Foto de Archivo AFP.

Un líder de las autodefensas del convulso estado mexicano de Michoacán (oeste) ordenó el asesinato de Gustavo Garibay García, alcalde de un pueblo de la zona, por supuestamente estar en contra del movimiento miliciano, informó este lunes el comisionado de seguridad regional, Alfredo Castillo.

Las autoridades detuvieron esta madrugada a 19 personas por el crimen, entre ellas al menos cuatro integrantes de las autodefensas, incluido Enrique Hernández Salcedo, líder del movimiento en el municipio de Yurécuaro, explicó en rueda de prensa Castillo.

Tres de los milicianos señalaron que "por instrucciones de su líder Enrique Hernández Salcedo (…) cometieron el crimen", dijo el funcionario al precisar que un cuarto autor material del homicidio fue encontrado sin vida hace unos días en Yurécuaro.

Pese a que Hernández se reservó su derecho a declarar, existen elementos que "acreditan su participación como autor intelectual del homicidio", destacó Castillo.

Según las primeras investigaciones, Garibay García estaba en contra de la presencia de los autodefensas, "por lo que se considera que este fue el móvil que generó el acto criminal", aseguró.

"Con estas detenciones, cabe señalar que han sido detenidos 2 líderes y más de 50 integrantes de grupos de autodefensas por diversos delitos", remarcó.

El pasado día 11, el fundador y líder del movimiento, Hipólito Mora, fue detenido y procesado por su presunta participación en el asesinato de dos compañeros.

El alcalde de Tanhuato, un pueblo de unos 15.000 habitantes, fue asesinado el pasado 22 de marzo cuando salía de su casa. Su cuerpo quedó cerca de la camioneta blindada que le fue asignada después de un intento de atentado al que sobrevivió en octubre de 2012.

La violencia en Michoacán es uno de los mayores desafío de seguridad para el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Desde mayo del año pasado, el mandatario mantiene a unos 10.000 militares y policías federales en la región para combatir a Los Caballeros Templarios y frenar los enfrentamientos que este cártel narcotraficante sostiene con las autodefensas.

Estas milicias se alzaron en febrero de 2013 en comunidades rurales de Michoacán para enfrentarse a los Templarios, que habían sembrado el terror en la zona con asesinatos, secuestros y extorsiones.

Comentarios

comentarios