Fotos: Huber Llanos.

Fotos: Huber Llanos.

Dolor e impotencia invade los corazones de la familia Martínez Devia, quienes en medio de la tristeza afrontan la pronta partida Kaleth David, el pequeño de siete años de edad que perdió la batalla contra la muerte, luego que los médicos le diagnosticaran un dengue cuando ya era demasiado tarde.

 
No logró vencer a la muerte, su corazón dejó de latir en las últimas horas pese al intento de su familia por acudir a un centro asistencial donde buscaban una adecuada atención para su ser amado, sin embargo, nada salió como lo pensaban. En el hospital de Campoalegre no le ofrecieron el debido cuidado, y como si fuera poco, solo cuatro días después de padecer fuertes dolores, le descubrieron que lo que presentaba era el virus del dengue.

Estaba avanzado, según sus familiares, la fiebre, los continuos vómitos y los desesperantes dolores en el estómago le comenzaron el pasado 25 de agosto, cuando el pequeño de siete años, se encontraba al interior de su vivienda, ubicada en el barrio Obrera de Campoalegre, la misma donde residía desde hace tres años acompañado de madre, hermanos y su padrastro, y de un momento a otro, empezó a sufrir dicha sintomatología.

Ante los quejidos del niño, sus allegados optaron por trasladarlo al Hospital del Rosario en la capital arrocera del Huila, pero la respuesta por parte del personal de este centro asistencial no fue según la familia de Kaleth, la más adecuada, al parecer ellos habrían sido los causantes de su pronto deceso. El carné del servicio de salud que tenían, era de Fusagasugá (Cundinamarca), municipio donde anteriormente vivía con el papá, por lo que los funcionarios de esta institución, le negaron la correcta atención.

“Para que lo atendieran, lo ingresaron con el carné de mi hijo, pero le dijeron que compráramos de nuestros bolsillos acetaminofén y otro medicamento para inyectárselo…no le sacaron exámenes y luego de algunas horas lo devolvieron a la casa”, manifestó Jhon Fredy Salazar, padrastro del menor, afirmando que a pesar del suministro de los medicamentos comprados, el estado de salud del pequeño fue empeorando rápidamente.

Su cuerpo lo rechazaba, según lo expresó Salazar, toda la droga recibida por Kaleth, éste la trasbocaba, situación que llevó a que nuevamente lo trasladaran al centro hospitalario, donde les manifestaron que el menor únicamente sería atendido una vez solucionaran los inconvenientes con el carné de salud como lo relataron los familiares del niño.

El dengue empeoró y las esperanzas murieron

Los días pasaron y los males del pequeño Martínez Devia continuaban cada vez peores. Se encontraba pálido y se le dificultaba abrir por completo sus ojos, por lo que angustiados, lo llevaron de nuevo al Hospital del Rosario, donde luego de múltiples reclamos por los padres del niño, los galenos del centro médico optaron por realizarle los respectivos exámenes que finalmente establecieron las causas de los síntomas de su hijo, un grave dengue los estaba atacando.

Al percatarse del virus, de inmediato los médicos lo remitieron al Hospital Universitario de Neiva, donde fue ingresado por urgencias en la noche del pasado sábado 29 de agosto, sin embargo, las respuestas no fueron muy positivas, el dengue le había avanzado en mayor proporción al menor y eran pocas las probabilidades de recuperarse.

Pese a dichas palabras de los profesionales de la salud en el Hernando Moncaleano de la capital opita, los allegados de Kaleth David no perdieron las esperanzas, los ruegos a Dios porque su pequeño se recuperara fueron constantes, pero éstas terminaron por desmoronarse cuando en la mañana de ayer domingo (30 de agosto), les dieron la amarga noticia de que el menor había fallecido.

Los pasillos de la sala de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro hospitalario, se llenaron de nostalgia e impotencia, Kaleth David Martínez Devia había partido de la tierra, y con él, sus sueños.

Ante la profunda tristeza que en este momento enluta a la familia residente en el municipio de Campoalegre, ya se adelantan las diligencias para reclamar el cuerpo y posteriormente trasladarlo a la capital arrocera, donde sus conocidos y compañeros de la escuela Alfonso López de la municipalidad donde cursaba primaria, le darán el último adiós.

Los familiares de Kaleth David estarían en los próximos días, interponiendo las respectivas denuncias contra el hospital general de Campoalegre, frente al caso de su ser amado.

Comentarios

comentarios