Una gran noticia: El desempleo en la capital huilense comienza a ceder favorablemente. Después de estar por encima del promedio nacional, en el último trimestre se ubicó en 10,9%, un punto menos al promedio nacional, según lo reportó ayer el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). La cifra aunque sigue siendo alta, refleja una reducción sustancial. La capital opita, registraba unos niveles de desocupación superiores al promedio del país.

A pesar de tener una de las más altas tasas de participación del país, Neiva comenzó a ganar escalones en trabajo formal. Ese es un positivo indicador para una región con altas tasas de pobreza y marginalidad.

La tasa de desempleo en las 13 áreas metropolitanas se ubicó en 11,8 % durante el mes de enero y para el trimestre noviembre 2014- enero 2015 fue 9,9 %, presentando por primera vez en los últimos 15 años una tasa de un digito.

Según el Dane, en 16 de las 23 ciudades la tasa de desempleo se redujo y en siete de ellas fue de un solo dígito.

La capital caqueteña se ubicó entre las tres ciudades con el mayor nivel de desempleo (13,6%) durante el trimestre móvil  conjuntamente con Cúcuta (14,5 %) y Armenia (14,4 %).

El sector inmobiliario con una variación de 11,2 %, la construcción con 9,1 %, y el transporte con 7,3 %, fueron las ramas de la economía que más jalonaron el empleo nacional. Esas variaciones se reflejan igualmente en la economía regional, donde se registra un auge de la construcción, uno de los sectores más dinámicos en la generación de empleo.

En este trimestre móvil el empleo asalariado (formal) sigue su tendencia creciente con 7,4%, mientras que el trabajo por cuenta propia aumentó 0,7 %.

El primero sigue siendo el que más aporta al crecimiento de los ocupados, nueve veces más con 2,7 puntos porcentuales, frente al 0,3 del trabajador por cuenta propia.

En el caso de Neiva, esos indicadores marcan también una tendencia positiva. No obstante, la informalidad sigue siendo uno de los problemas más sentidos, con todas sus secuelas. Es innegable que la precariedad laboral sigue siendo una preocupación. La proliferación de las ventas ambulantes y el mototaxismo son reflejo de ese otro cuadro social.

Pero reiteramos, subir puntos en trabajo formal, es un excelente indicador y refleja el buen momento que experimenta la capital huilense, como tierra de oportunidades para nuevos inversionistas.

“A pesar de tener una de las más altas tasas de participación del país, Neiva comenzó a ganar escalones en trabajo formal”.

 
EDITORIALITO

Las medidas para enfrentar el mototaxismo entran a partir de hoy en plena vigencia. Y no solo como restricción. También con opciones, como los proyectos de emprendimiento al que se comenzaron a vincular algunos mototaxistas.
 

Comentarios