Foto: Julio Aya // Ole Mi Diario.

Foto: Julio Aya // Ole Mi Diario.

Luego de permanecer casi 1 año recluido en la cárcel de Rivera procesado por pertenecer a una banda delincuencial que extorsionaba en el asentamiento Mira Flores de Neiva, un juez le otorgó la libertad a Jesús Alberto Muñoz Montalvo, al no encontrarlo culpable de los delitos que le atribuía la Fiscalía.

Con una gran sonrisa dibujada en su rostro, recibió el día de ayer Jesús Alberto Muñoz Montalvo la decisión del Juez 3 Penal del Circuito Especializado de Neiva, de absolverlo de los delitos de concierto para delinquir con fines de extorsión, extorsión agravada, desplazamiento forzado y hurto calificado, por los que era procesado judicialmente, luego de ser acusado por la Fiscalía.

El juez solo lo encontró responsable del delito de daño en bien ajeno, también imputado por la Fiscalía, sin embargo por tratarse de una pena de entre 1 a 2 años y teniendo en cuenta el tiempo que ya llevaba recluido en la cárcel, decidió imponerle una multa de 10 salarios mínimos legales vigentes y emitir sentido de fallo absolutorio, por lo que le concedió inmediatamente la libertad.

Muñoz Montalvo, de 23 años de edad, enfrentó el proceso judicial luego de ser señalado de integrar un grupo delincuencial llamado “los del hueco” conformado por unas 15 personas, que  liderada presuntamente por Sandra Edith Caballero, también procesada actualmente, exigía dinero a los residentes y visitantes del asentamiento Miraflores ubicado en la comuna 10 en el oriente de la ciudad, para permitirles transitar por la única calle de acceso al sector, a cambio de no atentar contra sus bienes o su integridad física.

Tal como lo denunciaron varios de sus residentes, entre ellos una madre de un Hogar de Bienestar, la situación se volvió insostenible en el asentamiento, que se vieron obligados a abandonar sus lugares de residencia, ya que también eran víctimas de robos por parte de esa organización criminal cuyos integrantes eran jóvenes que también residían en ese sector.

No siendo suficiente, una vez dejaron sus viviendas abandonadas éstas fueron desvalijadas por la misma banda delictiva. La Policía y la Fiscalía iniciaron entonces las investigaciones correspondientes con el fin de desarticular y capturar a cada uno de los integrantes de este grupo.

Fue así como el 22 de septiembre de 2014 se efectuó mediante orden judicial la captura de Jesús Alberto Muñoz Montalvo, y el juez 3 Penal Municipal con Funciones de Garantías le impuso medida de aseguramiento en establecimiento carcelario.

Testigos clave

A mediados de junio del presento año inició el juicio oral dentro del proceso judicial que debió enfrentar Jesús Alberto, al no aceptar los cargos que le imputó la Fiscalía. En el juicio rindieron testimonio 8 testigos de la Fiscalía, entre ellos algunos de los afectados por la banda delincuencial.

La madre del Hogar de Bienestar, declaró que Muñoz Montalvo fue uno de los que le lanzó piedras al techo de su casa y una noche le quemó el patio trasero de la misma, como presión para sacarla del sector, porque no pagaba lo que llamaban “la liga”. Sin embargo manifestó también que él nunca le pidió plata.

De igual manera los otros 7 testigos de la defensa, testificaron que no les constaba que el joven extorsionara, como sí lo hacía su hermano Ricardo Alfonso Muñoz, alias Dumbo, quien se encuentra procesado y privado de la libertad por el mismo caso.

Algunos de los testigos, incluso de la Fiscalía, manifestaron que distinguían a Jesús Alberto como un joven trabajador que todos los días salía muy temprano a realizar labores como palero en las volquetas, cotero, celador, obrero de construcción, para el sustento de sus dos pequeños hijos, pero que luego se metió a consumir marihuana y en algunas ocasiones hacia parte de la aglomeración al lado de la calle para presionar el pago de la llamada “liga”, ya que se conocía desde muchos años con los jóvenes pues habían crecido juntos en ese sector, pero nunca exigió dinero a nadie.

Finalmente el juez del caso no le encontró a Jesús Alberto responsabilidad penal en los delitos que se le imputaron, ya que la Fiscalía no logró constatarla, solo le reconoció el delito de daño en bien ajeno por lo ocurrido con la madre del Hogar de Bienestar.

Hoy Jesús Alberto Muñoz Montalvo volverá a ser libre, mientras que su hermano alias Dumbo y otros jóvenes procesados por este caso en el asentamiento Miraflores, continuarán en la cárcel hasta que se demuestre su inocencia.

Comentarios