Foto: Julio Aya.

Foto: Julio Aya.

Al hospital Universitario de Neiva fue remitido un menor de edad, luego de protagonizar un incidente cuando se encontraba al interior de su vivienda y de manera ingenua, optó por introducir una de sus manos en un molino eléctrico que se encontraba encendido y es utilizado para la preparación de alimentos.

 
Al parecer el pequeño de 12 años de edad, se encontraba jugando cerca al aparato, por lo que en medio de la curiosidad, quiso introducir su extremidad, pero al hacerlo, no se percató que éste estaba encendido, y terminó lastimándose su mano.

Todo ocurrió cuando el menor jugaba inocentemente al interior de su casa, y aprovechando que sus padres se encontraban en otro lugar de la vivienda, optó por jugar con el molino eléctrico que por poco le hace perder algunos de sus dedos.

Según las primeras versiones, los gritos del pequeño alertaron a sus padres, quienes al percatarse de lo sucedido, procedieron a vendarle las extremidades de una de sus manos afectadas y trasladar a su hijo al Hospital Hernando Moncaleano de Neiva, donde de inmediato fue atendido por especialistas de la salud.

Por ahora los galenos se encuentran realizando los trabajos oportunos para evitar que el niño pierda sus dedos, los cuales cuatro resultaron con graves afectaciones, producto del molino que es utilizado por su madre, quien lo emplea para preparar alimentos y venderlos.

Comentarios