Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Eduard Edilberto Zuleta Gutiérrez y Carlos Andrés Ríos Ávila, dos uniformados de la Policía Metropolitana de Neiva resultaron gravemente heridos luego de un hostigamiento por parte de sujetos desconocidos, que al parecer serían guerrilleros de las Farc, quienes lanzaron una granada de fragmentación contra un puesto de control ubicado en Vegalarga, zona rural de Neiva. 

Momentos de pánico y angustia se vivieron en un puesto de control de la Policía del Escuadrón Móvil de Carabineros en zona rural de Neiva, cuando varios agentes fueron atacados con una granada de fragmentación lanzada por sujetos desconocidos, que al parecer serían guerrilleros de las Farc que operan en el corregimiento de Vegalarga.

En el ataque, los agentes Eduard Edilberto Zuleta Gutiérrez y Carlos Andrés Ríos Ávila, terminaron con lesiones serias cuando explotó de repente la granada que fue lanzada a las 11:30 de la noche de ayer viernes, en un puesto de control de la Policía Metropolitana, ubicado a cinco kilómetros aproximadamente del centro poblado de Vegalarga que conduce a la vereda ‘El Cedral’, cerca de la finca del compositor Jorge Villamil y en límites con el municipio de Tello, norte del Huila.

Los uniformados permanecían haciendo guardia en la zona, pero por poco pierden la vida luego de la explosión que los dejó aturdidos, desubicados y sin saber quién los estaba atacando, minutos después lograron reaccionar, repeler el ataque y divisando hacia todos los lados, se percataron que dos de sus compañeros se encontraban con heridas de gravedad.

De inmediato algunos uniformados del Ejército adscritos al Batallón Tenerife de la Novena Brigada y oficiales de la Policía del puesto de control ubicado a un kilómetro y medio del sector, llegaron a auxiliar a Zuleta Gutiérrez y a Ríos Ávila, que al ser impactados por las esquirlas del artefacto explosivo, fueron remitidos de urgencia hasta el Hospital Universitario de Neiva, donde según el parte médico, uno de ellos presentó una herida en su brazo y el otro en una de sus piernas.

Tras la delicada situación, varios integrantes de la Sijín de la Policía arribaron hasta la zona, donde desde tempranas horas de la mañana se emprendió un operativo, se investiga y se realizan interrogatorios a cada uno de los habitantes aledaños al sector para tratar de establecer y dar con el paradero de los verdaderos responsables del dramático hecho que dejó a dos uniformados de la Metropolitana de Neiva gravemente heridos.

“Ya toda la zona está tranquila, se están investigando a las personas, hay presencia del Ejército, de un grupo especial de la Policía que está reforzando la vigilancia, y un grupo de la Sijín ya se encuentra adelantando la investigación para recoger toda la información, las pruebas, recepcionar testimonios y ahí si saber quiénes son los causantes del hecho”, le dijo a LANACIÓN.com.co José Ferney Ducuara, Secretario de Gobierno de Neiva.

La policía Metropolitana de Neiva emitió el siguiente comunicado:
 
En hechos que son materia de investigación por parte de este comando resultaron lesionados dos uniformados pertenecientes al Escuadrón Móvil de Carabineros.

Los hechos tuvieron lugar aproximadamente a las 11:15 de la noche de ayer a la salida de la vereda ‘El Cedral’ en donde se encontraba ubicado un servicio de seguridad y control por parte de la Policía Nacional.

Los uniformados lesionados presentan lesiones extremidades superiores e inferiores. De manera afortunada las lesiones no afectaron ningún órgano vital por lo que se encuentra bajo observación médica, condiciones estables, a la espera de valoración por parte de especialistas.
 

Comentarios