Gerardo Hernández Correa, superintendente Financiero de Colombia.
Pese a que el Gobierno Nacional viene trabajando de forma ardua en todas las regiones del país con el fin de evitar el surgimiento de nuevas empresas captadoras ilegales de dinero, más conocidas como ‘pirámides’, aún muchos colombianos siguen confiando sus ahorros a dichas organizaciones ilegítimas.
El superintendente Financiero de Colombia, Gerardo Hernández Correa, quien estuvo ayer en Neiva participando en el Primer Congreso Nacional de Intermediación de Seguros, resaltó que a pesar de las advertencias, la gente sigue buscando la forma de multiplicar sus ahorros por medio de ‘pirámides’.
En entrevista con LA NACIÓN, expresó que en el país se ha avanzado significativamente en educación financiera, lo que ha hecho que la gente esté más cercana a la banca.

¿Sobre el fenómeno de las pirámides, qué está haciendo la Superfinanciera para evitar que sigan surgiendo captadoras de dinero ilegales mediante otras modalidades?

Nosotros de manera permanente, como una de las actividades de la Superintendencia Financiera, estamos alertando a la ciudadanía sobre estos captadores ilegales que se conocen como pirámides. Estamos haciendo correrías por todas las ciudades del país para prevenir a las personas, pero es muy importante señalar que cuando nosotros alertamos este tipo de situaciones, las personas que aún a sabiendas que desarrollan actividades no legales realmente reaccionan acusando a la entidad, por desenmascarar este tipo de organizaciones, pero es el trabajo que estamos haciendo. Es claro que en el país siguen surgiendo este tipo de organizaciones que están prestas a captar los recursos de los colombianos, pero es algo que se está controlando.

¿Entonces sí siguen surgiendo pirámides en el país?

Por supuesto. Yo he señalado que nadie puede depositar sus recursos en una compañía que se llama los ‘Ocho de Colombia’ o ‘Los Triamigos’, eso claramente no es real y también hay una responsabilidad del consumidor, hay una responsabilidad de las personas de entender que eso tan bueno no es legal. Por eso a la campaña la llamamos ‘Eso tan bueno no dan tanto’ y que por ganarse unos pocos puntos en la tasa de interés no tienen por qué arriesgar sus recursos.

¿En qué regiones del país se está presentando más el resurgimiento de este tipo de organizaciones?

Yo creo que ese es un problema generalizado en Colombia y desafortunadamente siguen surgiendo, por lo cual nuestra labor es alertar a la ciudadanía para que no caigan en esos sistemas. Ayer se anunció, que por ejemplo en Estados Unidos se estaba abriendo también una investigación de una pirámide que nosotros alertamos y que la Supersociedades ya intervino. Entonces, como pueden ver, ese es un fenómeno que no sólo ocurre en Colombia, sino también en los países desarrollados.

¿Cómo va el proceso de regulación y vigilancia que viene haciendo la Superfinanciera a las entidades bancarias del país?

Cuando uno mira las quejas debe mirarlo de dos formas. La primera, que si hay un aumento de reclamaciones, hoy en día los colombianos han aprendido a interponer esos requerimientos o quejas. Lo segundo, hay una serie de elementos y herramientas que nos están permitiendo darle respuesta al consumidor. Pero tal vez, lo más importante es que hay una conciencia mayor por parte de todas las entidades financieras en la necesidad de profundizar en los temas de protección del consumidor financiero, de educación financiera, para así tratar de reducir ese número de quejas que muchas veces, como lo muestran las estadísticas, están más relacionadas con la información que se le suministra al consumidor financiero o simplemente el trato que se le brinda.

¿Si se ha avanzado en educación financiera y cuáles son las principales quejas que interponen los usuarios en contra del sistema financiero?

Sin lugar a dudas se ha mejorado en el tema de educación financiera y las principales quejas están relacionadas con información y con la atención al consumidor por parte de la entidad. De igual forma, hay quejas por el tema de tarifas, pero en definitiva es un tema en el que se ha mejorado bastante.

¿Sobre el tema de tarifas, precisamente cómo avanza esa vigilancia y regulación?

En ese sentido el Gobierno tiene algunas facultades que ha ejercido en materia de control de tarifas, pero en general lo que nosotros hemos visto es que la competencia y la información han ayudado precisamente a la reducción en el tema de tarifas. Hoy en día vemos entidades financieras mucho más competitivas frente a lo que le ofrecen a los consumidores financieros, pues debido a la gran dinámica de la banca, tienen que captar a los clientes y es compitiendo con tarifas.

¿Los colombianos están más cercanos a la banca hoy en día?

Sin duda alguna. Yo creo que hay una mayor preocupación por parte de la banca de atender mejor a los usuarios y a los consumidores financieros.

¿Con el sector asegurador, cómo se ha avanzado para regular la operación de dicha industria?

Una de las tareas que tenemos previstas este año y que venimos trabajando es la revisión del tema Soat. En ese tema está la necesidad de revisar las condiciones técnicas en las cuales se generaron las tarifas que hoy en día están, ha habido cambio en el movimiento de vehículos, de motocicletas, entonces venimos trabajando de una manera muy activa y en el mes de junio esperamos concluir ese trabajo, y naturalmente presentarle al país cuáles serían las modificaciones que habrían que hacerse.

¿Y qué posibles cambios se podrían realizar al Soat?

Tenemos claro que hay que hacerlo más sencillo, hay temas relacionados con una iniciativa de Fasecolda de volver un Soat electrónico, que no sea con el papel como lo tenemos hoy en día. Es decir, hay una serie de iniciativas con las que esperamos se le dé una mayor agilidad, manteniendo la seguridad que tiene el Soat para el país.

Regulación de los intermediarios de seguros

Sobre la regularización que se busca implementar en Colombia a los intermediarios del sector asegurador, con el fin de que las personas que ejercen dicha actividad realmente tengan conocimiento de la industria, el Superintendente Financiero expresó que “ese es otros de los temas en los que venimos trabajando y es precisamente la necesidad de regular y mejorar la capacitación y la profesionalización de los intermediarios de seguros. Yo creo que en eso hay recomendaciones a nivel internacional y estamos todos quienes participamos en el sector trabajando en el mismo objetivo, que permitiría facilitar la asesoría que se da por parte de los intermediarios a los usuarios y que se haga de una forma eficaz, completa y así evitar quejas o posibles problemas que tengan las personas con las pólizas de seguros que compran.
De igual forma, puntualizó que “hoy en día es claro que se necesita una mayor capacitación y profesionalización en esa materia, pues se ha demostrado que muchos de los problemas que se presentan hoy en día son porque las personas que están ofreciendo seguros desconocen la naturaleza del sector e incluso los propios productos que ofrecen”.

Comentarios