La comunidad samaria se solidarizó con Jefferson Pérez.
Los habitantes del municipio de Santa María expresaron su voz de rechazo a las empresas contratistas del Estado que no cumplen con la seguridad social de sus empleados.

El hecho se dio luego de la situación que ha tenido que enfrentar, Jefferson Pérez Castañeda. La manifestación se cumplió ayer en horas de la mañana.

El caso de Jefferson prendió las alarmas de quienes no cuentan con seguridad social. El joven, en días pasados, se encontraba trabajando en labores de topografía, muy cerca de una red eléctrica en Santa María para el consorcio Ingeniería – Fundispros, cuando accidentalmente recibió una fuerte descarga eléctrica.


La marcha recorrió las calles de la localidad.

De inmediato fue trasladado a la ciudad de Neiva donde se encontró con innumerables problemas de atención. Su familia luchó desde lo ocurrido para que el joven fuera trasladado a la ciudad de Bogotá. La solicitud la hicieron luego que en el Hospital ‘Hernando Moncaleano Perdomo’ de Neiva, los médicos dictaminaron que su mano derecha debía ser amputada.

Inconforme, el padre de Jefferson insistió en el traslado pero finalmente no fue posible, y la mano del joven terminó amputada.

Ayer en un acto de solidaridad con Jefferson y su familia, los habitantes de Santa María marcharon y llamaron la atención de las empresas contratistas. Fue una nutrida marcha por las calles de la localidad que contó con la participación de estudiantes, trabajadores y comunidad en general.


El caso de Jefferson alerto la comunidad.

Comentarios