Fotos: Internet.

Fotos: Internet.

La modelo y ex presentadora opita se confesó con el periodista Diego Pascuas en Nación Tv. Habló de cómo ingresó al Canal RCN, cómo prefirió una invitación de Simón Brand (su esposo), que la del artista internacional Chayanne, cuando aún era soltera. Cuenta de su vida, sus amigas y hasta de un exnovio muerto el día de sus 15  años.
 
 
 
Claudia Bahamón se confiesa. En su casa en Neiva la opita habló de su vida, sus metas, sus sueños, su hogar. Retrocede a su paso, escarba su vida y entrega detalles de cómo empezó en la televisión colombiana, cómo superó la muerte de su exnovio, accidentado el día de sus 15 años, y cómo vive hoy lejos de Colombia.
 
 

Empecemos hablando del gran amor que siempre ha sentido por Neiva

Lo que pasa es que nunca he dejado a un lado mi tierra y siempre la he llevado en mi corazón, me he sentido orgullosa de ser huilense, he vivido agradecida con todas las enseñanzas que me ha dejado mi tierra y de las raíces tan bonitas que tenemos los huilenses en todo el sentido: raíces de familia, costumbres amorosas, la unión, la fraternidad, el don de gente y, cómo no contarlo a todo Colombia, porque al fin al cabo lo principal en mi vida es estar polo a tierra y mi polo siempre ha sido Neiva.
 


Este es un recuerdo de su matrimonio con Simón Brand.

¿Hablemos de su familia y  empecemos con dos de sus grandes amores, sus abuelos: Fabio y Estelita, al igual que sus hermanos?

Me los nombras y se me hace un nudo en la garganta, estos dos personajes son sin duda el eje de toda la familia y  cuando digo que se me hace un nudo en la garganta es porque de alguna manera uno quisiera que  no envejecieran y que no les llegaran esos achaques de la vejez. Ver que el ciclo empieza a acabar es muy triste y duro, hace poco estábamos celebrando el Día de la Madre a través de un chat que tenemos de toda la familia, tíos, primos, mamás, papás y todos felicitaban a las mamás y yo lo que hice fue felicitar a mi abuelito, le dije: ‘abuelito muchas gracias por haber enamorado a mi abuelita’, qué hubiera pasado si mi abuelito no se hubiera dedicado a cortejarla, porque las cosas del amor han cambio, pero en esa época si el hombre no se dedicada a cortejar a la mujer no llegaban a ser una familia, y si mi abuelito no se hubiera dedicado a eso, pues esta familia que tengo y de la cual me siento orgullosa y la adoro con todo mi corazón, pues no estaría. Entonces a ellos les debemos el amor y todo en la familia.  Tengo tres hermanos: Germán que es el mayor, luego vengo yo que tengo 34 años, luego Mateo Bahamón, que tiene mmm, yo no sé cuántos años tiene mateo, mmmm 26 tal vez, ya no me acuerdo, parece mayor jajajajja, no mentiras , él es un joven empresario que está empezando con su empresa, generando trabajo a los huilenses, creciendo, y luego mi hermano menor que se llama Camilo Bahamón que en este momento está estudiando actuación en la Academia Charlot y empieza esta dura vida del entretenimiento, esos son mis hermanos.


Así recordó su niñez y juventud. 
 

 
Claudia su círculo de amigas siempre ha sido muy valioso e importante en esa historia, precisamente, ¿Hablemos de esa relación y vínculo con cada una de ellas, por ejemplo con Mónica Pérez, Mary Jaramillo, Natalia Pujana, Mónica Charry, Tita Díaz…?

Jajajaja los mejores recuerdos tengo de mis amigas, justamente me tocas el tema ahora y te cuento que desde  hace diez años Mónica Charry se fue de nuestro país y en el último San Pedro tuvo la oportunidad de volver después de esos diez años y de reunirnos todas y yo sentí que a pesar de las arrugas, de todos los achaques de la vejez físicamente, no nos han pasado los años, la pasamos buenísimo, nos enrumbamos, fuimos a todas fiestas de San Pedro, estuvimos con nuestros hijos, que fue lo más bonito, porque finalmente hemos compartido años de rumba, fiesta, amistad vamos a comer, pero nunca habíamos compartido con los hijos de todas mis amigas  y me pareció muy bonito. Yo las adoro y una cosa que siempre les he agradecido desde el fondo de mi corazón, a algunas se los he dicho, a otras no, y es ese respeto y esa capacidad de separar a la amiga famosa de la amiga de toda la vida, porque de todas maneras no es fácil, tu bien lo sabes que cuando uno empieza aparecer en televisión, en una revista y la gente comienza a darte un reconocimiento, a pedir una foto o un autógrafo, pues de todas maneras para ellas no debe ser fácil, ver que su amiga que al fin a cabo somos iguales, pero hay una “distancia” quizás y no, con ellas hay algo muy bonito, nosotras sabemos separar perfectamente eso, para mí son dos personas, la Claudia Bahamón famosa que al fin a cabo es la misma esencia, pero cuando estoy con ellas es la Claudia Bahamón sin maquillaje, con el pelo encebollado, sandalias tres puntadas y seguramente vestida vuelta nada y eso es muy bonito.
 


Su talento siempre fue resaltado por las cámaras. 
 

 
¿Quiero que hablemos de Diego Pérez, quien fue su novio en la adolescencia y que desafortunadamente murió en un accidente, cuando cumplía sus 15 años, como fue ese momento en su vida?
 
(…. Silencio, ojos llorosos) … Que cosa tan difícil, ¡te voy a matar Diego! Diego Pérez fue un novio que tuve yo cuando tenía 15 , 14 años, un novio claramente de la adolescencia, fiestero, chévere, amigo de todo el mundo, el día que yo cumplí 15 años se vinieron todos mis amigos  justamente a esta casa, a darme una serenata, él y yo habíamos tenido unas diferencias de novios en esa época, peleas bobas de novios, pero que en su momento son muy tristes para uno; llegaron mis amigos, me dieron la serenata, él vino a la casa con mis amigos,  se metió  dentro de la serenata y cuando salió de la casa, se chochó y se mató. Él se mató el día de mis 15 años .
 


La modelo siempre recordará a su novio Diego Pérez quien fue el novio que murió cuando tenía 15 años.

 
(Pausa… llora)
Para mí esto ha sido un episodio muy difícil de mi vida, tal vez por esa inmadurez que no te deja reaccionar…. Me costó, todavía me cuesta acordarme porque de todas maneras los 15 años de una niña  son muy importantes y más en una ciudad como esta que se celebra con todas las de la ley y es el paso de niña a mujer y te lo ponen de esa manera que ya no creo sea así. Pero en ese momento lo era, yo llevo desde entonces sin celebrar mi cumpleaños, a pesar de que quiero hacerlo. Una vez mi esposo, cuando nos casamos, decidió celebrarme el cumpleaños y ese día me acuerdo de haber llamado a Elcy, la mamá de mi exnovio (muerto) y decirle “por fin estoy celebrando mi cumpleaños”. Ella se puso feliz,  pero…   (Llora) es muy difícil, yo creo que pasemos este tema, ¡es horrible!
 


Importantes personalidades del mundo también han estado a su lado. 
 

 
Llegó el momento de hablar de la época estudiantil, del Gimnasio Yumaná, ¿cómo vivió y recuerda ese capítulo?
Ay el Yumaná, sí que tengo buenos recuerdos y anécdotas, fue una experiencia muy bonita que hoy en día agradezco, un colegio donde deje mis mejores amigas, de ahí salieron todas mis amigas, al final ahí empecé mi vida; con las profesoras ya casi no tengo contacto, pero las recuerdo con todo el amor del mundo y de todas las profesoras hubo una que fue como el “coco” y es Martiza, nos sacaba lágrimas  (jajaja) pero era también la mejor amiga de todas, a ella la recuerdo con mucho cariño, también a Rocío era la profesora de dibujo, no era  la que más querían mis compañeras, pero yo la amé toda la vida. Yo creo que desde ahí nació el amor por la arquitectura,  terminé enamorada de Rocío (jajaj) y Nury que fue nuestra directora de grupo, con ellas las mejores anécdotas. Recuerdo que una vez tuvimos una convivencia a cafetales, hicimos y deshicimos, porque yo creo que las convivencias se las inventaron para que hagamos desastres (jajajaj) eso de  retiro espiritual no tiene sino el título, decían convivencia y nosotras salíamos corriendo porque sabíamos que íbamos a hacer desastres y Nury le toco las peores (jajaj). Yo nunca fui la niña problema o desobediente, por el contrario fui la sapa del salón, no lo digo con orgullo (jajajaj) pero si, si lo fui, era pasada de juiciosa, pasada de aplicada, siempre estaba en los primeros lugares, siempre hacia las tareas, a pesar de que mis compañeras decían ‘hoy no vamos  hacer la tarea’ y pongámonos de acuerdo, yo me moría del susto, era una sapa  horrorosa (jajajajja). Todo cambió en la universidad, todo dio un vuelco, hoy en día digo ‘cómo todavía mis amigas me hablan’.
 

En 2004 dejó de ser presentadora de televisión para irse a vivir con su esposo.

¿Cuándo llega el momento de vivir en Bogotá y empezar a estudiar en la universidad, arquitectura? ¿Cómo fue ese cambio de Neiva a la capital?

Como toda campesina en la capital tuve una cantidad de anécdotas  de campesina por primera en la  ciudad (jajaj). La primera que nunca se me va a olvidar en la vida es que yo vivía en la 140 y tenía que ir a la 116, esto era de norte a sur, estando en la 116 debía voltear a la derecha y llegar a la autopista, mi vía única era tomar toda la 19 y llegar a 116 y listo, llegar a un edificio de una amiga mía. Yo tenía estar ahí a las 5:30 de la mañana porque tenía que tomar una foto especifica de una palma que estaba pintando en diferentes horas del día, y si no llegaba a esa hora simplemente me pasaba la hora y no tenía la foto, yo me fui con mi empleada  de toda la vida, con Leito, le dije ‘bueno yo voy andando’, era la primera vez que iba manejando sola en Bogotá, y le dije ‘cuando vea un letrero que diga Pepe Sierra, inmediatamente me dice y volteamos a la derecha’, voy entonces andando en el carro (no le estoy echando la culpa a leo (jajaj)) pero ella nuca vio el Leo, claramente yo tampoco,  sigo y sigo por la 19 y esa se convierte en la 30 y la 30 llega al Campin, me tocó devolverme, nunca llegué a la hora indicada. También una vez en vez de llegar a la Universidad Javeriana llegué a los Andes, mejor dicho yo era la más desubicada del mundo, no sé cómo terminé arquitectura, porque soy ubicada hoy en día, (jajajaj).
 


 

 
Su práctica universitaria la realizó en la empresa del arquitecto Felipe Sanint y, sin pensarlo, esa es la puerta de entrada para lo que sería su trabajo en la televisión colombiana, ¿cómo transcurrieron esos días?

Yo empecé a trabajar con Felipe mucho antes de graduarme , resulta que nos tocaba buscar práctica universitaria para el semestre siguiente, yo tenía que hacer  la práctica en Séptimo, creo, y el decano de la universidad no me quería dar el aval porque realmente lo que yo quería estudiar no era arquitectura, sino una carrera que se llama arquitectura efímera, que solamente existe en Barcelona, yo no tenía los recursos para irme a España y lo más parecido y que podía sacarle el jugo era arquitectura, cuando voy a buscar las practicas  yo no quería irme para las grandes constructoras, eso no era lo que me gustaba a mí, no quería estar detrás de grandes vigas, ladrillos o mampostería. Encuentro a Felipe Sanint, gracias a Oscar Azula que era un vecino mío que hoy en día es director de comerciales, amigo de simón (esposo).  El mundo es un pañuelo, entonces me dijo que por qué no trabaja con Felipe, me expresó que él hacía escenografías. Entonces, dije ese es, hice un trabajo de campo súper largo con el decano diciéndole que eso también es arquitectura porque ellos no me lo querían avalar y me decían que no y después de justificarlo y de mostrarle el pensum de Barcelona a mi decano, finalmente me dice que sí y Felipe me abrió las puerta, me dijo comience a trabajar acá y estando trabajando con Felipe, justo antes de terminar la carrera, me tocó ir un poco al mando de la dirección artística del Reinado de Belleza en Cartagena, el año que ganó Vanesa Alexandra Mendoza, que fue en 2001, el mismo año en que mi prima Juanita Martínez Bahamón fue a participar por el Huila. Fue una experiencia maravillosa, fue una de las cosas más bonitas que yo he hecho, me fascinó porque es como  ahora lo estamos haciendo que no se siente que estamos trabajando sino que uno disfruta muchísimo. Conocí a mucha gente, entre esos justamente al Presidente del canal RCN,  Gabriel Reyes. Resulta que unos meses después me llamaron de la Presidencia del Canal a decirme que querían hablar conmigo. Sanint, mi jefe, me llama y me dice ‘Claudia tienes reunión con el señor Gabriel Reyes’, yo me fui como si fuera para otro evento, yo pensé que me iba a decir ‘mira vienen los premios TV y Novelas y  hagamos el diseño’ por lo que habíamos trabajado ya en el diseño de Cartagena. Me fui corriendo a la reunión y cuando llego Gabriel me dice: ‘No acá usted no viene hacer nada de arquitectura’. Yo le dije ‘¿Cómo así?’ Me dijo: ‘yo quiero que usted presente’. Yo, por supuesto, le dije que él estaba loco, chiflado del coco, que yo no tenía ni idea de presentar, yo le dije que escasamente sabía hablar, cómo me iba a poner a presentar (jajaja). Y él me dijo ‘hagamos el casting’ y creo que ha sido el peor casting que cualquier presentador de televisión ha podido hacer, fatal, a él le pareció chévere la espontaneidad, porque yo claramente lo que hice fue ser espontanea como soy yo hoy en día realmente. Eso le pareció chévere y le pareció que tenía un potencial muy grande dentro de la presentación, por eso justamente, porque no había un acartonamiento. Desde ahí no he parado, abandoné a Felipe (jajajaj) abandoné la carrera, la terminé, sí, trabajando, mientras presentaba el noticiero hice mi tesis, y me gradué.

 
Comenzó entonces a trabajar en un mundo que en ese momento era desconocido para usted, hablemos de esas anécdotas de estar en directo, de presentar en vivo, ¿Que tantas cosas pasaron al aire?

Yo me acuerdo de millones (jajajaj) dime de cuáles te acuerdas tu jaja, yo creo que la persona que más anécdotas tiene en televisión soy yo, cuando le pregunto precisamente eso a la gente lo primero que piensan es en el ataque de risa que nos dio con Jota Mario, Juan Eduardo Jaramillo, María Andrea Vernaza, era un ataque de risa que no parábamos, fue increíble, Jota Mario me dio paso, en ese entonces Muy Buenos Días estaba enlazado con el noticiero por la mañana, y yo no podía, y me decían en set: ‘bueno Claudia lista comenzamos de nuevo’ y yo respiraba, iba a empezar y de nuevo me reía, de esos ataques de risa que le da a uno, incluso cuando uno va a un entierro, que entre más nervios más te ríes, yo decía necesito parar, esa vez nunca se me va a olvidar.

Otra vez con Juan Eduardo, no me acuerdo, él que me dijo algo, pero hasta el mismo Juan Eduardo no para de reírse, nos tocó mandar las noticias sin presentador, sin presentadora y sin entretenimiento. Otra anécdota que ya no es tan chistosa que nunca se me va olvidar es que la gente, se imagina que por el hecho de estar presentando entretenimiento es súper fácil y yo que soy una persona que, como tú lo dijiste al principio, ama a su tierra, me dolía era ver las noticias de mi departamento y tal vez de esta noticia se acuerdan que venía el ex presidente Álvaro Uribe a Neiva  y justo antes de aterrizar el avión le pusieron no sé si fue una bomba o unos petardos, gracias a Dios no le pasó nada, pero la noticia fue eso que justamente viene el Presidente de la Republica a nuestra ciudad y pasa esto, fue noticia de último minuto y me dicen  ‘Claudia tienes que empezar hablar’ y cuando voy a empezar me quedo mirando el monitor,  viendo y escuchando a Juan Eduardo contando lo que les acabo de decir y después me dijeron bueno Claudia ahora sí siga con las noticias del entretenimiento. Yo era llena de lágrimas y les dije ‘no puedo, yo no puedo’ y me decían: ‘Vas al aireeeeeeee’  y yo no puedo, no puedo. Finalmente fui al aire y dije estas son las noticias del entretenimiento y mandé las notas sin contar lo que venía, sin presentación, para mí eso es súper difícil, hacer el cambio de una noticia triste, tan dolorosa, una muerte o una bomba y salir luego con una sonrisa esplendorosa y decir ‘ahora vamos con el otro lado de las noticias’, para  mí eso siempre fue difícil.
 


Claudia recibió una educación conservadora y tradicional. 

¿Hablemos de la relación de trabajo y amistad con Andrea Serna?

Andrea es una mujer maravillosa en mi vida, en ese momento fue una amiga que me ayudó muchísimo, porque a pesar de lo que la gente se pudiera imaginar de una competencia maluca fue todo al revés, ella me abrió su corazón, su vida para contarme de sus experiencias y para corregirme, todos fueron momentos de aprendizaje, ella fue muy importante y siempre le digo que vivo muy agradecida, pero además es una persona maravillosa, me acuerdo el mismo año que empecé me gané un premio TV y Novelas yo no lo podía creer, estando nominada con ella y tantos años Andrea con su trayectoria y a los pocos meses apenas empezando, termino nominada y le gano, para mí fue una injusticia digamos con ella, pero fue a la vez lo más bonito que me ha pasado en la vida, porque era darme cuenta que finalmente quienes estaban dando ese voto era el cariño de la gente y eso para mí es muy significativo, porque a pesar de que estaba aprendiendo, a pesar de que había cometido errores, la gente me quería y votaba por mí y eso para mí no tuvo precio y todavía no tiene precio.


La modelo opita ha sido portada de las mejores revistas del país. 

 
Llega la oportunidad de ser la modelo del vídeo “Sentada Aquí en mi Alma”  del cantante puertorriqueño Chayanne y a través de esto conoce a Simón Brand, su esposo, ¿Cómo vivió esto?

Chayanne venía a Colombia a una gira de medios y como los grandes artistas  no van a cada uno de los medios de comunicación, sino que había una rueda de prensa  y resulta que parte de la gira de medios él tenía que hacer una portada de una revista que era la TV y Novelas, entonces cuando a él le dicen ‘bueno ya mañana son las fotos’, él dijo yo no hago esas fotos de solo y en ese preciso momento estaba el televisor prendido, en RCN, y la persona que lo estaba manejando a él era María Isabel Cajiado, quien trabajaba en Sony, ella hoy en día es amiga mía. Y él  le dijo ‘sabe que, yo hago la portada de la revista si es con esa niña’ y señaló el televisor  y me señaló sin saber quién era yo y lo dijo a manera de chiste. María Isabel me cuenta que él lo dijo de manera cómica, pero igual ella le dijo: ‘a bueno perfecto’, entonces me llamó: ‘hola Claudia donde estás’, le dije en el noticiero.  “Necesito que hagas las fotos con Chayanne para la revista TV y Novelas”, me dijo.  Y yo ‘ok listo’, pero si él pone condiciones, yo también. Si él quiere las fotos conmigo la única condición es que el venga al set de noticias RCN y yo le hago una entrevista. Chayanne  respondió que de una, hicimos las fotos, luego la entrevista y apenas terminamos me dijo ‘yo quiero que tu hagas parte de mi nuevo video musical’, yo le respondí ‘ok’. Y seguimos con las condiciones: “Yo voy allá si me dejas hacer el detrás de cámara del video”. Me respondió que perfecto. Eso nunca pasa porque esos grandes artistas tienen su propia agencia que se encarga de mandatar todo a prensa. Me dejó hacer eso, con la triste noticia para él que en el detrás de cámaras estaba mi actual esposo Simón Brand, que fue su director del video.

 
¿Cuál es el primer contacto que tiene con Simón?

El amor llega y listo… Yo cuando terminé el video con Chayanne, en ese momento me despido del artista, le digo ‘muchas gracias, todo espectacular, gracias por tenerme en cuenta, ya se acabaron las condiciones ya me puedo ir (jajajajaja) hasta aquí todo’. Él me respondió con una invitación: “Claudia te puedo invitar a comer o te puedo llevar. Eran las 11:30 de la noche, yo tenía que estar a las 4:00 a.m. en el aeropuerto para venirme a Colombia. Yo estaba tan cansada que le dije: “No Chayanne, de verdad muchísimas gracias, estoy rendida, a mí me van a llevar acá de producción. En ese instante me di la vuelta y estaba Simón. Y le digo: “Simón gracias por todo y me dice él: ‘te  puedo llevar’ y le respondo: ‘si, bueno gracias’ (jajaja) delante de Chayanne. Hoy en día Chayanne me dice: ‘tú fuiste tan descarada que le dijiste a él que sí y me acababas de decir que no a mí’, (jajajaj) pero son esas cosas que uno no piensa. Cuando Chayanne me dijo te invito, vamos, te llevo en el carro, lo primero que yo pensé fue ay no que pereza el típico artista que le echa los perros a uno, no chao, esto se acabó ya no más. A Simón le hubiera dicho que no, pero le dije que sí delante de Chayanne, entonces uno dice: cuando existe amor o química o existe algo, las cosas fluyen.


Desde joven su belleza la destacó y realzó tu talento como modelo. 

 
¿Cómo avanza esa historia de amor con Simón, como llega a convertirse en su esposo?

Te voy a contar algo: yo entré al aire al noticiero el 4 de enero si no estoy mal para la Feria de Manizales y él (Simón) estaba con mi amigo Óscar azula, el que me presentó a Felipe Sanint, que casualmente era amigo de Simón, y él le dijo ‘Claudia cumple años mañana’. Simón me envió un ramo de flores que parecía un jardín botánico, yo siempre le digo a él que ha sido el ramo de flores más feo que me han regalo en la vida (jajajajja) eran de esos floreros que le echan y echan flores. Entró un señor y era un ramo de flores con patas jaja y fue el detalle divino. De ahí nunca paramos de hablar. El 6 de febrero él volvió a Bogotá yo ya estaba medio aburrida de hablar con Simón por teléfono, porque yo venía de una relación larga. Antes tuve un novio de muchos años y el hecho de que Simón viviera en los Estados Unidos me bajaba la nota porque yo decía ‘ay no que pereza vengo de una relación de tantos años para meterme a una relación a larga distancia, cuando sé que yo no puedo viajar porque estoy echando raíces en noticias RCN, no ni modo’.  Me empecé a desanimar  y un día le dije a Simón ‘mira sabes no hablemos más que yo me estoy desanimando, esto es como un amigo imaginario porque por teléfono que pereza’. Y ese día pasaron muchas anécdotas, entre esas, que se cortaba el teléfono y todo y era que estaba planeando venir a Colombia. Ese día yo tenía unas fotos, él llego al lugar de las fotos y fue una sorpresa enorme, yo le había dicho a simón dentro de mis conversaciones que ya no más, no hablemos más, que pereza. Para mí era muy importante las vitaminas y sin vitaminas no hay amor: el abrazo, el beso, la caricia, vamos a comer, unas flores, vamos a invitar a mis papas, que sé yo, pero eso no existían. Él llego a esa sesión de fotos y yo le dije ‘tú que estás haciendo acá’, y me sacó un tarro de multivitamínico muy grande y me expresó ‘necesitabas vitaminas, te las vine a traer personalmente’. Desde ahí nunca más nos volvimos a separar y hoy ya tenemos dos hijos.

 
Claudia en el año 2005 decide renunciar a Noticias RCN, darle el sí a Simón, ¿fue un cambio importante en su vida?

Sí, eso realmente fue el 21 de julio, nos habíamos ido con Simón de vacaciones, yo nunca las había pedido y fueron muy largas, me acuerdo que Alvarito García que era el Director del noticiero me vio como tan entusiasmada con Simón por lo que yo hablaba, no porque me lo pasara con él, que me dijo: ‘mire Claudia váyase a sus vacaciones, yo se las doy, pero no me vaya a llegar casada’. Y yo ‘Alvarito pero si lo acabo de conocer, pero cómo se le ocurre’. Me fui entonces las vacaciones y Simón me propuso matrimonio, cuando yo llegué yo no sabía cómo decirle, fue más fácil decirle a mi papá que contarle a Álvaro García, yo le tenía pánico a lo que me fuera decir (jajajaj). Me acuerdo que duré como cuatro días que llegaba al noticiero, me quitaba la argolla y me la echaba al bolsillo (jajaja)  y yo cómo le voy a decir a Alvarito, me preguntaba porque además en esa época Álvaro quería hacer un cambio grande en el noticiero y quería que Claudia Bahamón ya no presentará en la emisión de las 7 y las 12 y Andrea tampoco a las 7 y 10 de la noche, sino que Claudia estuviera en la noche y Andrea en el  día. Él ya empezó con la campaña de expectativa y yo dije ‘no puedo dejar que él siga avanzando con esto’. Me acuerdo que entré a su oficina y le dije: ‘Alvarito yo necesito contarle algo’. Yo me puse súper nerviosa (jajaja), yo me acuerdo que en vez de contarle saqué el anillo y se lo puse encima de su escritorio. Me dijo ‘¿qué es estooooo?’, le puse mi carta de renuncia, claramente para él fue una sorpresa muy grande y le dije la única razón por la cual yo estoy haciendo esto es porque no quiero que usted haga esos cambios cuando yo me voy a ir. Me pareció divina la despedida que me hicieron en el noticiero, yo creo que hasta hoy puedo decir que es la despedida más linda y sentida que le han hecho a una presentadora de televisión en Colombia, me dedicaron todo el día, Jota Mario valencia por la mañana, mis compañero detrás del aire, luego en el noticiero del medio día, con serenata, fue la despedida más eterna, más linda, más sentida y desde ahí la gente empezó a saber que Claudia Bahamón llora por todo jajaj.

 


Su belleza sonrisa siempre adorna su rostro.

 
Siendo una de las presentadoras más exitosas, reconocidas y queridas del país, ¿fue difícil tomar la decisión de renunciar y dejarlo todo?
No, para mí no fue difícil  porque fue tan de corazón, era tan importante y siempre la familia es tan valiosa para mí,  formar un hogar y tener  hijos. Yo estaba enamorada y sigo enamorada, entonces fue la mejor decisión que pude haber tomado.

 


Sus constantes cambios de look la hacen una mujer versátil.  

¿Qué tanto cambio en ese momento su vida, del reconocimiento que tenía en Colombia?
Eso fue del estrellato al anonimato de una, cuando estás en ese buen momento la gente te acosa en la calle, te pide autógrafos, fotos aunque debo aclarar que la gente en Colombia es súper respetuosa  y muy linda, yo no tengo ni una sola queja de irrespeto o que la gente se le tire a uno a matar, o los paparazis en Hollywood que no lo respetan, acá la gente en Colombia es muy bella y cariñosa, aunque a veces cansa en algunas circunstancias por ejemplo el hecho que yo que soy una mujer súper relajada en mi vida normal, alguna vez fui a un supermercado, era un domingo como a las 10 de la mañana, me fui en sudadera con mi característico pelo encebollado, recogido pues, y llegó una señora con esa sonrisa y me dice: ¡¡¡Claudia Bahamón!!!!  Y yo ‘hola cómo estas’. Enseguida dice: ‘pero usted debería arreglarse como lo hace en televisión para venir al mercado eh avemaría como se ve de demacrada’ (jajajajja).
 


Su rol de madre le cambió su existencia. 

 
¿Cómo quisiera que la recordarán?
Como una mujer familiar, querida por los colombianos, fresca alegre, espontánea, responsable, mamá mujer ante todo.
 


La bella Claudia con su hermoso hijo.


Aquí demuestra sus diferentes facetas. 


Ha sido fotografiada para las revistas más importantes de Colombia y Latinoamérica.


Acá la bella modelo junto a su familia. 


Sus amigas del modelaje reconocen su gran talento.


Durante 5 años adelantó cursos de modelaje en 'Stock Models'.


Sus facetas de modelo y presentadora de televisión las combinaba perfectamente.


Su elegancia era su principal carta de presentación.


La sensualidad era expresada solo con su mirada. 


Una de sus mejores amigas es Andrea Serna. 


Realizó innumerables campañas de modelaje. 

 

Comentarios