Difícil escoger entre tantos hechos para comentar el pertinente en forma detenida, por la sucesiva cantidad  acaecidos en fracción de horas (ya ni siquiera de días), ante esto de la globalización, por lo que la noticia se recibe al instante. Comienzo con el riesgo de omitir,  sobre todo los relevantes, de manera sucinta  (escribo el jueves por la mañana).

El Gobierno anuncia la compra de un edificio para la Embajada en Washington, dizque porque el que ocupa está vetusto. Lo hace cuando el Presidente pide que nos apretemos el cinturón, ¿más? ¡Ya nos ha sacado hasta las amigdalas!, por el inmenso hueco fiscal, con la ayudita de la mermelada, por supuesto, y que se subsana ¡con otras reformas tributarias! Y la burocracia palaciega en aumento. ¡Qué coherencia!

Ante los permanentes disparates del dueto Santos-Fiscalía, que busca diezmar y hasta encarcelar a los líderes del Uribismo, como en Venezuela con la oposición, le están haciendo la campaña electoral gratis al Centro Democrático. La opinión se ha sorprendido por el anuncio del traidor fariano, de utilizar guerrilleros desmovilizados como Policías Rurales. Lo escribí en uno de mis Twists; es como poner a los ratones a cuidar el queso, o vampiros un Banco de Sangre,  pederastas a niños, o personas ladronas la contratación oficial. ¡Santo cielo!

Como la reacción  contra  semejante despropósito es casi unánime y el susto del Santurrón, de infarto, el Procurador  ripostó a su bravuconada: “Serénese, señor Presidente”. ¿Efecto bumerang?

Y respecto del régimen Castro-Chavista, el  narco elegido Presidente, ahora pedorrio elefante de UNASUR, el mismo a quien todo se hace a sus espaldas, con chochomil a cuestas, como no se ha enterado del caos que estremece al país vecino, con violación de los derechos humanos incluido,  duerme paquidérmicamente. No se le siente ni el ronquido. Arrurrú  cacheticos…

A propósito de Venezuela. Qué tal las andanzas  narcotraficantes del descabellado Diosdado y del hijo del difunto Comandante en Jefe. ¿Le permitirá  el cobardón de Obama a los Castro continuar el contubernio con Maduro y sus pajaritos?

Y le ganó David Zuluaga el primer raund al prepotente paranoico de la Fiscalía. ¿Le servirá el pasaje bíblico cuando el  inofensivo David derribó con certero  hondazo en la testa al acorazado gigantón Goliat?

La aguerrida senadora  Paloma Valencia, además perfecta heredera de la lírica de los Valencias y Lasernas, se ha robado la admiración de los huilenses. Regresó  a la tierruca opita y  volvió a convencer. Pronto serán invitadas otras congresistas del Centro Democrático, siguiendo el ejemplo del expresidente Uribe, de darle prelación a la mujer. ¡Arriba las faldas!    

Comentarios

comentarios