Definitivamente, el que puso a toda revolución este fin de semana en el Festival fue el cantante de origen puertorriqueño, Marc Anthony. Y como si el no bastara, se trajo nada más ni nada menos que al actor de películas taquilleras como Cuatro de Julio, el negrote Will Smith. Pa qué pero por lo menos yo no quería más.

Los dos se hospedaron el Plaza y ocuparon como dos pisos para ellos, sus escoltas, que más bien parecían gorilas, y los pilotos del avión privado en el que vinieron. Mmmmm…me dicen que ellos también tenían lo suyo…guaoooo!!! Pero la cosa es que nadie pudo arrimarse ni un poco a las habitaciones de los personajes porque de una, los gorilas se iban encima…ayyy que belicosos…

HASTA AQUÍIIII
El concierto

Eh…qué les digo…mucha queja en la organización…no por los artistas que entre otras cosas, fueron de primera: Marc Anthony, Eddy Herrera, en fin.

Demasiada queja de las personas que fueron al evento, sobretodo de los que supuestamente eran privilegiados de estar en los palcos.¿Qué quéeeee?
Sí señores, cómo les parece…a los de palco les fuer como en feria. Para empezar, esos sitios estaban solos, muchas sillas vacías. Y la verdad, me parece rarísimo cuando se había dicho que absolutamente todos estaban vendidos, que esto y lo otro.

Es que a para decir verdad, yo sí creo que a los empresarios se les fue la mano con la cantidad de palcos instalados este año en la Calle del Festival. Y claro, así qué iban a vender, y como si fuera poco con esos precios tan millonarios, pues era obvio que tampooooco se les iba a vender todo.

¡¡¡Horror!!!
Muchos amigos míos que fueron al concierto, y a palco, hablaron pestes de esos sitios. Es que dizque estaban sobre tierra, que los empresarios ni siquiera se tomaron la molestia de mandar a raspar. Y claro, no faltó que a varias se les partieran los tacones de sus zapatos…ayyy!!! Ni bailar pudieron.
Pero eso no es nadaaaaa…a algunos les pasó que cuando llegaron a tomar sus puestos en los palcos, se encontraron con que las boletas ya estaban vendidaaaasssss, lo que hizo salir de los chiros a más de uno, mientras la logística, jum, bien gracias.

Fuera de eso, los precios de los licores, estaban por las nubes, y mientras la carta decía que había whisky, cerveza, en fin pero a la hora de pedir, que no que solo había el preciado licor amarillo, y por botella. Mejor dicho los únicos que la pasaron súper fueron los de palcos gold que eran los primeros.
Atrás…

Pero si en los palcos llovía, los que fueron a platino,…no esos pobres…les tocó en la cola del mundo debido a tanto palco instalado, y no fueron de gratis porque bien que pagaron $180.000 por boletica…y todo para ver a Marc Anthony allaaaaaa enla distancia.

Para rematar, cuando empezó a llover la gente que estaba en los palcos ubicados donde daba la división con los de platino, sacó sombrillas, tapando a los de atrás. No, la gente por supuesto, se…puso furiosa y algunos hasta lanzaron botellas y latas para que los dejaran ver, hasta que llegó la policía y ordenó que se sentaran… en fin…después les cuento más.

Comentarios

comentarios