En diálogo con LANACIÓN.com.co el Representante a la Cámara Rodrigo Lara Restrepo, hijo del huilense Rodrigo Lara Bonilla, exministro de Justicia, aseguró que el país está en un dilema moral muy delicado con el tema de las fumigaciones con glifosato, porque por un lado está la salud de los colombianos y por el otro lado la lucha contra el narcotráfico, que tanto daño le ha hecho a la historia nacional.

“Es un tema muy delicado, porque estamos ante un dilema moral muy complejo por un lado si eso es nocivo para la salud de los colombianos pues no se puede usar indiscriminadamente en el territorio nacional pero también hay que contar alternativas porque no podemos permitir que esa prohibió lleve a la inacción y lleve a que se llene el país otra vez de cultivos ilícitos, que es el combustible de los delincuentes, que es el combustible de la violencia en el país”, afirmó Lara Restrepo.  
 
En las últimas horas el Presidente Juan Manuel Santos afirmó que suspendería las fumigaciones con glifosato atendiendo el llamado de la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Salud, quienes afirman que este herbicida casusa cáncer en las personas.

“Es como antes el asbesto o las críticas a ciertos tipos de asbestos, en los años 70 algunos asbestos no se entendían nocivos para salud hoy si, entonces yo creo que eso se responde al conocimiento de la evidencia”, explicó el político.

Lara Restrepo fue enfático en afirmar que por ningún motivo se pude dejar de fumigar ni combatir los cultivos ilícitos, porque sería un retroceso en la lucha contra el narcotráfico en el país.

“Por ningún motivo se puede dejar de fumigar, la pregunta es que alternativa existe a este famoso herbicida. En todo caso la prohibición de usar este producto no puede significar la inacción del estado para seguir fumigando cultivos ilícitos”, dijo el Representante a la Cámara.  

Y puntualizó diciendo, “reitero es un dilema, hay dos bienes muy importantes y ninguno está por encima del otro, por un lado está la imposibilidad de usar un producto que afecta la salud, y por otro lado está la absoluta necesidad para el estado colombiano de impedir que los grupos al margen de la ley llenen a nuestro territorio de cultivos ilícitos”.

Comentarios