Foto: Internet.

Foto: Internet.

Dos labriegos que cayeron en un campo minado cuando transitaban por un camino rural, resultaron gravemente heridos y tuvieron que ser remitidos por soldados del Ejército al Hospital Universitario de la capital huilense, donde permanecen actualmente.

 
A punto de morir estuvieron Yamid Garzón Avilés de 33 años de edad  y Luis Aníbal Bonilla de 63 años de edad, quienes permanecen a esta hora en el hospital de Neiva, debido a las múltiples heridas causadas por una explosión de varias minas antipersonales que pisaron en la vereda San Miguel, corregimiento de Gaitania  municipio de Planadas.

El lamentable hecho se registró ayer lunes sobre la 1:00 de la tarde, luego que los dos hombres activaran un artefacto explosivo mientras realizaban labores agrícolas en este sector, sitio donde integrantes de las Farc pretendían atentar contra la integridad de campesinos y niños inocentes que habitan la región.

Uno de los campesinos -Yamid Garzón- presidente de la junta de acción comunal de la vereda San Miguel, presentó desprendimiento del talón del pie izquierdo, múltiples esquirlas en el antebrazo derecho y lesiones en sus   genitales; mientras que Luis Aníbal terminó con laceraciones en la totalidad de su cuerpo ocasionadas por  el explosivo.

Minutos después de lo ocurrido, tropas cercanas al lugar de la explosión, acudieron para auxiliar de inmediato a los campesinos heridos. Enfermeros de combate los estabilizaron y posteriormente fueron evacuados en un helicóptero hasta el Hospital Universitario de la capital del Huila.

Ante lo sucedido, la Fuerza de Tarea Zeus denunció los hechos y dijo son un acto claro de violación e irrespeto al Derecho Internacional Humanitario, que prohíbe la instalación de minas antipersona.
 

Comentarios

comentarios