En los principales centros de acopio de los municipios del centro, sur y occidente del Huila, al igual que en los departamentos de Caquetá y Putumayo, ya no hay alimentos perecederos y los combustibles se agotaron desde ayer. 

El comercio se ha visto disminuido en más del 60 por ciento y en algunos lugares como Algeciras el cierre de los establecimientos es total, porque su única vía de acceso a Neiva lleva cinco días bloqueada.

Entre tanto, el presidente Juan Manuel Santos en reunión con los gobernadores y alcaldes de ciudades capitales anunció la creación de un gran pacto por el agro.

Acercamientos

A pesar que el Gobierno Nacional anunció ayer por la mañana que había pacto en Tunja con los campesinos para el levantamiento de los bloqueos, los labriegos del Caquetá desconocieron la medida, aduciendo que ellos no se sienten representados en esa mesa de negociaciones.

Con respecto al Huila, hasta anoche el Gobierno y los campesinos discutían acuerdos para levantar los taponamientos en Tello y en el cruce de Algeciras, que son los más neurálgicos, porque en los municipios del centro y en el sector de Palermo se estaba permitiendo el paso escalonado.

Mientras tanto, la crisis por la falta de gas domiciliario y gasolina en Caquetá, Putumayo y algunos municipios del Huila, aumentaban. “Le pedimos al Gobierno Nacional que le dé una pronta solución a la problemática que enfrentan los campesinos porque la situación es muy dura. Estamos sin gasolina y sin gas, no hay alimentos porque la vía lleva cinco días consecutivos taponada y los comerciantes no han podido movilizar mercancías. Los campesinos que son los que mueven la economía de este municipio están en el cruce, por lo que el comercio está prácticamente muerto”, dijo el alcalde de Algeciras, Alexander Martínez Ballesteros.

Manifestaciones

Ayer se realizaron manifestaciones de apoyo (cacerolazos) a los campesinos en los municipios de Palermo y Algeciras. En Pitalito los cafeteros realizaron una marcha de protesta, porque ven que se están dilatando las conversaciones a las que el Gobierno Nacional se había comprometido para que no entraran al paro.

Ayer precisamente cuando se hablaba de destaponar las vías, se presentaron nuevos bloqueos en la carretera hacia Villavieja en el sitio Mesa Redonda. “Por hoy (ayer) hemos permitido el paso cada hora, pero a partir de mañana nos llegan unos 500 campesinos de las zonas de San Alfonso, La Victoria, Polonia, Potosí, Hato Nuevo y Doche, por lo que vamos a mantener el taponamiento total”, dijo un líder campesino de Villavieja, quien pidió omitir su nombre.
Mesa de fertilizantes

La mesa de fertilizantes que se instaló ayer al mediodía en Bogotá y que buscaba encontrar alguna salida para ayudar a levantar el paro no tuvo éxito. En esos diálogos participan representantes de los cafeteros huilenses y el gobernador del Huila Carlos Mauricio Iriarte, quien fue llamado el jueves anterior para que hiciera parte de las negociaciones.

Según los representantes de los campesinos, los funcionarios que envió el Gobierno Nacional no tienen poder de decisión en los temas que ellos proponen, por lo que los planteamientos no tuvieron eco y en la tarde los negociadores se levantaron sin llegar a ningún acuerdo.

“Les propusimos al Gobierno Nacional que otorgue algunos subsidios a los fertilizantes, mientras resolvemos ese problema de tener los agroinsumos más caros de América. Asimismo nombramos la comisión que hará las negociaciones definitivas en este tema de fertilizantes. Llevamos más de 15 reuniones desde que se levantó el paro anterior y no nos cumplen nada. Pero por lo visto los funcionarios que envió el Gobierno no tiene esas facultades, por lo que así no se puede llegar a ningún acuerdo, es muy difícil negociar en esas circunstancias”, dijo el líder cafetero Octavio Oliveros, quien hace parte de la mesa de negociaciones en Bogotá.

Asimismo, agregó que “el mensaje para los campesinos no es halagador, porque la mesa de negociaciones se rompió y que por ello siguen saliendo a las vías. Sin embargo, quedamos a la expectativa de que el Gobierno reaccione, tome conciencia y convoque a una mesa de negociación con ganas de arreglar y envié a unos funcionarios con facultades, porque los de hoy eran prácticamente de tercera categoría”, concluyó Oliveros.

Reunión con el Presidente 

Anoche el presidente Santos se reunió en la Casa de Nariño con los gobernadores y los alcaldes de las ciudades capitales para analizar los efectos del paro agrario y tomar medidas. En la reunión participaron el gobernador Carlos Mauricio Iriarte y el alcalde de Neiva, Pedro Suárez.

Antes se había reunido con los gremios de la producción, con los que acordó celebrar un gran pacto por el agro. “Vamos a trabajar por construir un gran pacto nacional por el agro y el desarrollo rural”, anunció el presidente Juan Manuel Santos, al término de la reunión con los dirigentes gremiales más representativos del país.

Agregó que en este proceso van a estar incluidos todos los interesados, que no son solamente el sector agropecuario, al resaltar la presencia en la reunión de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc).

En el pacto por el agro están incluidos también los alcaldes y gobernadores del país, que estuvieron reunidos con el Presidente por cerca de cinco horas, analizando la situación por la que atraviesa cada uno los departamentos.

Al término de la reunión, el Presidente agradeció a los mandatarios la institucionalidad que han mantenido en sus regiones y los instó a trabajar por un gran pacto por el agro y reconoció que los problemas no son de ahora, sino que son la sumatoria de muchos asuntos que no se les han atendido a los campesinos.

Finalmente, el Jefe de Estado anunció que el próximo 12 de septiembre se realizará la primera reunión de trabajo para darle cuerpo a esta iniciativa, para que se traduzca en acciones, proyectos y presupuesto, con miras a crear una política agraria que permita superar el rezago de décadas.

Comentarios

comentarios