El presidente Juan Manuel Santos anunció el fin del paro de mineros artesanales que se había iniciado el pasado 17 de julio, en rechazo a la persecución estatal a su actividad.

"Finalmente logramos levantar ese paro. Un paro que deja unos costos muy altos", dijo el mandatario al intervenir en el Congreso Nacional de Diputados reunido en Medellín.

"Creo que la noticia de que se levantó el paro es una muy buena noticia. Tenemos que analizar bien las lecciones aprendidas ahí", agregó.

El acuerdo se alcanzó con los mineros artesanales del departamento de Antioquia, luego de que sus colegas del Chocó pusieran fin a la protesta el pasado 26 de julio, tras llegar a un acuerdo con el gobierno.

Los pequeños mineros protestaban para que el gobierno estableciera normas que diferencien la minería artesanal de la ilegal, la que las autoridades están persiguiendo incautando y destruyendo la maquinaria empleada en las explotaciones ilegales.

"Ahí hay que hacer una distinción porque muchas veces hay una zona gris donde es muy difícil trazar la línea. En eso es en lo que tenemos que trabajar juntos para que no vayan a pagar justos por pecadores", indicó Santos al aludir al motivo del paro.

Advirtió, sin embargo, que otro tema muy diferente es el de la minería criminal, que beneficia a los grupos ilegales, "quienes -dijo- no van a poder salirse con la suya".

En Colombia existen 14.357 unidades de producción minera, de las cuales 56% carece de un título de explotación, según cifras del ministerio de Minas.

Pero no está claro cuáles son las unidades que explotan tradicionalmente mineros artesanales y en cuáles han penetrado bandas criminales, originalmente ligadas al narcotráfico y que se han vinculado también a esa actividad extractiva.

Comentarios

comentarios