Él es Andrés Sierra, quien tomó las fotos de James Rodríguez en ropa interior.
La Bodega Estudio es ahora uno de los sitios más famosos de Medellín. Su propietario, Andrés Sierra, un sicólogo que gracias a su afición por la fotografía terminó dejándola a un lado, no se ufana de que su empresa sea hoy, aún más reconocida.

Por el contrario sigue siendo el más sencillo de todos, con los pies en la tierra.

Para él, nada ha cambiado desde el día en que su lente ‘mágica’ capturó por varias horas las imágenes en ropa interior del jugador de fútbol más reconocido y amado del país, en este momento: James Rodríguez.

LA NACIÓN contactó a Sierra, quien narró cómo fue la sesión fotográfica con el astro colombiano. También contó cómo James llegó sin ningún aire de estrella, y acompañado de un grupo de amigos para quienes pidió entretenimiento mientras se sometía a una larga jornada.

 ¿Quién es Andrés Sierra?

Soy un fotógrafo que vive en Medellín, tengo un estudio de fotografía llamado la Bodega Estudio, creada hace 28 años. Es un espacio donde trabajamos con un grupo de fotógrafos vinculados a la empresa donde somos dedicados a hacer catálogos de productos y de moda.

¿Cómo inicia su carrera?

Yo soy sicólogo, pero durante toda la carrera tuve como hobby la fotografía artística. Una vez graduado trabajé unos días con Walter Riso, el escritor y sicólogo. Pero él fue quien me dijo que lo mío era la fotografía, y a partir de ahí comencé a crear un estudio, una empresa como pocas, con un concepto como tal, no como un estudio individual que va envejeciendo con el fotógrafo.

¿En qué momento le hacen la propuesta de hacerle las fotos a James?

Uno de nuestros clientes es Almacenes Éxito, y el jefe de Mercadeo me dijo que quería que yo hiciera esas fotografías. Fue así como me reuní con Fernán Martínez con quien nos sintonizamos para el concepto de lo que se quería. Nos reunimos además con el equipo creativo de la empresa, previamente para establecer qué era lo que se iba a hacer.

¿Cuándo se da ese momento?

Una vez que pasa eso, teníamos claro que James no tenía como premisa ser modelo sino que tiene como prioridad ser futbolista, y que tiene ciertos prejuicios con el modelaje. Desde un comienzo quería que la producción fuera muy simple, unas fotos para mostrarlo sin ningún tipo de producción artística, ni ir más allá de una simple campaña puntual para mostrar el producto como tal.

¿Quién acompañó a James?

Llegó acompañado de algunos amigos. En cuestión de tres o cuatro horas hicimos toda la campaña porque todos estaban muy sintonizados en lo que se quería hacer.

¿Fue complicado arrancar la sesión fotográfica?

No, fue muy fácil. James llegó y dijo, bueno listo arranquemos…le preguntamos con qué quería iniciar si con pijama, o ropa interior, pero él dijo que no importaba, y al grano.

¿Qué tan complicado fue James?

Sin posición de diva, absolutamente amable, formal, con un espíritu joven, muy sencillo y por eso es que Colombia quiere tanto a James.

¿Es tímido?

Pues es un poco tímido, pero no tanto como para lo imposibilite a uno relacionarse con él. Es callado, prudente, profesional también en la parte del modelaje. (risas).

¿Por qué fotos en ropa interior?

La empresa así lo pidió porque tiene en su portafolio ropa interior, pijamas, camisetas.

¿James es consciente de que es una figura mundial?

Sí claro, obviamente es muy joven, pero imagino que él sabe quién es, para dónde va y dónde está parado.

¿Y sabe que tiene ese cuerpazo, o se hace el loco?

Pues él tiene un cuerpazo entre comillas, porque él mismo es consciente que le falta un poco de pectorales…pero tiene un cuerpo que funciona muy bien para el objetivo, no es rambo pero es un personaje bien hecho.

¿Se dejaba sugerir para las fotos o se complicaba?

En algunos momentos tenía no rotundos a cierto tipo de poses o sugerencias por parte mía. Me decía: hermano es que yo no soy modelo (risas) yo soy es futbolista, por favor lo más sencillo que se pueda. Pero el promedio de poses todo fue fluido.

¿Le contó si hace una dieta especial o rutina de ejercicios?

No tocamos mucho el tema pero imagino que como todo profesional de su talla tendrá que tener cierta disciplina y entrenamientos.

¿Qué comió?

Se le tenía desde los mejores postres, almuerzo, toda una variedad de comidas pero llegó sin apetito y poco comió.

¿James hizo alguna exigencia?

No. La única exigencia que nos causó un poco de curiosidad fue que pidió que le tuviéramos un Nintendo de última generación. Era más para sus acompañantes para que jugaran mientras le hacíamos las fotos.

¿Usted cómo definiría a James Rodríguez?

Como una persona de un talento de mucho nivel, y una persona que hasta el momento ha sabido manejar la fama. Lo veo como una persona muy profesional, seria y consciente de que es querido por toda Colombia. 

Comentarios

comentarios