendedor mayorista.

Asimismo, los comerciantes de Surabastos aseguraron que no solo el precio de los productos ha subido, sino también el costo de los fletes.

“El mercado está llegando pero están más costosos los fletes. Antes el flete se pagaba a 87.000 pesos, ahora se paga a 107.000 y hasta 120.000 pesos.

Entonces eso es lo que incrementa el artículo y no es que uno quiera, sino que hay que aumentarle”.

“La zanahoria por lo general se vende el bulto a 50.000 o 60.000 y ha subido hasta a 200.000 pesos. Hay mercado, pero hay algunos productos escasos, por ejemplo la cebolla de tallo, el plátano, la yuca”, manifestó Melba Quintero, vendedora mayorista de verduras.

‘Hay abastecimiento’

En Mercaneiva la situación también tiene sus propios matices. En pleno inicio de fin de semana, la central minorista no se observó tan congestionada por parte de vendedores ni compradores, sin embargo no se habló de desabastecimiento.

“Hoy (ayer) para ser viernes, día que llega el mercado, la plaza está más bien sola, tanto de vendedores como de compradores. Algunos vendedores vienen y como el mercado ha subido no surten los puestos, porque dicen que el mercado está caro y la gente casi no viene”.

“Hay abastecimiento, es decir, sí hay mercado. La gente casi no está viniendo porque piensa que no hay mercado, otros piensan que las plazas están vacías, pero no es así. Decirle a la gente que sí hay mercado, que ha bajado la cantidad en que llega, pero que el mercado que hay está bueno”, expresó Nelly Hernández, vendedora minorista.

Aumento en algunos productos

En términos de precios, los minoristas de Mercaneiva referenciaron algunos costos que se han incrementado en las últimas semanas.

“Los precios han subido un poco. Lo que más ha subido es la alverja, antes la libra pelada estaba a 3.000 pesos y ahora está a 6.000. En cáscara estaba a 1.200 pesos y ahora está a 3.000 pesos. La libra de cebolla de tallo estaba antes a 700 pesos, ahora está a 1.300”.

“La libra de cebolla cabezona blanca estaba antes a 700, ahora toca venderla en 1.200 pesos. La libra de zanahoria estaba a 700, hoy se vende a 1.000 pesos. Los precios suben porque a nosotros también nos los suben los que los traen”, agregó Nelly Hernández.

En cuanto a las frutas, también se han registrado algunos incrementos.

“En lo mío que son las frutas, los precios han subido un poco. La libra de mora antes estaba a 1.000, ahora está a 1.300 pesos. El lulo estaba a 1.300 la libra, ahora está a 1.500 o 1.800 pesos”, mencionó Alba Luz Puentes, vendedora de frutas.

Llamado a los compradores

Ángel Oviedo, carnicero de Mercaneiva, envió su mensaje a los neivanos para que acudan a la central minorista.

“En lo que yo vendo que son cárnicos hay abastecimiento, lo mismo que en frutas y verduras. El inconveniente es que dicen que hay taponamientos y entonces la gente no viene a Mercaneiva a comprar, porque piensa que no hay productos. La invitación es a que vengan y compren su mercado”.

Lo mismo hizo Javier Serrano, vendedor mayorista de Surabastos.

“Se dice que hay especulación con los precios del mercado en Neiva, eso pasa siempre, la gente de supermercados y tiendas vienen y compran acá a un precio y van y revenden aprovechándose de la situación. Por eso el mensaje a la gente es que venga a Surabastos y a Mercaneiva a mercar, acá encuentran precios más baratos”, comentó Serrano. 

Comentarios

comentarios