“Cuando uno tiene el micrófono y la cámara le interesa a mucha gente y cuando no, ya no eres tan interesante para esas personas que solo te miraban por tu trabajo o por un interés en sus productos o eventos”. Afirmó Misael Suárez a LA NACIÓN, el recordado ‘Paparazzito’ del desaparecido programa ‘El Lavadero’ del Canal RCN.
 
Hace casi 10 meses está ausente de la pantalla chica y hoy en día, tristemente, se encontró con esta cruda realidad que sumada a otras difíciles situaciones de su vida personal, lo han llevado a momentos de gran reflexión. Un hombre fuerte y grande de espíritu y corazón.
 
¿Qué es de la vida de Misael Suárez? ¿En qué proyectos está actualmente?
  
Saludo cordial a los amigos del Huila, un abrazo. Estamos trabajando con los eventos, shows artísticos y humorísticos que realizo, tengo un show unipersonal y bueno haciendo eventos empresariales y también me presento en diferentes teatros. En los últimos meses que no he estado en televisión, me he dedicado a la reflexión con el objetivo de encontrarme conmigo mismo y darle significado a la vida en general.
 
¿Por qué nace el gusto e interés por este aspecto?
 
Por algunas situaciones y  circunstancias que uno tiene que vivir en la vida  y que poco a poco van dejando un mensaje. Puedo decir que primero fue por el accidente que sufrí hace cuatro años y en el cual me quemé, eso me llevó a pensar y valorar aún más la vida, a mirar lo importante que es el ser humano, comencé entonces a investigar sobre estos temas.

¿Puntualmente cuáles?
 
 Averigué cómo funciona el mundo, quién es uno y cuál es la misión del ser humano. He sido un autodidacta, he leído varios libros de personajes del mundo católico y cristiano con el único objetivo de buscar una verdad verdadera y comprender más la vida.
 
¿Cuál y cuándo fue el accidente que sufrió?

Me quemé el 28 de junio de 2010, justo cuando tenía un viaje programado a Neiva, a las fiestas de San Pedro con ‘El Lavadero’ de RCN. El accidente fue en mi casa que en esos días apenas me la habían entregado, y al revisar el horno de gas salió candela, me quemé el 30 por ciento de mi cuerpo y a mi esposa las extremidades inferiores. Inicialmente no parecía ser tan grave, pero después se fue complicando el tema. Estuve en el hospital Simón Bolívar en cuidados intensivos durante 16 días y fue volver a nacer, una prueba de superación, de querer salir adelante, de amar a mi esposa, mi trabajo y de amar la vida. Ese accidente me puso a un paso del abismo, en la boca del túnel y por eso empecé a reflexionar sobre muchas cosas que a veces en el mismo corre corre diario se olvidan.
 
¿Cómo quedaron las relaciones con RCN después de terminar su participación en ‘El Lavadero’?
 
Muy bien, las puertas están abiertas, de hecho estamos haciendo unos acercamientos para una nueva propuesta, el canal siempre me ha apoyado mucho y se lo agradezco, ya he trabajado en tres proyectos. Primero con Jota Mario en ‘Sábado espectacular’, luego en ‘La vaca que ríe’  que lo dirigió Iván Charria y finalmente  en ‘El Lavadero’ que duró nueve años, han sido 12 años en total con el canal RCN.
 
¿Qué nos puede contar de este nuevo proyecto? ¿Cuándo saldrá al aire?
 
Estamos en conversaciones, será un programa de entretenimiento, tendrá de todo un poco, farándula, música, deportes y concursos, será los fines de semana, aún no tenemos fecha de lanzamiento, espero sea pronto. 
 
¿Qué cambios hay cuando se está vigente en televisión a cuando se está alejado de la pantalla chica?
 
Cuando uno tiene el micrófono y la cámara le interesa a mucha gente y cuando no, ya no eres tan interesante para esas personas que solo te miraban por tu trabajo o por un interés en sus productos o eventos. Cuando no tienes el poder del micrófono esos que fueron tus amigos automáticamente lo dejan de ser  y es en ese momento donde vuelves a la realidad que es tu familia y los amigos de verdad. Gracias a Dios la respuesta del público es siempre positiva y es bonito compartir con la gente en diferentes ciudades y eventos.  Algunos colegas si se alejan un poco.

 ¿Pero bueno a través de esos momentos de la vida se descubre quién es quién?

Sí, afortunadamente en esas pruebas o momentos de crisis  uno logra conocerse a sí mismo y a los demás. Otra cosa es que no existe una cultura de solidaridad hacia los personajes de nuestra televisión,  vemos a grandes artistas que últimamente mueren en el anonimato  absoluto y después es que les hacen un pequeño homenaje y listo, no existe un agradecimiento sincero al artista, no se valora el talento.
 
 ¿En su caso lo ha sentido?
 
Sí, claro y es que también quienes hacemos parte del mundo del espectáculo tenemos que ser conscientes  que son cuartos de hora que debemos disfrutar y vivir al máximo.
 
¿Dónde nació y cómo fue su llegada a Bogotá?

Mi proceso ha sido muy bonito, yo soy de Úmbita, Boyacá, soy campesino.
A los 18 años trabajé en el campo, especialmente con la agricultura y la papa. Durante esos días nació el sueño de llegar a los medios, poco a poco fui trabajando y pasando por una serie de etapas, me cerraron muchas puertas en la cara, pero eso igual se tiene que vivir cuando no hay contactos para ingresar a un canal o una emisora, aunque así como se cerraron algunas puertas otras se abrieron.
 
¿Cuánto tiempo lleva en los medios?

15 años. En Boyacá estuve haciendo radio en varias emisoras, luego en Bogotá trabajé en Todelar, Cadena Súper, Santa Fé, Radio Melodía y en los últimos tres años en Olímpica Stereo. En televisión comencé en ‘Sábados Felices’ como cuenta chistes en el año 2000, allí gané varios programas y conocí a mi gran amigo Jota Mario Valencia que después me invitó a RCN para que lo acompañara en ‘Sábado Espectacular’, después estuve en otros proyectos que ya conocen también con RCN.
 
¿Hablemos de su familia, esposa e hijos?

Mi mamá aún vive, mi papá sí falleció hace más de 20 años, tengo nueve hermanos. En el aspecto personal mi esposa  también es de Boyacá, tenemos tres hijos, la mayor tiene 16 años, la niña 12 y el niño pequeño nueve. Ellos han sido mi mejor compañía en mi camino profesional.
 
¿Hace cuánto no viene al Huila?
 
El Huila es una tierra muy sabrosa, estuve en el San Pedro del año 2012 y compartí con mucha gente, tengo gratos recuerdos, fui al desfile de las reinas nacionales donde me alzaron, la gente me cargó (risas) hubo mucha alegría, cariño y fiesta. 

Comentarios

comentarios